miércoles, 30 de abril de 2008

La Leona Guennol

Vía Muy Interesante

También la piel...



El mar es un monstruo infinito.

También la piel, es infinita.

Al igual que el mar tiene marea, se estrella, repta, cambia, huele, arrastra cosas.

martes, 29 de abril de 2008

lunes, 28 de abril de 2008

2 Nutrias de la Mano

La criatura perfecta (2008)

La criatura perfecta (2008)


Esta coproducción anglo-neozelandesa es una nueva vuelta de tuerca al tema vampírico, y en ella se mezclan las constantes de este (maltratado) subgénero junto con elementos de ciencia-ficción.

Nos encontramos ante unos hipotéticos años 60 -con el aspecto de los años 30- en el que humanos y vampiros conviven en perfecta armonía. Pero esta armonía corre el peligro de quebrarse cuando uno de estos vampiros empieza a matar humanos indiscriminadamente. Para capturarlo, una brigada de policía humana contará con la ayuda de un vampiro que conoce a la bestia perfectamente, pues no es otro que su hermano.

La premisa es original y atractiva, especialmente lo primero teniendo en cuenta que surge de la mente de su guionista y director Glenn Standring y no de un libro, cómic o videojuego, como suele ser habitual.

En esto mundo creado por Standring los vampiros son el resultado de los experimentos de un alquimista del siglo XV que pretendía erradicar la peste y otras enfermedades de la época. La alteración en el ADN humano da origen a esta nueva raza de seres que, además, traerán la cura a la humanidad. Pero para evitar que algunos humanos incrédulos los aniquilen, el alquimista decide crear una especie de Hermandad en la que estos puedan vivir en paz.

Pasados 300 años, momento en el que se desarrolla la historia
‘La criatura perfecta’, los humanos y los vampiros han aprendido a convivir juntos, ayudándose mutuamente. Los primeros proporcionan el alimento necesario para que los segundos puedan subsistir, es decir, sangre; y éstos les ayudan a erradicar las enfermedades. Precisamente, para que no surjan nuevos brotes o nuevos virus, se prohíbe toda experimentación genética.

Sin embargo, ese resistente equilibrio se ve amenazado cuando un hermano -así se denomina a los vampiros- empieza a cazar humanos sin razón alguna. Su nombre es Edgard
(
Leo Gregory) y sus motivaciones no son otras que crear una nueva raza de vampiros que someta a la raza humana.

Edgard experimentaba en secreto con ADN para que su raza puediera procrear de nuevo, pues en estos últimos 300 años no ha nacido ningún vampiro más. En vez de eso, lo único que consigue es crear una nueva mutación que convierte al vampiro en una bestia ávida de sangre. Edgard es, además, el portador de este nuevo virus y no dudará en esparcirlo por toda la ciudad.

Su hermano Silus
(
Dougray Scott), un respetado miembro de la Hermandad, intentará darle caza en solitario, pero tras los nulos resultados, finalmente colaborará con la policía, intentando ambos mantener en secreto la misión para que no cunda el pánico y no se rompa la tregua entre ambas razas.

Entre los miembros de la policía destaca Lilly
(
Saffron Burrows), que entablará una relación especial con Silus.

Lo más destacable de esta particular cinta es, pese al aparentemente limitado presupuesto, su ambientación. Ese aire retro-futurista (muy similar a ese joya que es
‘Dark City’) con un toque sombrío y decadente (al estilo ‘Blade Runner’) dotan a la película de un halo misterioso que se adhiere perfectamente a la historia que se nos cuenta.El problema es que dicha historia, por muy interesante que nos pueda resultar, va perdiendo fuelle a medida que avanza la trama y eso es problema de un guión poco consistente, que además dota a los personajes de una frialdad que aleja al espectador de cualquier posible empatía con ellos.

Todo se desarrolla como a trompicones, como si a la película le faltara metraje desechado en alguna sala de montaje. Tampoco ayuda que el director no sepa imprimirle algo más de ritmo y unidad al asunto.

Sobre lo primero, podemos decir que la película se hace un tanto lenta y empalagosa, pese a que no dura más de hora y media. Y en lo segundo, parece que Standring no acaba de decidirse por un tipo de filmación en concreto, ya que pasa de secuencias hiperveloces a otras a cámara lenta tipo ‘Matrix’, como lo del tiempo bala que tan de moda puso la cinta de los Wachowski (aunque ya aparecía en la citada ‘Dark City’, película de la cual los hermanitos copiaron muchísimo).

Aunque haya coherencia en los acontecimientos y tiempo suficiente para poder desarrollarlos (tampoco es que sea muy complicada la trama), algunos temas quedan un tanto descolgados.

Los sentimientos de Silus hacia Lilly tienen un peso importante, pero no están lo suficientemente bien explicados como para que podamos comprender las acciones y reacciones de los personajes. Por decirlo de otra manera, el amor y la correspondencia del mismo se me antojan muy repentinos y funcionan más como macguffin que no otra cosa, es decir, una manera de propiciar y justificar los posteriores actos del enemigo de turno.

Las escenas de acción también están rodadas con muy poco brío y por momentos hasta torpes (la pelea final entre Silus y Edgard no podría ser menos insatisfactoria).

Tampoco las interpretaciones del reparto ayudan demasiado ya que parece que no estén muy por la labor.
Saffron Barrows no está muy inspirada y eso impide cogerle cariño, algo básico si va a ser la protagonista y nuestra heroína.

Dougray Scott se muestra hierático durante toda la película, algo ya habitual en el actor, pero que aquí se acentúa hasta el extremo. Desde luego, su personaje pedía una mayor expresividad para dotarlo de esa humanidad que el guión clama a gritos pero que Scott no transmite ni a ostias.

Ni Leo Gregory como loco vampiro cautiva en exceso. Al principio promete bastante, pero luego su aura maligna se diluye como gotas de agua en un charco de sangre.

Quizás el más apañado sea Scott Wills, el compañero de Lilly. Aunque su personaje está más visto que el tebeo, por lo menos el actor le da cierta credibilidad.

Si cogiésemos una coctelera y mezcláramos en ella un poco ‘Underworld’, ‘Van Helsing’, ‘Ultravioleta’ y ‘Matrix’, tendríamos como resultado ‘La criatura perfecta’, una película atractiva pero fallida, en donde su director presta más atención a lo visual que a lo argumental y cuyos personajes no calan en el espectador.

De todas formas, es muy probable que encuentre entre el público un pequeño séquito de fans que la encumbren al estatus de obra de culto, por aquello de estrenarse con retraso (se supone que es del 2004 y no del 2006), pasar desapercibida en taquilla y aportar una idea fresca a un tema -el de los vampiros- que en estos últimos años no ha dado más que bodrios del calibre de ‘Blade Trinity’, ‘Van Helsing’ o la infecta ‘Drácula 2000′.

Aunque finalmente no sea una película lograda, tampoco se puede decir que sea un bodrio ni que su visionado suponga una pérdida de tiempo absoluta, o al menos no lo ha sido para un servidor. La verdad es que la historia prometía y quizás con otro reparto y un director más competente hubiéramos tenido una buena película de vampiros, que falta nos hace (a la espera estoy que llegue ‘30 días de oscuridad’…).

Por el momento queda como una curiosidad entre tanto remake, secuela y refrito de historias ya conocidas y mil veces vistas. A falta de originalidad en Hollywood, bienvenido sea un poco de aire fresco en la cartelera, aunque sea más una peli de videoclub y aunque luego los resultados no sean del todo satisfactorios (peor hubiera sido con Uwe Boll tras la cámara).

Críticas Portada
Pliskeen 23 de Enero de 2008

domingo, 27 de abril de 2008

Jumper (2008)

Jumper (2008)

Dame pan y llámame tonto.
No sé si para vosotros tendrá otra interpretación, pero para mí significa que me des algo básico, y que me guste, y me olvidaré de mis neuronas. Algo así me ha ocurrido al salir de ver
‘Jumper’, una de las apuestas más fuertes de este invierno en los USA, y que en España se ve eclipsada por estrenos tan potentes como ‘Todd’ o ‘Pozos’.

Sin ser una película deslumbrante, con un guión milimetrado o interpretaciones grandilocuentes, ‘Jumper’ es puro entretenimiento con sabor a palomita, y lo mejor: las dos horitas que me he pasado en el cine han sido visto y no visto, como los viajecitos del protagonista.

Tenía mis serias dudas sobre si Doug Liman podría apartar esa fama de ‘lexatin’ que impregnó a su última película (’Sr. y Sra. Smith’) y volver a su sello de ’El caso Bourne’, una auténtica maravilla cuyo guión lo solucionaba absolutamente todo. Menos mal que en ‘Jumper’ se ha encontrado con una historia decente, con un potencial inmenso, aunque algo desaprovechado, y en la que ha sabido manejar bien la cámara: lo suficientemente ágil para no ser un plomazo, aunque de vez en cuando se le ven maneras a lo ‘Bay’… .

David Rice (
Hayden Christensen) puede teletransportarse, un poder que comparte junto a otros a los cuales no conoce, y todos ellos asediados por un misterioso grupo liderado por Roland (Samuel L. Jackson), que los caza como a animales. Su vida tranquila y por la que pasa desapercibido cambiará radicalmente de la noche a la mañana, y el peligro lo pondrán dos personas: su amor de toda la vida (Rachel Bilson) y un ‘jumper’ algo más involucrado (Jamie Bell).

La sinopsis que me he montado es más bien críptica, pero es que hay cosas que no se han contado ni en la red ni en los traileres, y que producen cierta sorpresa conforme van ocurriendo, así que mejor no desvelar muchos spoilers que la película tampoco tiene su fuerte en la fotografía o en sus actores.

Lo que a todos nos mueve para ir a ver ‘Jumper’ es ese deseo incansable de obtener poderes. De entre todos ellos la teletransportación es un clásico y sólo en los últimos años tiene un antecedente cinematográfico: Kurt Wagner a.k.a Rondador Nocturno de ‘X-Men 2′. Si en esta los ‘puff’ y ‘paff’ del héroe azul eran más bien escasos, en ‘Jumper’ el salto hacia otros sitios es constante, y eso hace que la película adquiera una rapidez que en caso de carecer estaría tratándola de otra forma. No exagero si digo que los mejores minutos son en los que los actores están en continuo movimiento, viajando de un lado a otro del planeta. Por eso los bajones se notan y mucho.

La trama no es ninguna maravilla, ni nada que no hayamos visto, quizás es la forma de tratarla lo que dota al film de un mayor entretenimiento. Así, la forma en cómo se cuenta el ‘origen’ de nuestro héroe es frenética, a diferencia de otras que siempre son algo más lentas. Una vez tenemos claro el ‘cómo’ viene el ‘ahora’, y ahí es donde empieza a flaquear el film.

De forma atolondrada se van sucediendo los encuentros entre los principales personajes y las relaciones entre ellos se desarrollan muy torpemente, pero todo se soluciona poniendo una escena de acción aquí y otra allá, lo cual no hace más que evidenciar los defectos de la película: cuando saltas y luchas, bien, pero cuando intentas darle coherencia a una trama, mal. No le busquéis mucho las cosquillas al guión, que se las sacáis: ¿Cómo localiza Roland por primera vez a David?, ¿Cómo le sigue a todos sitios Jamie Bell?, ¿quién se va a Roma con un tío que apenas conoce?

La explicación la tenemos en algo que vemos a lo largo de ‘Jumper’: esta película no es independiente. Esta película es la presentación de algo más gordo, de quizás algo mejor elaborado que vendrá otro año, cuando ya no haya que explicar mucho más y nos centremos en el eje de la historia: el bien contra el mal, pero ¿cuál es uno y cuál es otro?: Señores, aquí hay secuela y lo que han hecho es divertirnos durante un rato para que pidamos más, y si es por mí, que me lo den.

Las interpretaciones están a la altura de lo que necesita una película como estas: ni rayar la virtuosidad, que no pega, ni quedar como un Liberto Rabal, que te duermes en la butaca. Christensen intenta despojarse de su kimono de Jedi con un papel que le va bastante bien y sin muchos esfuerzos queda correcto como nuestro Jumper principal. ¿Hubiera sido mejor un Emile Hirsch?, pues no lo sé, puede. Rachel Bilson está aquí básicamente por enchufe y no lo digo en sentido malo. Doug Liman dirigió el piloto de ‘The O.C.’, donde Bilson estuvo 4 años, por lo que si necesitaban una chica que se paseara sin mucho más, ésta es perfecta.

Samuel L. Jackson es el que siempre me deja clavado. Nunca sé si me va a dar una genialidad en plan ‘Pulp Fiction’ o un simple trámite como ‘Serpientes en el Avión’. En ‘Jumper’ es un término medio. Es el ‘mother fucker’ de siempre, pero no brilla. Quizás en sus posteriores secuelas se le dé más cancha, ya que aquí se limita a lo habitual: torturar, pegar y cagarse en las muelas de todo ******. El cuarto en discordia es Jamie Bell, de vuelta tras ‘Billy Elliot’. Se dedica a seguir los pasos de Christensen, aunque al menos sus expresiones son menos forzadas.

Si no tenéis pensado poneros muy profundos en cuanto a lo que la cartelera ofrece, ‘Jumper’ es todo un acierto. Siempre nos quejamos de que la ciencia ficción está en horas bajas, pero esta película se acerca más a un simple divertimento sabatino (o dominguero) que a un esfuerzo serio de levantar el género. El típico juego del ratón y el gato al que se le unen explosiones, efectos especiales de última generación y un ritmo trepidante… cuando se arranca.

Lo dicho, yo quiero secuela.

Críticas Portada
Bloody Will 15 de Febrero de 2008

El Queso Mozzarella

Cocina Sana

sábado, 26 de abril de 2008

Podemos vivir comiendo sólamente Algas

Vía Muy Interesante

Un aviador alemán reconoce haber derribado el avión de Saint-Exupéry

Un aviador alemán reconoce haber derribado el avión de Saint-Exupéry

Una larga investigación permite identificar al piloto que supuestamente acabó con la vida del autor de 'El Principito'

El alemán Horst Rippert, de 88 años, ha reconocido ser el autor de los disparos que abatieron el avión que dirigía el literato francés Antoine de Saint-Exupéry en 1944 y cuyo cadáver nunca ha sido encontrado.

"Fue después cuando supe que era Saint-Exupéry. Yo esperaba que no fuera él, porque en nuestra juventud todos habíamos leído sus libros y los adorábamos"

El hombre lo ha declarado al diario La Provence que publica hoy el final de esa incógnita, gracias al trabajo de investigación llevado a cabo por dos franceses, un submarinista y un experto en búsqueda de aviones perdidos durante la guerra.

Saint-Exupéry despegó el 31 de julio de 1944 de su base en la isla de Córcega para una misión de reconocimiento a bordo de un avión Lightning P38, pero nunca regresó.

En 1998 un pescador halló entre sus redes una pulsera que perteneció al autor de El Principito y seis años más tarde fueron encontrados restos del avión frente a las costas de Marsella pero no fue aclarado el caso.

"Pueden dejar de buscar. Fui yo quien abatió a Saint-Exupéry", dijo Rippert cuando fue localizado por los investigadores franceses, según el diario.

El piloto alemán llevaba dos semanas de servicio en la costa sur de Francia cuando en la mañana del 31 de julio de 1944 identificó un Lightning 38 y se dirigió hacia el aparato.

Según el relato que ha hecho, Ripper siguió al avión francés y le alcanzó con varios impactos, tras lo cual vio que caía sobre las aguas, pero no se percató de qué había ocurrido con el piloto.

"Fue después cuando supe que era Saint-Exupéry. Yo esperaba que no fuera él, porque en nuestra juventud todos habíamos leído sus libros y los adorábamos", ha explicado el hoy octogenario Rippert, que tras la Segunda Guerra Mundial fue periodista en la cadena de televisión ZDF.

El Principito es uno de los libros más vendidos en el mundo y ha sido traducido a más de un centenar de idiomas.

EFE - París - 15/03/2008

viernes, 25 de abril de 2008

jueves, 24 de abril de 2008

¿Cuál es el Origen de la palabra PAPA?

Vía Muy Interesante

¿Qué es una Pista Americana?

Vía Muy Intresante

¿Cuál es el Origen de la palabra KAMIKACE?

Vía Muy Interesante

Los Biorrobots se ponen en Marcha

Vía Muy Interesante

miércoles, 23 de abril de 2008

La rotura de una cañería amenaza con dejar sin agua a la ciudad de Santander

20.000 personas están sin suministro en la capital cántabra por el accidente, localizado en la calle de Gerardo Diego

La rotura de una cañería a la altura del número 1 de la calle de Gerardo Diego de Santander ha dejado sin agua a unas 20.000 personas de la ciudad, según ha informado la cadena SER. La capital cántabra cuenta con reservas sólo para tres horas, por lo que si no se resuelve el problema en ese tiempo toda la urbe (de unos 190.000 habitantes) quedaría sin suministro.

Algunas de las zonas afectadas en este momento son General Dávila y Cuatro Caminos. La empresa concesionaria, Acualia, está intentando restablecer el suministro. Los bomberos y la policía están colaborando también para paliar los efectos de la avería.

ELPAÍS.com - Madrid - 23/04/2008

Aderezar con Hierbas

Cocina Mía

Macedonia de Frutas con Flores


Cocina Mía

Chuletillas con Costra

Cocina Mía

Cascarón Pirata

Cocina Mía

Caldereta de Bogavante

Cocina Mía

Berenjenas Rellenas

Cocina Mía

Bolsas de Plástico

Vía Muy Interesante

Casa nueva, vida nueva

Un amanecer desde el dormitorio de mi nueva casa
La luz me agrede los ojos
y el codo cubre mi cara
en respuesta a la agresión de esa luz
que agazapada, juega con impecable paciencia
de la noche a la mañana.
Se llena todo de sombras, de pasado, de recuerdos,
y a través de una ventana que se abre a otro paisaje,
el bienestar y el sosiego entran por fin en la casa.
Y ese pasado cercano que ponía tantas trabas
da paso, de forma definitiva, por ese túnel del alba,
al futuro que está aquí
aboliendo de inmediato incomprensiones pasadas
suavizándome en la boca los silencios que se alargan
y amaneciendo de nuevo una luz que ya no daña.
Escrito por Musaraña
Benacazón 28.06.90

martes, 22 de abril de 2008

Tu y yo

Lamiendo tu recién resquebrajada piel
re-descubro la belleza de mi especie
y te me aferro con ganas
mientras ellos
los demás
atrapados en su débil pulcritud y falso decoro
pretenden ignorar su coroza
y sin más
se atreven a cuestionarnos.

Solo porque todavía
a los cincuenta años de saberme destetado
aún soy capaz de saciarme en la precaria humedad de tus pechos desnudos
a sabiendas de que tu último soplo de vida aún reposa sobre mi lecho.

Vitico Cabrera

SI EN MI VOZ

SI EN MI VOZ
YO SÉ
QUE ESTÁ LA TUYA
SI EN MIS PASOS
YO SÉ QUE ESTÁN LOS TUYOS
SI NO ABRO CAMINO
SINO QUE SIGO EL TUYO
SI NO HAY RINCÓN
NI ESPACIO
QUE NO ME ENCUENTRE
CON TU SOMBRA
PARA QUÉ ESCRIBIR ENTONCES
CON LAS MÍAS
SI REPITO TUS PALABRAS
OH SOMBRA MÍA DE TU SOMBRA
SERÁ CUESTIÓN DE ACOSTUMBRARSE
Libro "Mar y viento mi madre" (Alción Editora, Córdoba, 2005)
Marco Zapata, Lima 1942.

Destino del Poeta

¿Palabras? Sí, de aire,
y en el aire perdidas.

Déjame que me pierda entre palabras,
déjame ser el aire en unos labios,
un soplo vagabundo sin contornos
que el aire desvanece.

También la luz en sí misma se pierde.

Octavio Paz

Yo Detesto...

Yo detesto las rosas;
una rosa me encanta.
Yo detesto los árboles;
pero un álamo, un chopo,
un níspero, un olivo
son como gente mía.

Yo detesto las piedras,
pero el agua-marina,
la esmeralda, el topacio
y el profundo zafiro
son almas misteriosas
que agrada sondear.

Yo detesto la música,
pero este cante jondo…
esta copla que es mía
desde todos los tiempos,
esta copla que llora
cantando y que se canta
gimiendo, es de mi sangre:
se llama Soledad.

por José Moreno Villa

lunes, 21 de abril de 2008

Miniúteros Arificiales

Vía Muy Interesante

El Calamar Gigante

Vía Muy Interesante

La Escasa Fortuna del Pez Gato

Vía Muy Interesante

domingo, 20 de abril de 2008

¿Cuál es el Origen de la palabra TESTIFICAR?

Vía Muy Interesante

Halloween: El Origen (2007)

Halloween: El Origen (2007)

Ya son suficientes los remakes que nos han dado los de Hollywood como para saber que, a priori, ninguno de ellos conservará el olor a clásico que desprenden obras que no por ser una maravilla el tiempo las ha convertido en ‘imprescindibles’. Films como ‘Viernes 13′, ‘Pesadilla en Elm Street’, ‘Las colinas tiene ojos’ o ‘La Noche de Halloween’ se hicieron por dos duros y aún así a día de hoy siguen produciendo una inquietud en el espectador que supera el paso del tiempo.
De estos títulos se han hecho auténticas perrerías en formas de secuelas o remakes (a excepción de ‘Las Colinas’), pero alguien como Zombie no iba a seguir el dictado de lo ‘comercialmente correcto’.

‘Halloween: El Origen’ es el remake-precuela más interesante de los últimos años, el renacimiento de un mito del terror que con estas maneras puede perdurar años y con una puesta en escena casi redonda, aunque al director le ha faltado la mala hostia que destilaba en ‘Los Renegados del Diablo’ para convertir a Myers en el más salvaje de entre los salvajes.

Está claro que Rob Zombie ha nacido para hacer terror, y la saga del Capitán Spaulding (’Los renegados del Diablo’, ‘La Casa de los 10.000 cuerpos’) es tan cruel y vomitiva como divertida, por lo que con antecedentes tan contundentes ya podíamos intuir que el asesino nacido de las manos de John Carpenter en 1978 regresaría de forma triunfal tras un esperpento llamado ‘Halloween 20′ que era para llorar de la vergüenza. Se cumplen mis expectativas, y aunque hay detalles que pueden provocar la inquina del crítico más inconformista, como espectador no me siento defraudado.

Michael Myers vive en lo que comúnmente llamamos ‘familia desestructurada’. Junto a su madre (Sheri Moon Zombie), sus hermanos y un padrastro atroz, el chico descubre que la ira se apodera de él para convertirlo en un maníaco de mucho cuidado. Con el paso de los años, y sin que su terapeuta tenga mucho éxito (Malcolm McDowell), un Myers adulto (Tyler Mane) volverá a su hogar, y la joven Laurie (Scout Taylor-Compton) será su principal objetivo.

Si tomo como referencia a ‘La Matanza de Texas’ como el ejemplo más reciente de narración del origen de un asesino cinematográfico, debo decir que ‘Halloween’ está a años luz. Zombie se ha alejado de la manía más reciente de contar unos antecedentes de la forma más rápida posible para iniciar el contador de cuerpos. Así el director dedica toda una hora de metraje en desgranar, de forma sucia y agobiante, a un Myers de 10 años que poco a poco se convertirá en la bestia que conocemos, mostrando su relación con una familia de la que apenas habíamos oído hablar, y hasta dejando destellos de ternura e inocencia totalmente desconocidas en un personaje como éste.

Tras esta primera parte de precuela, llega el verdadero remake, y es una pena que justo en este momento Zombie pierda la brillantez del principio y se dedique a semi-copiar el clásico del 78, con escenas que muchos recordamos y unas variaciones básicas que le dan a la segunda parte una trama argumental que como espectador se agradece, ya que se desvía un poco del típico matar por matar. Aún así no va a faltar la sangre a chorreones, el susto fácil y un clásico entre los clásicos: si fo**as, estás muerto…

Si queréis que le encuentre algún ‘pero’, sin duda es el metraje de dos horas, un poco largo y algo extraño en este tipo de producciones, pero esto sería ya rizar el rizo, porque siempre nos quejamos de que no profundizan en la historia, y para una vez que lo hacen no los vamos a crucificar. Eso sí, no es la típica película al uso con adolescentes gritando, ya que la primera hora, con carga más dramática que terrorífica, puede desconcertar al que va buscando algo de consumo muy rápido.

De entre todos los actores, cuyos papeles se ponen a disposición de una historia y no al revés, el mayor acierto de Zombie ha sido (creí que nunca lo diría) Tyler Mane, que es la mejor encarnación de Michael Myers, con dos metros de puro músculo que lo convierten en un arma por sí sola. La careta de toda la vida y el cuchillo no son más que accesorios para un ser que de imponente ya da miedo. Va ser difícil volver a aquellos enclenques de las últimas secuelas.

No hace falta decir que no he salido defraudado tras ver ‘Halloween: El Origen’, y tampoco que la visión que tiene Rob Zombie de este género es de las que más se aproximan a lo que yo entiendo como entretenimiento cargante, que no tiene que ser forzosamente compartido por el resto del público, pero la historia, el ambiente y la banda sonora del original reutilizada por Zombie han sido capaces de hacerme olvidar que un remake no tiene que ser un motivo injustificado de una productora por sacar más dinero de algo muerto.

Ojala todos vinieran presentados de esta forma, pero va a ser que todavía nos queda mucha basura por tragar…
Bloody Will 3 de Enero de 2008

sábado, 19 de abril de 2008

La Gran Guía de los Blogs 2008

¿Qué Animal tiene la Lengua más Larga?

Vía Muy Interesante

Cuántos Montajes pueden hacerse de un mismo Film

Vía Muy Interesante

viernes, 18 de abril de 2008

¿Por qué a los Osos les gustan los Salmones?

Vía Muy Interesante

Cuál es la Frase de Cine más Famosa

Vía Muy Interesante

En el Punto de Mira (2008)



Hollywood sabe perfectamente cuándo debe estrenar según qué película y según qué género. Quizás los meses de Septiembre a Octubre, y de Enero a Marzo son los más indicados para lanzar thrillers de presupuesto medio con fines de entretenimiento puro, y por eso podemos encontrarnos con ‘En el Punto de Mira’ situado en los más alto de la taquilla este fin de semana con unos muy dignos 24 millones de dólares.
Tras verla tengo muy claro que la ausencia de otras apuestas más fuertes propicia el éxito de la película. Con un inicio más que prometedor y la predisposición a pasarlo pipa en tensión, ‘En el Punto de Mira’ termina por el pasatiempo más absurdo y mal acabado de todo este año. Hacia el minuto 40 me he sentido timado.
Creo sinceramente que a los dos máximos responsables de la película le faltan tablas para convertir una historia potencialmente tremenda en algo consistente a la vez que entretenido. El director, Pete Travis, debuta en pantalla con un guión de otro recién llegado, Barry Levy, y da la impresión que ambos se han perdido a mitad del camino. Es imposible no acordarse de ‘Ojos de Serpiente’ de De Palma en los primeros minutos del film. Básicamente la estructura es la misma, pero De Palma es un genio, y a estos dos les queda trabajo por un tubo.
En Salamanca se va a celebrar una reunión fundamental para la lucha contra el terrorismo internacional. El Presidente (Hurt), su guardaespaldas (Quaid) y el joven agente federal (Fox) a un lado; el equipo de la GNN liderado por su directora (Weaver), y su reportera (Saldana) por otro, un policía nacional (Noriega), un turista (Whitaker)…, todos tienen su punto de vista y función cuando el Presidente es abatido a tiros, y el culpable se encuentra entre ellos.
El comienzo de la película es tremendamente adictivo, y digo adictivo porque tras el acontecimiento que abrirá la caja de Pandora los primeros flashbacks son básicamente perfectos. Tres minutos apenas son los que deciden dónde está cada uno y qué hace tras el atentado, dejando al espectador la miel en los labios justo cuando los primeros van solucionando un puzzle que de repente vuelve hacia atrás convirtiéndonos en auténticos sabuesos.
Estos son los únicos minutos por los que vale la pena ver la película: tensión, estructura perfecta (o eso parece) y un ansia increíble por saber dónde acabará toda la trama. El problema es que al cuarto flashback ya estás cansado, y de repente te das cuenta que la película tira hacia otros derroteros: el aburrimiento total.
El tal Levy convierte la situación en un despropósito en un abrir y cerrar de ojos. Todo queda descuadrado, hay personajes que no vuelven a aparecer en pantalla y los cabos se van dejando sueltos conforme se acerca el final. Quaid se convierte en un Jason Bourne entrado en años que sobrevive si hace falta al Titanic, y el ‘misterioso’ asesino es tan decepcionante y previsible que me parece que se han mezclado dos films que nada tiene que ver el uno con el otro.
La espectacularidad de una persecución por las calles de Salamanca es el remate para confirmar que la complejidad pretendida al principio acaba en una escena como cualquier otra de un telefilm barato, dejando al espectador entre el cabreo absoluto y una sensación firme de que no había más objetivos en el film que pasar hora y media moviendo cámaras y liquidarlo todo cuanto más rápido mejor.
Algo incomprensible: ATENCION SPOILERS ¿cómo se puede desbaratar todo por una niña de apenas 10 años en medio de la autovía de Salamanca con un Forrest Whitaker que por metomentodo debería morir?; o ¿cómo de entre cientos de coches Quaid encuentra al Presidente en cuestión de segundos? FIN DE SPOILERS. Así podríamos seguir un buen rato, y es que el guión es tan bueno al principio que extraña de sobremanera lo rematadamente mal que se concluye.
Su desfile de estrellas es eso, un desfile. A la Sra. Weaver se le dan 15 segundos de gloria para desaparecer por completo sin más. Zoe Saldana (a la que he confundido desde un principio con Jada Pinkett-Smith por ser dos gotas de agua) no tiene más de 30 segundos, y William Hurt es un monigote que sirve para aparentar. La acción recae por completo en Quaid que se mueve como un Eastwood menor en ‘En la Línea de Fuego’ y un Mathew Fox que tiene unas líneas tan penosas que ha tenido que ser un trabajo perfecto para compatibilizar con un periodo de descanso en ’Perdidos’.
Noriega es el que mejor está, y no lo digo por patriotismo barato. De Whitaker ni hablo, porque es el personaje más insulso, prescindible y lamentable de todo el film. Una sombra de lo que el hombre puede dar de sí.
Me reitero en lo dicho al principio: ‘En el Punto de Mira’ es el thriller perfecto para estrenarse sin competencia alguna. Tiene lo justo para mantener al espectador en una butaca durante un tiempo, pero su parte final es una auténtica m****a que te hace pensar si no te han tomado por tonto. Evidentemente no hay nada de su estilo en la cartelera, pero su frescura es la de un pescado, en dos semanas este producto va a apestar.
Por cierto, si yo fuera de Salamanca me cabrearía bastante: no he visto un caos tan brutal de organización y efectivos desde que Godzilla invadió Nueva York…, y eso que era un monstruo.

cine2.blogspot.com
Críticas | Portada
Bloody Will 28 de Febrero de 2008

jueves, 17 de abril de 2008

The Ellen DeGeneres Show - Tiger Woods

THE TIDE (La Marea)(Inglés)


THE TIDE (La Marea) (INGLES)
by sevenrain
Duración: 07:52

Realizado: 14 marzo 2008

Localización: Barcelona, Catalonia, España Short Film B&W 8 min. Spain.
Iván Sáinz-Pardo / ... (more)

Added: March 10, 2008

Short Film B&W 8 min. Spain.

Iván Sáinz-Pardo / Jim-Box / Dirk Soldner
Premiered in the Official Competition at the "International Film Festival of Gijon, Spain" where he has received on 1º Price in "Day of Asturias Section."
"The Tide" has competed for the "Golden Melie" in the Special section of the "Fantastic Film Festival in SITGES 2007."
The film has already won nearly a dozen International Awards.
MORE INFO:

http://IVANSAINZPARDO.BLOGIA.COM

155 camisetas puestas al mismo tiempo