lunes, 31 de enero de 2011

Vergüenza Europea

La pasividad de la UE ante las dictaduras de Egipto,
Túnez o Uzbekistán viola su tratado.
Toda política exterior se articula en torno a una combinación de valores e intereses. Sin estos, deviene retórica ingenua; sin aquellos, deja de ser política para convertirse en mero oportunismo. La actuación de la Unión Europea en los últimos meses ante vulneraciones sistemáticas de los derechos humanos en el Mediterráneo sur o en el Cáucaso indica que ha perdido toda querencia sobre los valores que pretende encarnar. Y cualquier noción sensata de cuáles sean sus intereses.

Como en caso de polémica hay que acudir a los textos fundamentales, conviene recordar que el Tratado de Lisboa dispone (artículo 21) que "la acción de la Unión en la escena internacional se basará en los principios que han inspirado su creación", como "la universalidad e indivisibilidad de los derechos humanos". Y la Estrategia Europea de Seguridad, de 2003, doctrina ejecutiva para la política exterior, establece sus intereses. Entre otros, el de que "a Europa le conviene que los países limítrofes estén bien gobernados".

En lugar de cumplir esos mandatos, la UE ha permanecido muda ante los dilatados abusos de las autocracias norteafricanas. Temerosa de una posible irrupción islamista en los mecanismos de poder, ha dejado pudrir situaciones que constituyen precisamente el caldo de cultivo de la misma. El consenso no escrito de que las viejas metrópolis colonialistas debían gozar de primacía en sus zonas de influencia, ha venido concediendo a Francia especial preponderancia. Tan vergonzosa ha resultado que, en plena revolución del jazmín, París todavía ofrecía al dictador tunecino ayuda para contener "la situación de orden público".

Con igual descaro, aunque mayor sordina, Italia y España se han lavado las manos, en presunto beneficio de la cooperación antiinmigratoria y las buenas relaciones. La alta representante de política exterior, lady Ashton, ha repetido un discreto mutis salpicado de alguna declaración inane, sea sobre las revueltas populares de Túnez y Egipto o a propósito de la sonrojante visita reciente del dictador uzbeko a Bruselas.

Compárese tal actitud con la de Estados Unidos (y algún gobierno suelto de la Unión), que ha incitado a los ejércitos de los países en crisis a respetar a los civiles y presiona a sus autoridades en favor de reformas significativas. Si EE UU ha recuperado su carácter de potencia liberal, la UE va camino de perderlo.

Editorial EL PASÍS, 31/01/2011

Hallado el tesoro inédito de Georges Brassens

La preparación de una muestra sobre el cantante
icono de la 'chanson française' desvela una serie de
composiciones desconocidas y de diarios personales.

La periodista Clémentine Deroudille, en su investigación para preparar una próxima exposición sobre Georges Brassens (1921-1981) que albergará la Cité de la Musique, en París, ha descubierto textos de cuatro canciones inéditas, de otras 40 prácticamente desconocidas (solo publicadas en 2001 en el libro Brassens, de Jean-Paul Liegeois) y el diario personal del artista, icono de la chanson française. Gracias al apoyo de la familia y al de la hija del secretario, Deroudille pudo buscar a sus anchas en el viejo domicilio del compositor, en el 42 de la rue Santos-Dumont, en el distrito XV parisino.

Los textos son de la época de juventud del autor de La mauvaise reputation . "No tienen música. Brassens no escribía partituras, componía al piano y a la guitarra, y luego se grababa. Pero estas canciones son de su época de juventud, cuando no tenía dinero ni para un magnetofón, de ahí que no se sepamos cómo las cantaba".

La organización de la exposición ha encargado al compositor Olivier Daviaud que los musique para la muestra.
"Somos conscientes de que lo encontrado no responde al corazón de la obra del artista, pero es un descubrimiento muy emocionante", añade Deroudille, que se emociona al hablar de Brassens.

Además de las canciones, la periodista dio con el famoso y algo legendario diario del cantante.
"Publicaremos algunas páginas. Siempre respetando, claro, la vida privada". Según Deroudille, en el diario queda patente la brutal timidez del artista y su obsesión por la muerte.

ANTONIO JIMÉNEZ BARCA - París - 31/01/2011
EL PAÍS

La Conjura de El Escorial

La Conjura de El Escorial (The El Escorial Conspiracy, 2008)

Dirección: Antonio del Real.
Reparto: Jason Isaacs (Antonio Pérez), Julia Ormond (princesa de Éboli), Jürgen Prochnow (Espinosa), Jordi Mollà (Mateo Vázquez), Joaquim de Almeida (Juan Escobedo), Juanjo Puigcorbé (Felipe II), Blanca Jara (Damiana), Fabio Testi (duque de Alba), Rosana Pastor (doña Juana de Coello), Pablo Puyol (Insausti), Concha Cuetos (doña Bernardina), Anthony Peck (Tiépolo).
Guión: Manuel Mir, Antonio del Real, Juan Antonio Porto y Marta Rivera de la Cruz.
Producción ejecutiva:
María José Muñoz.
Música: Alejandro Vivas Puig.
Fotografía: Carlos Suárez.
Montaje:
Teresa Font.
Dirección artística: Luis Vallés.
Vestuario: Javier Artiñano.
España, Italia 2008

Película basada en hechos históricos y ambientada en el s. XVI en aquella España en la que no se ponía el sol. Se trata de una coproducción española e italiana, aunque con un reparto internacional.

El monarca que en esos tiempos gobernaba, Felipe II, es interpretado por Juanjo Puigcorbé. Los intrincados asuntos en Flandes son los que más atormentan al monarca, pero las luchas por el poder entre las Casas de Alba y la de los Mendoza son las que le acarrean problemas más cercanos. El boato de esas épocas es algo que nunca me ha llamado la atención, por lo que mi opinión sobre la película no creo que sea muy a tener en cuenta.

No me ha parecido tan aburrida como suelen parecerme las películas de este tipo, con las intrigas de palacio como máximo asunto a tratar en las dos horas que dura. A quien le interese la historia la puede encontrar interesante, por los hechos que relata y por la buena recreación de la época y los personajes.

Eso sí, las 5 nominaciones a los Goya 2009 que se entregan este domingo están justificadas, al menos las 4 por los aspectos técnicos: vestuario y maquillaje, un fijo en este tipo de películas en las que se recrean vestimentas y aspecto de la época, por un lado y fotografía y dirección artística por otro, también muy logrados.

La 5ª nominación viene por parte de Rosana Pastor, que es candidata a la Mejor Actriz de Reparto, categoría en la que Penélope Cruz va a hacer difícil que llegue a algo más. En cualquier caso esta nominación sí que me parece un tanto exagerada porque los minutos que la vemos en pantalla, aunque hace un muy buen papel, son mínimos.

El rodaje se realizó en castellano e inglés y está doblada en la versión estrenada en los cines españoles, no sé si habrá alguna versión original. Las películas españolas dobladas tienen ese defecto, el de ser españolas y estar dobladas, creo que eso lo dice todo.

En la dirección Antonio del Real, director prolífico y que parece tocar todos los palos. En esta película ha “enchufado” a su hija, Blanca Jara, que todavía no es un rostro muy conocido, pero ya veremos si llega a demostrar su validez.

Creo que es imposible no comparar La Conjura de El Escorial con El Capitán Alatriste, como referencia del cine español de los últimos años. Esta me ha parecido mucho mejor, ya que la de Alatriste fue un gran truño, en pocas palabras. Lo único que veo peor es que las escenas de lucha a espada están tan coreografiadas que los actores marcan cada movimiento de forma excesiva. Lo mismo pasa con Jordi Mollá en cada una de sus frases, parece que esté leyendo.
Mr. McGuffin

Doble Identidad

Año: 2010
País: EE.UU.
Dirección: Dennis Dimster
Intérpretes: Val Kilmer, Izabella Miko, Zahary Baharov, Hristo Shopov, Shelly Varod, Valentine Pelka
Guión: Zvia Dimbort, Dennis Dimster
Música: Bill Wandel
Fotografía: Lorenzo Senatore
Duración: 90 min.
Género: Thriller

Doble identidad, triple paquetazo. Tras unos días un poco tontorrones a costa de Imagenio, ya que tenía cuatro pelis gratis para ver, al darme de alta, espero en breve a comentar películas que no ofendan al respetable. Tras Parecía un hombre tranquilo, Killing Room y Whiteout ahora le toca el turno a Doble Identidad donde el protagonista no es otro que Val Killmer, el cual tras sus días de gloria, ahora anda encasillado en producciones de chichinabo, como esta, y otras muchas como Columbus Day, gordo como un trullo, y con un cuello-toro similar al de Fernando Alonso, pese a lo cual según reza IMDB ha rodado siete pelis este año y tiene otra media docenica para el siguiente, !qué nos pasa nada!. Al menos son tan malas, que van directamente a los videoclub en el mejor de los casos, o a los estrenazos de Imagenio, ya que además de Doble identidad, podía haber visto otro peliculón de Val Kilmer, junto a Sharon Stone, en la peli Calles Sangrientas.

Esta película se supone que es de intriga. Está rodada en un país del Este. El protagonista es un doctor de médico de fronteras, que se desvive por ayudar al prójimo. Un día ayuda a una chica y luego todo se complica. Al doctor lo confunden con otra persona y se lo quieren cepillar. El doctor a pesar de tener un físico bastante alejado de cualquier superhéroe, logra sacarse las castañas del fuego y llegar vivo y coleando al final del film, e incluso se lleva a la chica guapa (la actriz polaca Izabella Miko a quien hemos visto en Bar Coyote). La historia está rodada de tal manera que más pareciera un comedia, porque basta ver como se resuelven las escenas de acción, de forma tan chusquera que el que rodó semejante paquete, estaba a años luz de tener un día inspirado.

Puro producto de serie B, de bajo presupuesto (rodado en un país del Este, donde sabemos que las pelis cuestan mucho menos que en los Estados Unidos, por ejemplo) y nulo interés, supone una pérdida de tiempo manifiesta. Además ver sonreír a Val Kilmer puede resultar una experiencia traumática.

por Popeye Doyle

Agent Provocateur - "Love Me Tender" in HD

Agent Provocateur - "Love Me Tender" in HD from Greg Williams on Vimeo.


by Greg Williams

domingo, 30 de enero de 2011

sábado, 29 de enero de 2011

jueves, 27 de enero de 2011

Los trabajadores con 38 años y medio cotizados podrán jubilarse a los 65

Gobierno y sindicatos llegan a acuerdo sobre las bases de la reforma.
Consenso también en negociación colectiva y políticas activas de empleo.
El Gobierno y los sindicatos CC OO y UGT han alcanzado esta madrugada un principio de acuerdo sobre el punto más espinoso en la negociación de la reforma del sistema de pensiones: los años cotizados necesarios para jubilarse. Ambas partes han acordado que los trabajadores podrán jubilarse a los 65 años conservando la pensión completa si han cotizado al menos durante 38 años y medio, por debajo de la última propuesta del Gobierno que llegaba hasta los 39. También ha habido un principio de acuerdo en materia de negociación colectiva y políticas activas de empleo.

• Aval del pleno al retraso progresivo de la jubilación
• Zapatero acude por sorpresa a la cita del pacto social sin lograr avances
• Zapatero mantiene aplazar la jubilación a los 67 años aunque no haya consenso
• Duran y Zapatero acercan posturas durante una reunión de dos horas en el Congreso
• Zapatero busca en CiU otro socio estable en el Congreso
• CC OO lanza un ultimátum al Gobierno para alcanzar un acuerdo en pensiones antes del viernes.

Cospedal: "El principio de acuerdo sobre las pensiones es un buen comienzo".

La intervención a última hora del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en las negociaciones a contrarreloj ha sido clave para que las partes acercaran sus posturas y llegaran a un pacto antes de este viernes, día en el que el Consejo de Ministros aprobará la reforma. Finalmente, como deseaba el Gobierno ante una decisión tan impopular, la reforma social contará con el respaldo sindical.

Jóvenes y mujeres
Más allá de mantener la horquilla de jubilación entre 65 años con 38,5 años cotizados y 67 con 37, una de las principales claves para que los sindicatos aceptaran una propuesta que en principio les parecía insuficiente ha consistido en la posibilidad de beneficiar a los jóvenes y a las mujeres en este cómputo. Porque los periodos transcurridos como becarios podrán sumar a los años cotizados, con un límite de dos años, y permitir así llegar a esos 38 años y medio requeridos para retirarse a los 65. Lo mismo ocurrirá con el periodo no cotizado y dedicado (mayoritariamente por la mujer) al cuidado de hijos: la persona que haya optado por esta solución podrá sumar nueve meses por hijo a su cotización, con un tope de dos años.

En cuanto a la jubilación anticipada, se eleva de 61 a 63 años la edad mínima para acceder a ella, con una importante novedad: hasta ahora el trabajador tenía que pasar previamente por el desempleo para acogerse a este derecho, mientras que en adelante estará más ligado a la voluntariedad.

Respecto a las políticas activas de empleo, los sindicatos han logrado que el Gobierno diseñe una estrategia global para mayores de 55 años, con una ayuda que ya no será la de 350 euros ofrecida por el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez. La cuantía será mayor y su abono no dependerá de las comunidades, como se había sugerido, sino del Gobierno central.

También en negociación colectiva se han sentado las bases para el acuerdo, aunque habrá una segunda ronda de contactos para perfilarlo, pues sindicatos y patronal tienen hasta marzo para negociar. Este principio de acuerdo se plasmará probablemente en un comunicado conjunto que Gobierno, sindicatos y patronal harán público esta tarde.

El acuerdo ha sido avanzado esta madrugada por la cadena Ser y ha podido ser confirmado poco más tarde por este periódico. En cualquier caso, se podrá seguir negociando después de mañana, cuando el Gobierno presente su anteproyecto de ley de reforma del sistema de pensiones. Pero solo detalles. "El viernes tenemos que despejar las incógnitas mayores", señaló el secretario de Comunicación de CC OO, Fernando Lezcano, quien admitió que en los últimos días se habían acercado posturas. En esa línea se expresó Toni Ferrer, secretario de Acción Sindical de UGT, al constatar "avances". Eso sí, ambos hablaron de conflicto y "confrontación" si no se logra el acuerdo básico mañana.

Personaje: Elena Salgado
• Organismo: CC OO Confederación Sindical de Comisiones Obreras
• Organismo: UGT Unión General de Trabajadores
• Aval del pleno al retraso progresivo de la jubilación
• Zapatero acude por sorpresa a la cita del pacto social sin lograr avances
• Zapatero mantiene aplazar la jubilación a los 67 años aunque no haya consenso
• Duran y Zapatero acercan posturas durante una reunión de dos horas en el Congreso
• Zapatero busca en CiU otro socio estable en el Congreso
• CC OO lanza un ultimátum al Gobierno para alcanzar un acuerdo en pensiones antes del viernes
• Fotografía: Gobierno y sindicatos coinciden en que se puede llegar a un acuerdo después del viernes
• Video: Cospedal: "El principio de acuerdo sobre las pensiones es un buen comienzo" - 26-01-2011
• Video: CC OO da un ultimátum al Gobierno - 26-01-2011

MANUEL V. GÓMEZ LUCÍA ABELLÁN - Madrid - 27/01/2011
EL PAÍS

Sepa donde tiene que apuntar

Soluciones al Calentamiento del Planeta 05 - Fertilizar los Océanos

Vía Muy Interesante

Sea optimista y permisivo

miércoles, 26 de enero de 2011

In Memoriam: Mª Asunción Pérez Soto

Angel Blanco se corresponde con la imágen que de tí recuerdo Asun.
Cruzamos en esta vida menos de 100 palabras y, sin embargo,
se llenó mi corazón de sutil delicadeza y de bondad.
Te recuerdo frágil, sabiendo estar y sin embargo
como el férreo guardian del hogar que hicieron tuyo.
Que con este último paso de tu vida, se colmen tus máximos deseos
que, a buen seguro, ganaste de largo con tu vida.
Descansa en paz "breve amiga" y sigue vigilante de los tuyos.

OSCAR 2011 - Todas las candidaturas


Otro año más al teatro Kodak de Los Ángeles. La 83ª edición de los Oscar (oficialmente su nombre es Premios de la Academia de cine) se celebrará el 27 de febrero. Como en la anterior edición, la estatuilla a la mejor película tiene diez candidatos. En esta ocasión la favorita es 'El discurso del rey', con 12 candidaturas. Y Javier Bardem luchará por ganar su segundo 'oscar' con 'Biutiful'

La red social
David Fincher

Cisne negro
Darren Aronofsky

The fighter
David O. Russell

Toy story 3
Lee Unkrich

Los chicos están bien
Lisa Cholodenko
ver tráiler

El discurso del rey
Tom Hooper

127 horas
Danny Boyle

Valor de ley
Ethan Coen, Joel Coen

Origen
Christopher Nolan

Winter's bone
Debra Granik
otras categorías

• Director
o David Fincher La red social
o Tom Hooper El discurso del rey
o Darren Aronosfky Cisne negro
o David O. Russell The fighter
o Joel y Ethan Coen Valor de ley

• Actor protagonista
o Javier Bardem Biutiful
o Colin Firth El discurso del rey
o Jesse Eisenberg La red social
o James Franco 127 horas
o Jeff BridgesValor de ley

• Actriz protagonista
o Annette Bening Los chicos están bien
o Natalie Portman Cisne negro
o Jennifer Lawrence Winter's bone
o Michelle Williams Blue Valentine
o Nicole Kidman Rabbit hole

• Actor de reparto
o Christian Bale The fighter
o John Hawkes Winter's bone
o Jeremy Renner The town
o Mark Ruffalo Los chicos están bien
o Geoffrey Rush El discurso del rey

• Actriz de reparto
o Amy Adams The fighter
o Helena Bonham Carter El discurso del rey
o Melissa Leo The fighter
o Hailee Steinfeld Valor de ley
o Jacki Weaver Animal kingdom

• Película de habla no inglesa
o Biutiful México
o Fuera de la ley Argelia
o En un mundo mejor Dinamarca
o Canino Grecia
o Incendies Canadá

• Guión original
o Another year Mike Leigh
o The fighter Scott Silver, Paul Tamasy y Eric Johnson
o Origen Christopher Nolan
o Los chicos están bien Lisa Cholodenko y Stuart Blumberg
o El discurso del rey David Seidler

• Guión adaptado
o 127 horas Danny Boyle y Simon Beaufoy
o La red social Aaron Sorkin
o Toy story 3 Michael Arndt. Story by John Lasseter, Andrew Stanton y Lee Unkrich
o Valor de ley Joel Coen y Ethan Coen
o Winter's bone Debra Granik y Anne Rosellini

• Película de animación
o Cómo entrenar a tu dragónChris Sanders y Dean DeBlois
o El ilusionista Sylvain Chomet
o Toy story 3Lee Unkrich

• Fotografía
o Cisne negroMatthew Libatique
o OrigenWally Pfister
o El discurso del reyDanny Cohen
o La red socialJeff Cronenweth
o Valor de leyRoger Deakins

• Música original
o Cómo entrenar a tu dragónJohn Powell
o OrigenHans Zimmer
o El discurso del reyAlexandre Desplat
o 127 horasA.R. Rahman
o La red socialTrent Reznor y Atticus Ross

• Canción original
o Coming homeCountry Strong
o I see the lightEnredados
o If I rise127 horas
o We belong togetherToy story 3

• Cortometraje de animación
o Day & night Teddy Newton
o The gruffalo Jakob Schuh y Max Lang
o Let's pollute Geefwee Boedoe
o The lost thing Shaun Tan y Andrew Ruhemann
o Madagascar, carnet de voyage Bastien Dubois

• Cortometraje
o The confession Tanel Toom
o The crush Michael Creagh
o God of love Luke Matheny
o Na wewe Ivan Goldschmidt
o Wish 143 Ian Barnes y Samantha Waite

• Documental
o Exit through the gift shop Banksy y Jaimie D'Cruz
o Gasland Josh Fox y Trish Adlesic
o Inside job Charles Ferguson y Audrey Marrs
o Restrepo Tim Hetherington y Sebastian Junger
o Waste land Lucy Walker y Angus Aynsley

• Corto documental
o Killing in the name ------------------------
o Poster girl ------------------------
o Strangers no more Karen Goodman y Kirk Simon
o Sun come up Jennifer Redfearn y Tim Metzger
o The warriors of Qiugang Ruby Yang y Thomas Lennon

• Dirección artística
o Alicia en el país de las maravillas Robert Stromberg, Karen O'Hara
o Harry Potter y las reliquias de la muerte (parte 1) Stuart Craig, Stephenie McMillan
o OrigenGuy Hendrix Dyas; Larry Dias y Doug Mowat
o El discurso del reyEve Stewart, Judy Farr
o Valor de leyJess Gonchor, Nancy Haigh

• Vestuario
o Alicia en el país de las maravillasColleen Atwood
o Io sono l'amore Antonella Cannarozzi
o El discurso del rey Jenny Beavan
o La tempestad Sandy Powell
o Valor de ley Mary Zophres

• Maquillaje
o El mundo según Barney Adrien Morot
o Camino a la libertad Edouard F. Henriques, Gregory Funk y Yolanda Toussieng
o El hombre lobo Rick Baker y Dave Elsey

• Mezcla de sonido
o Origen Lora Hirschberg, Gary A. Rizzo y Ed Novick
o El discurso del reyPaul Hamblin, Martin Jensen y John Midgley
o Salt Jeffrey J. Haboush, Greg P. Russell, Scott Millan y William Sarokin
o La red social Ren Klyce, David Parker, Michael Semanick y Mark Weingarten
o Valor de ley Skip Lievsay, Craig Berkey, Greg Orloff y Peter F. Kurland

• Montaje de sonido
o Origen Richard King
o Toy story 3 Tom Myers y Michael Silvers
o Tron: legacy Gwendolyn Yates Whittle y Addison Teague
o Valor de ley Skip Lievsay y Craig Berkey
o Unstoppable Mark P. Stoeckinger

• Montaje
o Cisne negro Andrew Weisblum
o The fighter Pamela Martin
o El discurso del reyTariq Anwar
o 127 horas Jon Harris
o La red socialAngus Wall y Kirk Baxter

• Efectos visuales
o Alicia en el país de las maravillas Ken Ralston, David Schaub, Carey Villegas y Sean Phillips
o Harry Potter y las reliquias de la muerte (parte 1) Tim Burke, John Richardson, Christian Manz y Nicolas Aithadi
o Más allá de la vidaMichael Owens, Bryan Grill, Stephan Trojanski y Joe Farrell
o Origen Paul Franklin, Chris Corbould, Andrew Lockley y Peter Bebb
o Iron Man 2 Janek Sirrs, Ben Snow, Ged Wright y Daniel Sudick

• © EDICIONES EL PAÍS, S.L. - Miguel Yuste 40 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 337 8200

Alquezar - Huesca

Almazan - Soria

Alma rota

martes, 25 de enero de 2011

lunes, 24 de enero de 2011

domingo, 23 de enero de 2011

El Silencio

Hay un vacío en el que no se oyen las zapatillas.
Y otro más profundo: el que disuelve nuestras manos.
Y nuestro cuerpo. Y sólo flotan unos ojos
que no lo parecen. Aunque daría lo mismo
porque ya no pensamos con palabras
que todo lo confunden.
Además
¿para qué edificar un templo de un grito?
Un grito que no suena en la expansión de las constelaciones.
Un grito que no oye el pastor de planetas.
Un grito que se llena, como un cubo, de huecos.
Un templo que visitan arenas y huracanes.
La boca ha gritado,
¿de qué huerto ha venido? ¿En qué lejana flor
se hará otra vez silencio,
historia no aprendida
y vida sin pregunta?
¿En qué agua de otro tiempo
se pulió la mandíbula y su origen?
¿En qué apagado sol
se removió su cero antes del cero?
Gritar: tan sólo un accidente, una arruga en el aire.
Y un destrozo,
un harapo de algo; un desgarrón superfluo
desde el violento, desde el distraído
que empuja, pisa y habla alto. No grita.
Alto, sólo, habla.
Se oye su voz pavorreal.
Y el grito se desenrosca desde su sima profunda:
un poquito de aire que, primero,
tropieza con la esquina del pulmón,
garganta arriba. Luego ulula, asalta
la pared que contiene su infinitud,
su triste desmesura,
arañando su cárcel, resuelto en templo,
ecos en frío crisopacio que se aleja,
en el tiempo, de la boca: su nido.
Y nada alrededor. La boca mueve
sus alas sin sonido, sin sentido,
entre el agua y el huerto,
entre hueso temprano y légamo futuro,
entre el cero y el cero.
Entre el cero y su carga.

Julia Uceda

PARA UN ESTETA

Tú que hueles la flor de la bella palabra
acaso no comprendas las mías sin aroma.
Tú que buscas el agua transparente
no has de beber mis aguas rojas.

Tú que sigues el vuelo de la belleza, acaso
nunca jamás pensaste cómo la muerte ronda
ni cómo vida y muerte -agua y fuego- hermanadas
van socavando nuestra roca.

Perfección de la vida que nos talla y dispone
para la perfección de la muerte remota.
Y lo demás, palabras, palabras, y palabras,
¡ay, palabras maravillosas!

Tú que bebes el vino en la copa de plata
no sabes el camino de la fuente que brota
en la piedra. No sacias tu sed en agua pura
con tus dos manos como copa.

Lo has olvidado todo porque lo sabes todo.
Te crees dueño, no hermano menor de cuanto nombras.
Y olvidas las raíces ( «Mi Obra», dices ), olvidas
que vida y muerte son tu obra.

No has venido a la tierra a poner diques y orden
en el maravilloso desorden de las cosas.
Has venido a nombrarlas, a comulgar con ellas
sin alzar vallas a su gloria.

Nada te pertenece. todo es afluente, arroyo.
Sus aguas en tu cauce temporal desembocan.
Y hechos un solo río os vertéis en el mar
«que es el morir», dicen las coplas.

No has venido a poner orden, dique. Has venido
a hacer moler la muela con tu agua transitoria.
Tu fin no está en ti mismo ( «Mi Obra», dices ), olvidas
que vida y muerte son tu obra.

Y que el cantar que hoy cantas será apagado un día
por la música de otras olas.

De "Quinta del 42" 1952
José Hierro

NOCTURNO

A G. Martínez Sierra

Aun soñaba en las dulzuras de esta tarde.
Estoy solo; mis amores están lejos;
y mi alma que se muere de tristeza,
de nostalgia y de recuerdos,
se sumía fatigada
en la bruma de los sueños.

Esta tarde han florecido
los vergeles de los cielos;
los crepúsculos pasados fueron grises
cual monótonos crepúsculos de invierno.
Esta tarde renació la primavera:
los velados horizontes descubrieron
sus aldeas indecisas;
hubo rosas y violetas en lo azul del firmamento,
hubo magia fabulosa de colores y de esencias;
fue un crepúsculo de aquellos
de las dulces primaveras que mi alma
ve vagar en sus recuerdos.

En la nada flotó un algo de profundas transparencias
y los giros de las brisas, un momento
dibujáronse temblando;
una onda ensombrecía los misterios
de la tarde...
En el cielo religioso
las estrellas del crepúsculo entreabrieron;
y mi alma se perdió en la vaga bruma
de los últimos jardines melancólicos y quietos...

Aun soñaba en las dulzuras de esta tarde.
Estoy solo; mis amores están lejos.

He entreabierto mi balcón:
por oriente ya la luna va naciendo;
las fragantes madreselvas
dan al aire de la noche las unciones de sus frescos
y balsámicos perfumes;
están tristes los luceros.
En mi oído vibra el ritmo de las voces que se aman.
Me da horror de estar a solas con mi cuerpo...
El silencio me contagia;
estoy mudo..., en mis labios no hay acentos...
Me parece que no hay nadie sobre el mundo,
Me parece que mi cuerpo
se agiganta; siento frío, tengo fiebre,
en la sombra me amenazan mil espectros...

He sentido que la vida se ha apagado
sólo viven los latidos de mi pecho:
es que el mundo está en mi alma;
las ciudades son ensueños...

Sólo turba la quietud solemne y honda
el temblor de los diamantes de los cielos.
Estoy solo con mi alma
que se muere de tristeza, de nostalgia y de recuerdos.

¿A quién cuento mis pesares?
Me da miedo de turbar este silencio
con sollozos. ¡Si escuchara algún suspiro!
¡Mis amores están lejos!

Por los árboles henchidos de negruras
hay terrores de unos monstruos soñolientos,
de culebras colosales arrolladas
y alacranes gigantescos;
y parece que del fondo de las sendas
unos hombres enlutados van saliendo...
Los jardines están llenos de visiones;
hay visiones en mi alma..., siento frío,
estoy solo, tengo sueño...
Los recuerdos se amontonan en mi mente,
los suavísimos recuerdos
de las tardes que me dieron sus colores,
sus esencias y sus besos.
¡Son tan dulces esas tardes de la tierra!,
(¡ah, las tardes de los cielos!)

Ya la luna amarillenta
va subiendo.
Mis pupilas, anegadas por el llanto,
se han cuajado de luceros.
Siento frío...¡Quién pudiera
dormitar eternamente en su ensueño,
olvidarse de la tierra
y perderse en lo infinito de los cielos!
Llega un aire perfumado, caen mis lágrimas;
estoy solo; mis amores están lejos...

Juan Ramón Jiménez

sábado, 22 de enero de 2011

ALTA TRAICIÓN

No amo mi patria.
Su fulgor abstracto
es inasible.
Pero (aunque suene mal)
daría la vida
por diez lugares suyos,
cierta gente,
puertos, bosques de pinos,
fortalezas,
una ciudad deshecha,
gris, monstruosa,
varias figuras de su historia,
montañas
-y tres o cuatro ríos.


José Emilo Pacheco

EL ENAMORADO


Lunas, marfiles, instrumentos, rosas,
lámparas y la línea de Durero,
las nueve cifras y el cambiante cero,
debo fingir que existen esas cosas.

Debo fingir que en el pasado fueron
Persépolis y Roma y que una arena
sutil midió la suerte de la almena
que los siglos de hierro deshicieron.

Debo fingir las armas y la pira
de la epopeya y los pesados mares
que roen de la tierra los pilares.

Debo fingir que hay otros. Es mentira.
Sólo tú eres. Tú, mi desventura
y mi ventura, inagotable y pura

Jorge Luis Borges

VOLVER

Mi recuerdo eran imágenes,
en el instante, de ti:
esa expresión y un matiz
de los ojos, algo suave

en la inflexión de la voz,
y tus bostezos furtivos
de lebrel que ha maldormido
la noche en mi habitación.

Volver, pasados los años,
hacia la felicidad
-para verse y recordar
que yo también he cambiado.

Jaime Gil de Biedma

viernes, 21 de enero de 2011

jueves, 20 de enero de 2011

China en escena

Hu Jintao irrumpe en Washington con todos
los atributos del superpoder que encarna.

La visita del presidente Hu Jintao a EE UU marca la voluntad del Gobierno chino de irrumpir en la escena mundial como nueva superpotencia y, de modo simétrico, la disposición estadounidense a concederle esta consideración. Esta es la gran diferencia con el viaje de Deng Xiaoping en 1979, cuando Washington no acertó a definir un modelo de relación con un país del que se intuía su protagonismo futuro. Desde entonces, Pekín ha desarrollado una medida estratégica en los principales escenarios mundiales hasta convertirse en el actual interlocutor privilegiado de Washington.

• Hu Jintao promete a Obama avanzar en los derechos humanos
• Hu Jintao admite el déficit en libertades
• Hu Jintao promete a Obama avanzar en los derechos humanos

El éxito de esa estrategia es la razón última de la magna recepción dispensada a Hu en Washington y, también, de las líneas fundamentales de la agenda de la visita -desde comercio a divisas y seguridad global-, alumbrada por un preámbulo de 45.000 millones de dólares en acuerdos de exportación, de los que forman parte la compra de 200 aviones a Boeing. Contratos que pretenden silenciar en parte las quejas americanas por su astronómico déficit comercial con China, estimado el año pasado en 275.000 millones de dólares.

China se ha convertido en el principal banquero internacional y, por tanto, en el actor decisivo para hacer frente a la gran crisis que sacude al sistema financiero desde el verano de 2007. Pekín no ha dudado en rentabilizar políticamente el volumen de sus reservas, buscando amortiguar, cuando no silenciar, las críticas por su situación política interior. Aunque Barack Obama ha sido uno de los pocos dirigentes mundiales en evocar públicamente la cuestión de los derechos humanos ante el Gobierno chino -ayer, con guante de seda, ante un Hu que dejó claro que su Gobierno no se dejará presionar en ese terreno-, no ha pasado de ser una precavida referencia más dirigida a cubrir las formas que a realizar una crítica directa. Obama prefiere poner el énfasis en el incremento de la cooperación.

La diplomacia de Pekín, apoyada por un formidable despegue militar, mucho más rápido de lo previsto, ha conseguido colocar a sus principales interlocutores, también a Obama, ante la insalvable disyuntiva de condescender con su desprecio por los derechos humanos o bien renunciar a la cooperación de su Gobierno en terrenos, además del económico, tan candentes como la proliferación nuclear en Irán o Corea del Norte. Washington sabe que la China de Hu no es la que encarnaba Deng Xiaoping, hasta el punto de que la única superpotencia mundial se ha avenido a compartir parcialmente su hegemonía a fin de no arriesgarla por completo.

Es preferible, sin duda, que esta rivalidad en las alturas se dirima por la vía de los acuerdos y no de los mecanismos de la guerra fría, algo en lo que ha insistido Hu Jintao desde su llegada a Washington. Pero cabe preguntarse sobre los límites de esa negociación cuando una de las partes está representada por un Gobierno que se erige sobre una radical falta de libertades para sus ciudadanos.

Editorial EL PAÍS, 20/01/2011

Hay alimentos seguros

Vía Muy Interesante

Gullholmen, Sweden

Face in the mountain

miércoles, 19 de enero de 2011

El Roto y los cristianos

Bodega Marques de Riscal Hotel - La Rioja, Spain - Frank Gehri

El Monstruo Verde – Gerárd de Nerval 1849

1.— El Castillo del diablo

Voy a hablarles de uno de los más viejos habitantes de París: se llamó en otro tiempo el diablo Vauvert.

De ahí surgió el proverbio: —¡Eso es en lo del diablo Vauvert! ¡Váyase al demonio Vauvert!— Es decir: Váyase… a pasear por los Champú—Elysées—.

Los porteros dicen generalmente: —Está por lo del diablo verde—, para expresar un lugar muy lejano. Esto significa que es necesario pagar muy cara la comisión que se les encarga. Pero es por otro lado, una frase viciosa y corrompida, como tantas otras familiares al pueblo parisino.

El diablo Vauvert es esencialmente un habitante de París que perdura desde hace siglos, si uno cree en los historiadores. Sauval, Félibien, Sainte—Froix y Dulaure han contado largamente sus escapadas.

Parece que en un principio habitó en el castillo de Vauvert que estaba situado en el lugar ocupado actualmente por el alegre baile de la cartuja, en el extremo del Luxembourg y frente a l´Observatoire, en la rue de l´Enfer.

Este castillo, de triste renombre, fue demolido en parte y las ruinas se convirtieron en una dependencia del convento de los cartujos en la que murió en 1414 Jean de la Lune sobrino del antipapa Benedicto XIII. Jean de la Lunes fue sospechoso de haber tenido relaciones con cierto diablo, que podría haber sido el espíritu familiar del viejo castillo de Vauvert, ya que, como se sabe, cada uno de esos edificios feudales tenía su diablo.

Los historiadores no nos han dejado nada preciso sobre esta fase interesante.
El diablo Vauvert da que hablara nuevamente en la época de Luis XIII.

Durante mucho tiempo se había oído, todas las noches, un gran ruido en una casa hecha con los restos del antiguo convento, cuyos propietarios estaban ausentes desde hacía años, cosa que asustaba mucho a los vecinos.

Avisaron al lugarteniente de policía, que envió varios guardias.

¡Cuál no sería la sorpresa de estos militares al escuchar el tintineo de los vasos mezclados a risas estridentes!

Al principio se creyó que se trataba de monederos falsos entregados a una orgía, y calculando su número por la intensidad del ruido, decidieron buscar refuerzos.

Pero juzgaron, aun entonces, que el escuadrón no era suficiente: ningún sargento se animó a llevar sus hombres a esa morada, donde parecía que había el bochinche de todo un ejército.
Un cuerpo de tropas suficientes llegó finalmente a la mañana: penetraron en la casa. No encontraron nada.

El sol disipó las sombras.
Durante todo el día se hicieron búsquedas, pues de pensó que el ruido provenía de las catacumbas, situadas, como se sabe, bajo ese barrio. Se preparaban para penetrar, en ellas, pero, mientras la policía tomaba sus disposiciones, la noche volvió nuevamente y el ruido recomenzó más fuerte que nunca.

Esta vez nadie se atrevió a descender, porque era evidente que en la bodega no había más que botellas y que, por lo tanto, era el diablo quién las hacía bailar.

Se contentaron con ocupar los accesos de la calle y pedir al clero que obrase.
El clero hizo una cantidad de oraciones, e incluso se echó agua recién bendecida, por medio de una jeringa, sobre la banderola de la bodega.
El ruido persistió siempre.

2. — El sargento
Durante toda la semana la muchedumbre de parisinos no cesó de obstruir la entrada del barrio, asustándose y pidiendo noticias.

Finalmente un sargento de la prefectura, más audaz que los otros se ofreció para entrar en la bodega malita, siempre que le concedieran una pensión que podía ser transferida, en caso de muerte, a una costurera de nombre Margot.

Era un hombre corajudo y más enamorado que crédulo. Adoraba a la costurera que era una persona bien provista y muy económica, casi se podría decir un poco avara, y que no había querido casarse con un simple sargento desprovisto de fortuna.

Pero, ganando la pensión, el sargento se convertía en otro hombre.
Envalentonado por esta perspectiva, él proclamó —que no creía ni en Dios ni el Diablo y que averiguaría qué era ese ruido—.

— ¿En qué cree usted, pues? — le preguntó uno de sus compañeros.
— Creo —contestó él— en el señor fiscal y en el prefecto de París.

Era decir mucho en pocas palabras.
Apretó el sable entre los dientes, tomó una pistola en cada mano y se lanzó por la escalera.
El espectáculo más extraordinario lo esperaba al pisar la bodega.
Todas las botellas se entregaban a una zarabanda desenfrenada y formaban figuras muy graciosas.
Las de etiqueta verde representaban a los hombres, y las rojas a las mujeres.
Había también una orquesta dispuesta sobre las estanterías de las botellas.
Las vacías sonaban como instrumentos de viento, las botellas rotas como címbalos y triángulos, y las botellas llenas daban algo así como la armonía penetrante de los violines.

El sargento, que había tomado algunos tragos antes de emprender la expedición, al ver sólo botellas, se sintió muy tranquilizado y se puso a bailar él también, imitándolas.
Después, poco a poco, animado por la alegría y el encanto del espectáculo, agarró una amable botella de cuello largo, un burdeos claro, según parecía, cuidadosamente sellada en rojo y la apretó amorosamente contra su corazón.
Risas frenéticas partieron de todos lados: el sargento, intrigado, dejó caer la botella que se hizo añicos contra el suelo.

La danza se interrumpió, gritos de terror se hicieron oír en todos los rincones de la bodega, y el sargento sintió que el pelo se le ponía de punta al ver el vino derramado que parecía formar un charco de sangre.

El cuerpo de una mujer desnuda, cuyos cabellos rubios se extendieron por el suelo y se empaparon en la humedad rojiza, estaba tendido a sus pies.

El sargento no hubiera tenido miedo al diablo en persona, pero esta visión lo llenó de horror; pero, pensando que de todos modos, tenía que dar cuenta de su misión, se apoderó de una botella con sello verde que parecía juguetear ante él y gritó:
—¡Por lo menos tendré una!

Una inmensa carcajada le respondió.
Entretanto había vuelto a la escalera y, mostrando la botella a sus camaradas, gritó:
—¡Aquí está el diablito!… ¡Ustedes son unos capones (dijo una palabra mucho más fuerte) por no haberse atrevido a bajar!
Su ironía era amarga. Los guardias se precipitaron en la bodega donde sólo encontraron una botella de Burdeos, rota. El resto estaba en su lugar.

Los guardias deploraron la suerte de la botella rota; pero corajudos como eran todos se largaron a subir con una botella en la mano.
Se les permitía beberlas.

El sargento de la prefectura dijo:
—En cuanto a mí, guardaré la mía para el día de mi casamiento.

No se le pudo rehusar la pensión prometida y se casó con la costurera, y …
¿Creen ustedes que tuvieron muchos niños?
No tuvieron más que uno.

3. — Lo que siguió
En el día de la boda que tuvo lugar en la Rapee, el sargento puso la famosa botella de etiqueta verde entre él y su esposa y sólo permitió que ellos dos bebieran de ese vino.
La botella era verde sepulcral, el vino era rojo como sangre.

Nueve meses después la costurera dio a luz un pequeño monstruo totalmente verde, con dos cuernos rojos en la frente.

¡Y ahora, vayan muchachas…, vayan a bailar a la Cartuja…, sobre el emplazamiento del castillo Vauvert!
De todos modos el niño creció, si no en virtud, por lo menos en tamaño. Dos cosas contrariaban a sus padres: su color verde y un apéndice caudal que recordaba en principio una prolongación del coxis, pero que, si se lo observaba bien, parecía una verdadera cola.

Se consultaron a los sabios, quienes afirmaron que era imposible operar y extirparla sin comprometer la vida del niño. Estuvieron de acuerdo en que era un caso raro pero había ejemplos citados por Herodoto y por Plinio el Joven. No se preveía aún el sistema de Fournier.

En lo que se refiere al color, se lo atribuyó a un predominio del sistema biliar. De todos modos se ensayaron varios cáusticos para atenuar el matiz muy pronunciado de la epidermis y se llegó, después de una cantidad de lociones y fricciones a conseguir un verde botella, después un verde agua, y finalmente un verde manzana. En ningún momento la piel llegó a parecer blanca, y a la noche recuperaba su tono.

El sargento y la costurera no podían consolarse de la pena que les daba el pequeño monstruo, que cada vez se volvía más terco, colérico y malicioso.

La melancolía que experimentaban los condujo a un vicio común entre la gente de su clase: se entregaron a la bebida.

Pero el sargento no quería beber más que el vino de etiqueta roja, y su mujer sólo el de etiqueta verde.
Cada vez que el sargento caía como muerto de borracho, veía en sus sueños a la mujer ensangrentada cuya aparición lo había espantado en la bodega después de romper la botella.

La mujer le decía:
—¿Por qué me apretaste contra tu corazón y después me destrozaste?… A mí, que te amaba tanto
.
Cada vez que la mujer del sargento le había dado fuerte al sello verde, veía en sus sueños un enorme diablo, de apariencia atroz, que le decía:
—¿Por qué te sorprendes de verme… ya que has bebido de la botella? ¿No soy acaso el padre de tu hijo?
¡Oh, misterio!

A los trece años, el niño desapareció.
Sus padres, inconsolables, siguieron bebiendo, pero ya no vieron renovarse las terribles apariciones que habían atormentado sus sueños.

4.— Moraleja
Fue así como el sargento pagó su impiedad… y la costurera su avaricia.

5 .— ¿Qué pasó con el monstruo verde?
Nunca se supo.

FIN