jueves, 28 de junio de 2007

Mi Vida se inició con una sombra negra ...

Mi vida se inició con una sombra negra
y la infancia me dolió desde el principio,
creciendo sola y asustada
a la orilla de una playa azul y pedregosa.

En sus aguas transparentes descubrí
guijarros de colores que fueron mi tesoro
junto a diminutas caracolas.

Instantes de llanto y soledades
apuntados de niña en los cuadernos
me hicieron ausente y reservada
poco comprendida y solitaria.

Escrito por Musaraña
Benacazón 15.05.1993

Rafaguea rayos la tormenta

Rafaguea rayos la tormenta y el aire se carga
luce intenso el relámpago anegando de verde las cortinas blancas.
Chorrea acuosa la aurora sobre pinos, fresnos y alcornoques
en la pradera que rodea la casa,
los ciervos tiemblan sus flancos a un sol que apenas amanece.

Las ciervas se aquietan rígidas, la mirada fija, las orejas listas.
En la algaida se abren lirios amarillos sobre el fango
un celaje finísimo de luces envuelve el cielo azul
que blanquea el paisaje a través del alcornoque.

El águila calzada planea circular en la Rocina
aprovechando las térmicas aéreas
mientras chilla en lo alto un ratonero
defendiendo pareja y territorio.

En desmochados eucaliptos tienen su nido las cigüeñas
el silencio juega con los gritos de las aves
cuando ya la tormenta dejó un hueco en el cielo
despejando de gris el horizonte.
Rezuma agua la hojarasca del vapor de la noche
y las gotas caen dispersas con sonido apagado.

Escrito por Musaraña
La Rocina – Doñana 25.02.1993

Yo estoy sola otra vez ...

Es necesario que lo entienda:
Yo estoy sola otra vez.
Pero no escribo estos poemas para neutralizar mi destino
pertenecen a un mundo platónico
que posee sus propias formas y colores,
tan exultantes como el vuelo de las aves marinas.

Detente, para un momento y medita sobre ello.
Sin dejar que tus pensamientos sean irracionales:
yo me ofrezco a este paisaje de forma tan directa
que perforo en mi cerebro un pozo de emociones
para encontrarte otra vez en el pasado.

Es necesario que lo entienda, Yo estoy sola otra vez.
Un gran número de museos y atardeceres
pasan y vuelven a pasar por mi memoria
iluminando un corazón aniquilado, lunático, sombrío.

De mis arterias brota un polen espeso,
de mis venas un piélago mucilaginoso,
de mis ojos un llanto histérico.
Compréndelo, no es difícil.
El dietario reposa lleno en la mesilla
agotado de noches y deseos
cerrado y obligado a callar lo allí escrito
para espiar de ese modo su pecado intimista.
Hablo en serio, es necesario que lo entienda:
Yo estoy sola otra vez.

Escrito por Musaraña
Benacazón 24.01.1993

Dieta Hipocalórica de 1.000 a 1.600 Calorías

Dieta Vegetariana

Dieta Perfecta para estar BIEN alimentado

miércoles, 27 de junio de 2007

Nueronas ...

Cada día mueren en nuestro cerebro más de 100.000 neuronas, que jamás se reponen.
En una borrachera de alcohol se llegan a perder varios millones.

Mujer estéril o no ...


En la Grecia clásica, para saber si una mujer era estéril o no, se colocaba un ajo en la vagina; y si al día siguiente le olía la boca a ajo, la mujer se consideraba fértil. De lo contrario, se creía que sus conductos vitales estaban cerrados.

Por eso ...

Porque de noche me hablo de tú con los relojes, porque mi casa queda al final del ride y siempre es principio. Porque la mejor cena son unos ojos desflemados con alcohol cruzando el Callejón del Cigarro Encendido. Porque las calles se miden en pie-humano para olvidarnos de las K muertas que preceden la sugestiva m. Porque el mijitorio queda al otro lado del túnel en colindancia con el paraíso, el monógamo lugar a donde el Rey va solo. Porque adoro mi voz quemada, la cerveza sin quemar, al poeta que quema duro y la ceniza que me tuesta despacito las poesías cuando ya todos se han dormido, o cuando nadie ha regresado de tal viaje aún. Porque el suelo está muy lejos cuando te acuestas en él para ver las estrellas, que a veces, son las damas más cercanas en muchos pies a la redonda. Porque regreso a ser músico, porque regreso a estar loco, porque regreso a ser cazador. Por eso vengo a Guanajuato, que no es capital del Estado, como sí capital de mi espíritu vago. Vago. Vago en ser y verbo en presente. Vago.
Posted in Poeticalóidica, Cronocrónica

Obtuso

Acudió trémulo al ansiado encuentro de los labios.
Imaginó inflamarse en la pasión, esperó acrisolar hasta la última partícula de ambas conciencias, anheló sumergirse en una vorágine de deseo.
Se sorprendió inmerso en una ternura infinita, fluyó en un océano de celestial armonía.
Creyó que cual Zeus, su relámpago despertaría a la piel, mas sólo desvaneció el arrobo angelical.
Se requiere ser omnisciente para comprender o al menos inteligente para entender.
Sólo soy un simple mortal.

posted by preFilósofo

Mariza: fado y faro

En julio de 1984 Portugal me atrapó para siempre. Me sedujeron las esquinas de Lisboa con vendedores de sardi-nas asadas en braseros, sus playas de norte a sur infinitas y solitarias, la bondad de su gente y la nitidez de sus luces atlánticas. Fue en el verano de 2003, durante una cena en un restaurante de Peniche, cuando el aire se con-virtió en encantamiento con sonido de fado. Preguntamos, y la dueña nos regaló una hermosa conversación sobre la música de su tierra. Unos días después los auriculares me proporcionaban poesía cantada en las playas cercanas a Aveiro, mientras veía a los niños jugar con las olas o a los pescadores arrastrar las redes repletas hasta la arena al atardecer.
Nació en Mozambique en 1973 y se crió en el barrio lisboeta de la Mouraira, cuna del fado. Comenzó a cantar gospel, rhythm & blues y música brasileira, pero acabó desembocando en la música de su infancia, como si fuera una gaviota que siempre regresa al lugar donde nació, por muchas millas que vuele.
A pesar de que mis músicas habituales son otras, desde su primer disco Fado en mim, sigo la melancolía de Mariza como una estrella más de ese firmamento donde vamos dejando nuestras señas de identidad. En el fado me parece reconocer una suerte de parentesco con músicas populares de culturas hermanas: la música mediterránea, el tango o la música brasileira.
Hace dos años tuve la oportunidad de acudir a un concierto que ofreció en Asturias, y no podré borrar de mi memoria, ni la magia de su voz, ni el recuerdo de unas palabras que se le escaparon del alma con unas lágrimas, entre canción y canción: “Cuánto os quiero… os echaba tanto de menos…”
Nunca hablé con ella y, es posible que no lo haga jamás pero, con la forma de decir aquellas palabras, desveló que la misteriosa proximidad que se crea por los vínculos de la música es una religión en la que se cree a ambos lados del escenario.

posted by zooey

Mercado de Cadáveres

En la Inglaterra de la primera mitad del siglo XIX, las escuelas de medicina requerían tantoscadáveres para las prácticas de sus estudiantes, que se organizó un verdadero mercado negro.Los avispados John William Burke y William Hare, al no poder encontrar cuerpos, los fabricaban.
Cuando fueron detenidos en 1930, se les atribuyeron entre 15 y 30 asesinatos. Fueron ahorcadosjunto con el doctor Knox, profesor de anatomía de la Universidad de Edimburgo, su principalcliente.

Las muertes más estúpidas

Attila, rey de los Hunos
Uno de los más malvados villanos de la historia, la armada de Atila había conquistado toda Asia en el 450 D.C (desde Mongolia hasta Rusia) destruyendo y robando todo lo que encontraban a su paso.
Cómo murió: De una hemorragia nasal en su noche de bodas. En el 453 D.C, Atila se casó con una joven llamada Ildico. A pesar de su reputación en el campo de batalla, solía comer y beber poco en los grandes banquetes. En su noche de bodas, hizo una excepción comiendo mucho y emborrachándose. En un momento de la noche, su nariz empezó a sangrar pero estaba demasiado borracho para darse cuenta. Se ahogó en su propia sangre y fue encontrado muerto la mañana siguiente.

Tycho Brahe
Un importante astronomo danés del siglo XVI. Su trabajo permitió a Isaac Newton llegar a la teoría de la gravedad.
Cómo murió: No llegó al baño a tiempo. En el siglo XVI, levantarse de la mesa antes de acabar de comer era considerado un insulto. Brahe, conocido por sus excesos con la bebida, tenía problemas de vejiga y en cierta ocasión se olvidó de pasar por el baño antes de sentarse en un banquete. Además, empeoró las cosas bebiendo demasiado, y fue demasiado educado para disculparse. Su vejiga finalmente explotó, matandolo lenta y dolorosamente durante 11 días.

Horace Wells
Pionero en el uso de la anestesia en el siglo XIX.
Cómo murió: Usó anestesia para suicidarse. Mientras experimentaba con varios gases para conseguir anestesia, Wells se convirtió en un adicto al cloroformo y en 1848 fue arrestado por rociar dos prostitutas con acido sulfúrico. En una carta que escribió en prisión, culpó al cloroformo de sus problemas. Cuatro días después fue encontrado muerto en su celda. Se había anestesiado a él mismo con cloroformo y se había abierto el muslo con una cuchilla de afeitar.

Francis Bacon
Una de las personas más influentes del siglo XVI. Político, filósofo, escritor y científico, incluso se rumoreó que había escrito algunas de las obras de Shakespeare.
Cómo murió: Rellenando un pollo de nieve. Una tarde de 1625, Bacon estaba mirando una tormenta de nieve y pensó que la nieve podría conservar la carne como lo hacia la sal. Decidido a probarlo, compró un pollo en una aldea cercana, lo mató, y se quedó fuera de casa para ver como el pollo cubierto de nieve se congelaba. El pollo nunca se congeló pero Francis Bacon pilló una pulmonía que lo llevaría a la muerte.

Jerome Irving Rodale
Fundador del movimiento de alimentos orgánicos y creador de varias revistas del tema.
Cómo murió: En el show de Dick Cavett, mientras discutía los beneficios de los alimentos orgánicos. Rodale, que se jactó de que iba a “vivir hasta los 100 a menos que un loco lo asesinase,” tenía solamente 72 años cuando apareció en el show de Dick Cavett en enero de 1971. Durante la entrevista, cayó muerto de su silla. Causa de la muerte: ataque del corazón. El programa nunca se emitió.
Esquilo
Escritor griego del 500 A.C. Muchos historiadores lo consideran el padre de las tragedias griegas.
Cómo murió: Un aguila dejó caer una tortuga en su cabeza. Según la leyenda, las aguilas cogían las tortugas y las abrían tirandolas contra las rocas. Una aguila confundió la cabeza de Esquilo con una piedra (era calvo) y le lanzó una tortuga.

Jim Fixx
Autor del best-seller “Complete Book of Running” que inició la locura por el “footing” en los años 70.
Cómo murió: Un ataque del corazón mietras corría. Fixx visitaba Greensboro, Vermont cuando salió fuera de su casa y empezó a hacer “footing”. Había recorrido muy poca distancia cuando tuvo un ataque. Su autopsia reveló que una de sus arterias coronarias estaba el 99% obstruída, otra el 80% y una tercera el 70% bloqueada, y que Fixx había tenido otros tres ataques en las semanas anteriores de su muerte.

Jean-Baptiste Lully
Compositor francés de origen italiano, Lully dominó toda la vida musical en Francia en la época del Rey Sol.
Cómo murió: Murió por una gangrena en París, en 1687, a consecuencia de una herida que se hizo en el pie con su bastón de director de orquesta, una pesada barra de hierro que servía para llevar el compás golpeando el suelo con ella. La fama de Lully se debe principalmente a su contribución a la música religiosa y escénica.
Julien Offray de la Mettrie
Físico y filósofo francés, uno de los primeros materialistas de la ilustración.
Cómo murió: Casanova relata en sus memorias que el médico filósofo muere de indigestión al comerse entero, a continuación de una copiosa cena, un paté de faisán con trufas, comida preparada por el cocinero del Rey en base a una cubierta de masa hojaldrada rellena de la carne picada del ave con un núcleo de trufas negras.

Joseph Fourier
Matemático y físico francés, conocido por iniciar la investigación de las series Fourier y su aplicación.
Cómo murió: Sus desarrollos de funciones como series (llamadas de Fourier en su nombre) vienen de su principal obra, “teoría analítica del calor”. Y fue precisamente el calor lo que lo mató. Según contaba un profesor de matemáticas bastante solvente era muy friolero y murió axfisiado por una mala combustión de su calefacción en París por ponerla demasiado fuerte.

Harry Houdini
Mago e ilusionista de origen húngaro.
Cómo murió: Retó a un universitario jugador de rudby a que le diera puñetazos en el abdomen en una noche de pubs y cervezas, argumentando que sabía controlar su cuerpo y que no sentiría dolor. Pero tenía principio de apendicitis y murió de una hemorragia al reventarle la apendice.

Antoni Gaudí
Máximo exponente de la arquitectura modernista catalana.
Cómo murió: Murió trágicamente, a los 74 años de edad, por las graves heridas que sufrió al ser arrollado por un tranvía cuando cruzaba la calle.
entrada original de Etynos

Las mejores y peores formas de morir

No todas las agonías son iguales. Unas pueden ser dolorosas, y otras dulces como un sopor. Si te interesa saber QUÉ SE SIENTE al morir, aquí tienes algunos ejemplos. Requiéscat in pace.

DECAPITADO ¿Guillotina o hacha? Da igual, porque si nos cortan la cabeza, nada nos librará de sufrir dos segundos de dolor extremo. La cuchilla cercena los huesos que unen la cabeza al cuerpo, y eso, según explicó el forense Harold Hillman en New Scientist: “Tiene que causar un gran dolor”. Grande, pero breve, ya que dos segundos después caeremos inconscientes por la hemorragia, aunque el cerebro conservará aún sangre y oxígeno para sobrevivir 15 segundos mas. ¿Explica eso los casos de cabezas cortadas que mueven los ojos o la boca? Según Hillman, solo son espasmos involuntarios causados por la agonizante química cerebral.

SEDIENTO Ya que el exceso de alcohol causa una ligera deshidratación, podemos imaginar que morir de sed provoca un dolor de cabeza cien veces superior al de la peor resaca que recordemos. Porque, debido a la falta de agua, el cuerpo se nutre del líquido cefalorraquídeo del cerebro, y por tanto, lo seca. Además, tras dos días sin beber, dejamos de orinar y los riñones se hinchan como un globo, lo que causa un dolor similar a una puñalada; los ojos se secan y endurecen como si fueran de cristal. La agonía dura de tres a siete días.

AHOGADO Aunque muramos en el mar, puede que nuestros pulmones sigan estando secos. ¿Por qué? Gracias a la laringe, cuyos espasmos impiden el paso del agua al aparato respiratorio. Pero ni eso nos salvará… El agua anegará el estómago, y la falta de oxígeno hará que se nos amorate el rostro y que el cerebro sufra un coma mortal en unos minutos.

QUEMADO Qué podemos hacer si el fuego nos rodea? Esperar un milagro, porque en solo unos segundos las llamas prenderán nuestros cabellos e irán consumiendo, por este orden, las manos, los hombros, el pecho y el rostro; aunque no veremos cómo nuestro cuerpo se calcina, ya que los glóbulos oculares estallarán al contacto con el fuego. Se estima que el dolor es mil veces superior al que se siente al poner la mano sobre una sartén al rojo, y dura diez minutos, los que tardan las llamas en achicharrar los nervios. Pero, probablemente, moriremos antes por las gravisimas heridas.

ASFIXIADO Un hueso de pollo atascado en las vías respiratorias, o las manos de un estrangulador alrededor de nuestro cuello, provocan la hipoxia, que es la falta del suministro necesario de oxígeno a los tejidos y al cerebro. Las células sanguíneas, desoxigenadas, pierden su color rojizo y adquieren un tono morado que se refleja en la piel. La víctima pierde la consciencia en pocos minutos, y muere de un paro cardíaco.

CONGELADO Algunas víctimas de muerte por hipotermia se desnudan antes de fallecer, aunque se ignora la causa. Lo que sí se sabe es que el peligro comienza cuando la temperatura corporal baja a 35ºC. Tras los escalofríos iniciales, las manos se entumecen, señal de que nos quedan 90 minutos de vida. Los vasos sanguíneos se hielan, lo que impide la circulación: en una hora, las extremidades estarán congeladas y el dolor será atroz. Ates de caer inconscientes por falta de riego cerebral, algunos se desnudan. ¿Por qué? Las alucinaciones pueden ser la causa.

GASEADO El monóxido de carbono provoca una muerte rápida e indolora; por eso lo llaman el asesino silencioso. En caso de intoxicación, el CO2 sustituye al oxígeno en el organismo, ya que su afinidad para mezclarse con la sangre es 250 veces superior. La víctima solo nota un dolor de cabeza seguido de náuseas. Lo más probable es que se quede dormida antes de morir, pero si intenta huir, no podrá moverse. Los músculos están agarrotados por el gas, y el desdichado solo puede reptar unos metros.

DESANGRADO Tenemos cinco litros de sangre en el cuerpo; perderla toda puede llevar desde unos minutos hasta horas, según el tipo de herida. Al sabio romano Petronio, que se suicidó cortándose las venas durante un banquete, le dio tiempo a hablar de filosofía. ¿Pero sufrió? En absoluto. Podemos perder hasta el 15% de la sangre sin sentir más que un mareo. Pero conforme aumenta la hemorragia, sufriremos una grave hipotermia, hasta que, tras perder 2,5 litros de sangre, entremos en coma.

[Fuente: Revista Quo]

HAILE GEBRSELASSIE: “NEFTENGA” (JEFE)

Nació el 18 de abril de 1973, en la provincia de Arsi, Etiopía Central. Tierra cuna de grandes deportistas keniatas, todos ellos corredores de grandes distancias. El pequeño Haile no entrenaba, ni estaba en un equipo, pero desde los 8 años tenia que ir a una escuela que estaba a 10 kilómetros de su casa. El trayecto a dicha escuela él lo recorría corriendo, con los libros bajo el brazo izquierdo y descalzo, lo cual le dejo una característica manera de correr, en la que apenas mueve dicho brazo, y corre de puntillas, para no clavarse las piedras del camino.

En 1992 Haile empezó a destacar en los campeonatos del mundo sub’21 ganando las pruebas de 5.000 y 10.000 metros y tan solo un año mas tarde, ya en los campeonatos del mundo absolutos consigue el oro en la prueba de los 10.000 y el subcampeonato en los 5.000 metros. Este Etiope de sonrisa perpetua deslumbro a todos con su peculiar forma de correr y en tan solo tres años se convirtió en doble plusmarquista mundial en las dos distancias, y doble campeón del mundo y campeón olímpico, metiéndose en ese pequeño espacio de tiempo entre los mejores de la historia, pero esto no acabo ahí. La leyenda de Haile acababa de empezar, como batió varias veces los records, que ya poseía, además de el de los 3000 metros indor. Su reinado se extendió durante toda la década de los 90 del siglo pasado y consiguiendo otra vez el oro en los juegos olímpicos de Sydney’00 en su especialidad, los 10.000. Desde ese momento su rendimiento dentro de la pista empezó un pequeño declive, “solo” pudo acabar tercero en los mundiales del Edmonton’01 y segundo dos años después en los de Paris’03. Pero después de una lesión en el talón de Aquiles producida por su extraña forma de correr, Haile ya pensaba en su futuro, la carretera, y compitió en el campeonato del mundo de media maratón, donde gano. Compitió mas por que se lo pedían desde su país, y como maestro y capitán de los otros dos etíopes que ya destacan en la larga distancia, acabando en un muy meritorio quinto puesto. En el año 2005 consigue otro record del mundo, el de media maratón, dejándolo en 58’55 y Batiendo de paso el de los 20 kilómetros. A sus 33 años aun le queda cuerda para rato a este pequeño y delgado etiope de correr extraño.

PALMARES
Dos oros olímpicos en 10.000 metros
1 Campeonato del mundo indoor en 1.500 metros
3 Campeonatos del mundo indoor en 3.000 metros
7 medallas en campeonatos outdoor, 4oros, 2 platas y 1 bronce
1 golden league
1 campeonato del mundo de media maratón y un subcampeonato mundial de cross country
20 records del mundo (y va a por el de maratón)
HITOS PARA RECORDAR
Cualquiera de sus múltiples records, no ha tenido grandes batallas épicas, ganaba con demasiada facilidad
LINKS
Marcas y palmares completo de Haile.

CARL LEWIS: EL HIJO DEL VIENTO

Frederick Carlton Lewis es conocido mundialmente como Carl Lewis, el hijo del viento. Nacido en Alabama en 1961, hijo de padres deportistas (su padre jugo al fútbol americano en la universidad y su madre llego a ser olímpica en atletismo) empezó a correr desde muy pequeño y aunque al principio no era muy bueno al llegar a la pubertad empezó a destacar.
Ya en la universidad consiguió romper el record de América de velocidad y aunque estaba en el equipo olímpico para Moscú’80, no pudo acudir por el boicot que realizo Estados Unidos a dicha olimpiada.
Su primera participación en una olimpiada fue en su propio país, en las de Los Ángeles’84, donde consiguió un hito muy difícil de igualar: 4 oros olimpicos en 4 pruebas diferentes; 100 metros, 200 metros, 4x100 metros y salto de longitud, igual quue habia conseguido el mitico Jesse Owens en Berlin’36, pero lo que le hace más grande que Jesse es la continuidad, en las siguientes olimpiadas consiguió 3 oros y una plata y aunque uno de los oros fue discutido (la mitica carrera con Ben Jonson, en la que acabo segundo pero descalificaron a este por el uso de sustancias prohibidas, dándole el triunfo a Carl) igualo otra de las marcas miticas de las olimpiadas, ganar dos oros consecutivos en salto de longitud, marca que superaria en la siguiente olimpiada al volver a ganar en dicha prueba, ademas de en 4x100 metros, combiertendose asi en uno de los “heroes” de Barcelona’92 a aunque otro de sus grandes hitos fue la conquista del record del mundo con mas repercusión del deporte, el de conseguir ser el hombre más rápido del planeta con una marca en 100 metros de 9.86 segundos.
El ultimo de sus oros olímpicos fue otra vez en su país, en Atlanta’96 en la especialidad de salto de longitud, con 36 años y que no partía como favorito, logrando así el hito de conseguir 4 oros consecutivos en una prueba de salto, algo que nunca nadie a conseguido.

PALMARES
Olimpiadas: 10 medallas, 9 oros y 1 plata
Campeonato mundo: 10 medallas, 8 oros, 1 plata y 1 bronce
Records del mundo: 11 records, de los cuales 2 individuales (100 metros lisos)

HITOS PARA RECORDAR
4 oros en la olimpiada de Los Ángeles’84
Carrera de 100 metros de Seúl’88 contra Ben Jonson
Competición de salto de longitud en los campeonatos del mundo de 1991 en Tokio

LINKS
La pagina oficial de Carl Lewis, con traducción al español. Muy buena calidad y muy completa.
Carl Lewis en wikipedia
Video de la final de 100 metros de Seúl’88.
Video de la final de 1991 de Tokio en salto de longitud

martes, 26 de junio de 2007

Dejar de Fumar sin Engordar

Fuente: CocinaLigera

Calentamiento Global de la Tierra

Mikhail Baryshnikov (Noches de Sol)

15 Días de Agosto

Las Vitaminas

Fuente: CocinaLigera

¿Morir?


¿Morir? De diferentes formas.
¿Vivir? Subjetivo y diferente.
¿Amar? Efímero y recurrente.
¿Cambiar? Eterno e inherente.

posted by Samy

Mar ...

Vuelo alto de gaviotas blancas,
abajo un barco en el sol de la mañana,
en la distancia el canto del viento,
en donde estoy,
solo brisa mojando mi rostro.

Nubes perezosas se mueven lentamente,
mientras el mar recibe caricias del viento norte,
espuma de olas nuevas,
en busca de una playa solitaria,
olas formando caminos,
caminos en el mar de mis ojos.

Aromas de sal y algas,
colores azules marinos,
tu danza de pájaros,
tu manto de océano extendido.

Tus grandes ojos navegan,
en busca del viento,
montando ballenas azules.

Autor: Alexis Coald

Llueve ...

Orvallo de pasión delimita mi cuerpo.
Esquirlas de deseos encienden mi fuego.
Gotas exudadas por ti, fundiéndose en mí.
Labios,
dedos,
cinturas,
cuellos,
senos.Llueve...
y tú dentro de mí.

Publicado por Noa - At

Chiste

Estoy contándole un chiste que me parece buenísimo a un extranjero. Sin ser un dragoman, me las arreglo para hacerlo en inglés, pero a poco andar me percato de que el chiste es intraducible: su gracia radica en un calambur que únicamente tiene sentido en castellano. Pienso, mientras sigo con la historia, qué será mejor: si detener el relato, si contarlo hasta el final explicando en qué consiste el valor humorístico del remate en su lengua original, o si intento inventar un nuevo desenlace que sí resulte hilarante en el idioma de mi interlocutor. Descarto la primera alternativa de plano, debido a la entusiasta presentación que hice de mi cuento: no quiero defraudar al forastero. La segunda opción me parece débil, pero honesta, y mientras no se me ocurra nada -que es en el fondo la tercera opción- decido seguir con ella. Es decir que me la juego por ser tan expresivo a la hora de explicar el giro linguístico del chiste, que al menos consiga una sonrisa empática de mi exclusivo auditor. A medida que se acerca el final, noto que realmente se trata de un buen chiste, pues se estructura muy hábilmente para despertar crecientemente el interés de quien lo escucha, cosa que puedo comprobar por cómo se le marca cada vez más la sonrisa a mi amigo americano. Es así como pienso que habría sido mejor parar la narración en cuanto me di cuenta del malentendido que podría provocar; lamentablemente ya es demasiado tarde: John, que es así como se llama el receptor de mi monólogo, está en éxtasis humorístico, completamente entregado a la posibilidad de explotar en carcajadas, eso sí, una vez que yo gatille el tan publicitado remate. Un tanto angustiado por no poder cumplir con las expectativas, reviso nuevamente la posibilidad de generar un nuevo desenlace y -¡eureka!- reconozco una idea que me parece particularmente inspirada. Con toda decisión encamino mi narración por ese derrotero y así termino el chiste, pero la reacción de John no es la que esperaba: su sonrisa se desdibuja y es reemplazada por un remedo de sonrisa, un gesto educado y casi compasivo que tiene como claro objetivo no ofenderme. Inmediatamente caigo en gracia de que mi furtiva idea no era tan divertida como me pareció medio segundo atrás, pero ya es demasiado tarde. Y así terminamos, John y yo, compartiendo un silencio incómodo, y eso me parece un gran chiste, después de todo. Pero cómo explicárselo y en qué idioma, no lo sé. Viva el humor mudo.
Pablo Müller

¡ Dime !

Escríbeme una frase, una palabra. Cuéntame un cuento. Regálame una sonrisa, y dame con ella tu alegría, y dame el vuelo de los pájaros que ríen locos a tu alrededor, y el azul plata del cielo y el mar que se abren a tus pies, y el blanco de las olas que en ellos rompen, y el verde intenso, primavera recién nacida, de tus cabellos, hierba que crece entre mis dedos. Cuéntame un cuento que cierre mis ojos y me lleve de la mano al mundo de mis sueños. Dime suave esa palabra que hará que estalle el corazón, dime tu nombre, ese nombre oculto, escondido entre el tiempo y las miradas. ¡Dime!
© Tejonegro

Sobre el ser Escritor ...

Leo en un librito de V. S. Naipaul, recién Premio Nobel de Literatura (Leer y escribir, Debate, 2002):
"La literatura es la suma de sus descubrimientos. Lo derivado puede resultar impresionante e inteligente. Puede dar placer y tendrá su cielo, corto o largo, pero siempre querremos volver a los fundadores. Lo que la final importa en la literatura, lo que siempre está ahí, es lo realmente bueno.
"Los que hemos llegado después somos simples derivados. Ya no podemos ser los primeros. Podemos aportar material nuevo, lejano, pero el programa que seguimos ya está trazado. Oímos el sonido del primer disparo de rifle que hubo en el mundo cuando volvemos la mirada hacia los fundadores. Fueron los primeros, y no lo sabían cuando empezaron, pero después sí lo saben y el descubrimiento les entusiasma. Ese entusiasmo se nos transmite, y surge así una fuerza irrepetible en la escritura".
Creo que en cuestión literaria hace mucho que llegamos al agotamiento de ese "programa" que iniciaron los fundadores. Las vanguardias de principios del XX fueron un intento por romper con ese programa y al final se incorporaron a él. Ahora todos somos modernistas y todos somos surrealistas, por ejemplo.
Estamos en un momento de replantear y cuestionar el programa, las formas de hacer literatura, pues el libro (como lo conocemos), la forma lineal de la lectura y del desarrollo de tramas, está en franca salida.
Por ejemplo: está cambiando la forma de leer de las personas. Esto tiene que ver no sólo con la educación en las escuelas sino con la influencia de la televisión, el cine, la prensa y la Internet. Muy pocos jóvenes actuales aguantan dos o tres horas sentados leyendo en soledad un libro de 300 páginas. Se les hace "muy lento".
El cableado cerebral de ellos ya está conectado de otra forma, debido a los estímulos de la tele y los videos musicales. La linealidad les agobia y aburre. Están acostumbrados a la fragmentariedad y a la velocidad, pero sobre todo a la satisfacción inmediata de sus deseos, sus necesidades y su curiosidad. Lo quieren todo y lo quieren ahorita, ya, ¿para qué esperar? Y si no me lo das ahorita, right now, lo que quiero, me voy con otro que sí melo dé. Y todo es tan fácil como usar el control remoto de la tele o el mouse de la computadora.
Ahora los poetas están en las agencias de publicidad. Los cuentistas son directores de comerciales o de videos musicales. Los novelistas son guionistas o directores de cine y televisión.
posted by Guillermo Vega Zaragoza
Copyright © Nobel Web AB 2001 - Photo: Hans Mehlin

En el calmo silencio del crepúsculo

En el calmo silencio del crepúsculo
descubro tus ojos en el mar
cuando tu voz, como una fruta dulce,
resuena en el fondo de un aljibe.

Lejos, más allá del vino y la memoria,
el viento apaga la tarde
mece con dulzura una palmera
e indetenible como el humo,
se ciñe a tu recuerdo y regresa tornándolo inflexivo.

Entonces distraída, detenida un momento,
quieta para no ser sorprendida por ningún ademán,
fluyen las palabras que reposadamente pronunciadas,
son musgo y alas.
Pisadas del olvido,
agua serenada,
ruido de nubes,
conversación de aguas…
y me quedo frente al mar ensimismada.

Escrito por Musaraña
Matalascañas 24.06.1992

No quiero que amanezca ...

El azahar de los agrios estalla a borbotones,
las palabras se detienen en los labios
como la lluvia que no termina de caer.
Amanece y no quiero que amanezca.
No quiero que amanezca
aunque la noche envenene y embote mis sentidos,
no quiero que la luz me transforme en mi sombra
mientras el silencio se mueve perezoso por las camas.

El sol saldrá muy pronto como una gran cereza
sobresaltando fuentes y farolas.
Resuena el canto de la alondra imitando otras voces,
barbotea el agua de la fuente
y en los muros se descuelgan jazmines amarillos.
Las palabras ascienden en el aire aún nocturno
libres del insomnio pero cargadas de renuncias.
Las horas caen. Es el momento de pensar en ti.

Escrito por Musaraña
Benacazón 30.03.1992

Avanza en el Campo la Humedad ...

Avanza en el campo la humedad
y la hierba abre sus ojos de escarcha
cuando aún la mañana apenas amanece.
La lluvia lame cálida el rocío
penetrando en el tronco abatido por el rayo
que abre sus entrañas como un útero roto.
Este es el mundo que nosotros llenamos
de poemas, de risas, de lágrimas.
Las aves se recogen de la lluvia
con su terrón humedecido,
mientras chillan inquietas las cornejas
en las oquedades de la roca.
Cuando los trigos altos separen el hilo del camino
inclinándose ondulantes como un mar,
descubrirás que mis rodillas y muñecas están tibias,
y que el tacto de tus dedos,
que me alcanzan por fin, a través de la mesa del bar,
descubren lo que significas para mí.

Escrito por Musaraña
Benacazón 28.01.1992

Calorías que Necesitas al día ...

Fuente: CocinaLigera

¿ Cuál es tu Peso Ideal ? ...

Fuente: CocinaLigera

¿ Qué Alimentos Necesitas ? ...

Fuente: CocinaLigera

¿A Dónde Vamos... ?

La Ruta Natural ...

The Happyest Monster

Con la sombra de las manos

El Ajedrez

Sobre un terreno cuadrado
se lucha acada lado,
y comienza una batalla
pues dos reinos
quieren la medalla.

Ocho valientes soldados,
dos torreones bien altos,
dos caballeros saltando,
un par de princesas
y una bella dama,
defienden a su Rey.

Ambas dinastías
compiten por su patria
mas uno va perder
y no hay nada que hacer.

Al final de la contienda
un jugador se ha rendido
y su Rey, ya cansado,
al tablero ha caído.

Con furia y alegría
llegó la despedida
sólo queda dar la mano,
la partida ha terminado.

por Patricia Martí Puig.

lunes, 25 de junio de 2007

Cielo o infierno

Un día, mientras caminaba por la calle, un dirigente de un importante partido político es trágicamente atropellado por un camión y muere. Su alma llega al paraíso (se cree que por un error) y se encuentra en la entrada a San Pedro en persona.- Bienvenido al paraíso -le dice San Pedro- antes de que te acomodes, parece que hay un problema. Verás... Muy raramente un político ha llegado aquí y no estamos seguros de qué hacer contigo. Lo que haremos será hacerte pasar un día en el infierno y otro en el paraíso, y luego podrás elegir dónde pasar la eternidad...Y con esto San Pedro acompaña al político al ascensor y baja, baja y baja hasta el infierno. Las puertas se abren y se encuentra justo en medio de un verde campo de golf. A lo lejos se ve un club y de pié delante de él están todos sus amigos políticos que habían trabajado con él, todos vestidos con traje de noche y muy contentos. Corren a saludarlo, lo abrazan y recuerdan los buenos tiempos en los que se enriquecían a costa del pueblo... Juegan un agradable partido de golf y luego por la noche cenan juntos en el club con langosta y caviar de beluga. Comparten la noche con hermosísimas y liberales jovencitas. Se encuentran también al diablo, que de hecho es un tipo muy simpático y se divierte mucho contando chistes y bailando. Se está divirtiendo tanto que, antes de que se dé cuenta, ya es hora de irse... Todos le dan un apretón de manos y lo saludan mientras sube al ascensor.El ascensor sube, sube, sube y se reabre la puerta del paraíso donde San Pedro lo está esperando.
- Ahora es el momento de pasar al paraíso -le dice-Así que el político (sin escrupuloso, ciertamente...), pasa las veinticuatro horas sucesivas pasando de nube en nube, tocando el arpa y cantando.Antes de que se de cuenta, las veinticuatro horas ya han pasado, y San Pedro va a buscarlo.
- Ya has pasado un día en el infierno y otro en el paraíso. Ahora debes elegir tu eternidad. -le indica San Pedro.El hombre reflexiona un momento y luego responde:- Bueno el paraíso ha sido precioso, pero creo que he estado mejor en el infierno.Así que San Pedro lo acompaña hasta el ascensor y otra vez baja, baja y baja hasta el infierno.
Cuando las puertas del ascensor se abren se encuentra en medio de una tierra desierta cubierta de porquería y basura. Ve a todos sus amigos vestidos con trapos, recogiendo los desperdicios y metiéndolos en bolsas negras. El diablo lo alcanza y le pone un brazo en el cuello.
- No entiendo, -balbucea el político- ayer estuve aquí y había lindas mujeres, un campo de golf y un club, y comimos langosta y caviar, y bailamos y nos divertimos muchísimo... Y...y... Ahora todo lo que hay es un terreno desértico lleno de porquerías... Y mis amigos parecen unos miserables, agrega...
El diablo lo mira, sonríe y dice:- Ayer estábamos en campaña. Hoy ya votaste por nosotros...

posted by azzura.

Boda ...

Camino al altar sus ojos se llenaron de lágrimas, pensó que serían los nervios y con una sonrisa guardo su llanto, no podía permitir que el maquillaje se le arruinara.
Esperando en el altar, un tanto inquieto, su familia a la derecha, la de ella a la izquierda, miraba como el llanto acudía y se secaba en los ojos de la recién llegada, como una premonición vio que su vida a partir de ese entonces sería una cuneta de penas y de lamentos ahogados.
Una vez juntos frente al altar, tomados de las manos, las de él frías, secas las de ella, a sus espaldas 223 invitados, supieron que estaban cometiendo un error, el peor de todos, pero era ya demasiado tarde.

posted in Sueños y Cuentos

Yo sé que ver y oír a un triste enfada

Yo sé que ver y oír a un triste enfada
cuando se viene y va de la alegría
como un mar meridiano a una bahía,
a una región esquiva y desolada.

Lo que he sufrido y nada todo es nada
para lo que me queda todavía
que sufrir, el rigor de esta agonía
de andar de este cuchillo a aquella espada.

Me callaré, me apartaré si puedo
con mi constante pena, instante, plena,
a donde ni has de oírme ni he de verte.

Me voy, me voy, me voy, pero me quedo,
pero me voy, desierto y sin arena:
adiós, amor, adiós, hasta la muerte.

De El Rayo que no cesa (1934-1035)
(Miguel Hernández)

Umbrío por la pena, casi bruno

Umbrío por la pena, casi bruno,
porque la pena tizna cuando estalla,
donde yo no me hallo no se halla
hombre más apenado que ninguno.

Sobre la pena duermo solo y uno,
pena es mi paz y pena mi batalla,
perro que ni me deja ni se calla,
siempre a su dueño fiel, pero importuno.

Cardos y penas llevo por corona,
cardos y penas siembran sus leopardos
y no me dejan bueno hueso alguno.
No podrá con la pena mi persona
rodeada de penas y cardos:
¡cuánto penar para morirse uno!

De El Rayo que no cesa (1934-1035)
(Miguel Hernández)

Odio ...

Odio las sábanas de mi cama.
Odio la alarma de mi despertador.
Odio el atún.
Odio soñar.
Odio mi trabajo.
Odio mi horario de trabajo.
Odio mi escuela.
Odio tener que peinarme.
Odio a los encuerados que acampan en Reforma.
Odio a los taxistas.
Odio las escaleras de mi casa.
Odio el arete en mi nariz.
Odio la migraña.
Odio ser empática.
Odio caminar.
Odio el aire acondicionado.
Odio a los grupos AA.
Odio a Fey.
Odio pensar "que me voy a poner?"
Odio mi iBook.
Odio todo lo Mac.
Odio el calor.
Odio al sol.
Odio a la gente que es feliz con el sol.
Odio ser noble.
Odio la mota.
Odio superama.
Odio que el dia tenga 24 horas y no 30.
Odio al wey que se chingó mi último cigarro.
Odio mi celular.
Odio el inglés.
Odio a los gringos.
Odio a mi vecina.
Odio a Gloria Trevi.
Odio el pop.
Odio los emoticons.
Pero amo mucho mi café en la mañana y creo que eso salva el dia.
klëtövä te cuenteo

Las tardes de enero

Va cayendo la noche: La bruma
ha bajado a los montes el cielo:
Una lluvia menuda y monótona
humedece los árboles secos.
El rumor de sus gotas penetra
hasta el fondo sagrado del pecho,
donde el alma, dulcísima, esconde
su perfume de amor y recuerdos.
¡Cómo cae la bruma en en alma!
¡Qué tristeza de vagos misterios
en sus nieblas heladas esconden
esas tardes sin sol ni luceros!
En las tardes de rosas y brisas
los dolores se olvidan, riendo,
y las penas glaciales se ocultan
tras los ojos radiantes de fuego.
Cuando el frío desciende a la tierra,
inundando las frentes de invierno,
se reflejan las almas marchitas
a través de los pálidos cuerpos.
Y hay un algo de pena insondable
en los ojos sin lumbre del cielo,
y las largas miradas se pierden
en la nada sin fe de los sueños.
La nostalgia, tristísima, arroja
en las almas su amargo silencio,
Y los niños se duermen soñando
con ladrones y lobos hambrientos.
Los jardines se mueren de frío;
en sus largos caminos desiertos
no hay rosales cubiertos de rosas,
no hay sonrisas, suspiros ni besos.
¡Como cae la bruma en el alma
perfumada de amor y recuerdos!
¡Cuantas almas se van de la vida
estas tardes sin sol ni luceros!

Juan Ramón Jiménez

Clónico malvado ...

Desesperado con tu Móvil ? ...



Fuente: Cumputer HOY

Camino sin fin ...

Me miras entre letras y me fundo en ellas.
Empiezo a desear tu piel bailando sobre mi cuerpo,
a ansiar tus labios bebiendo tu mirada,
a anhelar tu desnudez que ofreces cual miel.
Te acercas.
Me acerco.
Tiembla el mundo y se para.
Tus susurros me guían en la noche,
cierro los ojos y te siento.
Caminas en mi,
me haces senda de tu ruta,
flor de tu camino,l
una de tu noche.
Empiezo...
Acabo...
pero no hay fin.
Publicado por Noa

Cierto es

Cierto es
que no hay mas besos
que los que tu me ofreces.

Y cierto es también que anhelo cosas
que solamente tu cuerpo tibio
junto al mío puede darme.

Y es quizás por eso,
por tanto anhelo y tanto ofrecimiento,
que los vientos que nos agitan
nos permiten seguir en pie,
cediendo tan solo al ansia de nuestros abrazos
despojados de palabras y de versos,
estremecimiento que se nos hace entre las manos hábito.

Y puede que también por todo eso,
sea cierto que hay días en que todo pesa algo mas que de costumbre,
y son precisos besos que nos devuelvan a la vida
evocando la magia de esas miradas,
abismos infinitos,
a los que nos arrojamos,
rendidos,
entregados.

© Tejonegro