jueves, 30 de enero de 2014

Alucinante


20 Maneras de abrir una Cerveza

Vía Muy Interesante

martes, 28 de enero de 2014

domingo, 26 de enero de 2014

sábado, 25 de enero de 2014

viernes, 24 de enero de 2014

miércoles, 22 de enero de 2014

Airbag para Botellas


ACEITE Y AJO

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

martes, 21 de enero de 2014

Tres deseos


Timos y Bulos por la Red


lunes, 20 de enero de 2014

Súperpulseras

Vía Muy Interesante

Tableta y Co


domingo, 19 de enero de 2014

sábado, 18 de enero de 2014

Mushing

Vía Muy Interesante

Nacido para Matar

Vía Muy Interesante

viernes, 17 de enero de 2014

SOL Y CARNE

¡Si volviera el tiempo, el tiempo que fue!
Porque el hombre ha terminado, el hombre
         representó ya todos sus papeles.
En el gran día, fatigado de romper los ídolos,
resucitará, libre de todos sus dioses,
y, como es del cielo, escrutará los cielos.
El ideal, el pensamiento invencible, eterno,
todo el dios que vive bajo su arcilla carnal
se alzará, se alzará, arderá bajo su frente.
Y cuando le veas sondear el inmenso horizonte,
vencedor de los viejos yugos, libre de todo miedo,
te acercarás a darle la santa redención.
Espléndida, radiante, del seno de los mares,
tú surgirás, derramando sobre el Universo
con sonrisa infinita el amor infinito,
el mundo vibrará como una inmensa lira
bajo el estremecimiento de un beso inmenso...

El mundo tiene sed de amor: tú la apaciguarás,
¡oh esplendor de la carne! , ¡oh esplendor ideal 
¡Oh renuevo de amor, triunfal aurora
en la que doblegando a sus pies los dioses y los héroes,
la blanca Calpigia y el pequeño Eros cubiertos con
                                                     nieve de las rosas
las mujeres y las flores su bellos pies cerrados!

Arthur Rimbaud

Soñé que tú me llevabas...

Soñé que tú me llevabas
por una blanca vereda,
en medio del campo verde,
hacia el azul de las sierras,
hacia los montes azules,
una mañana serena.

Sentí tu mano en la mía,
tu mano de compañera,
tu voz de niña en mi oído
como una campana nueva,
como una campana virgen
de un alba de primavera.

¡Eran tu voz y tu mano,
en sueños, tan verdaderas!...
Vive, esperanza, ¡quién sabe
lo que se traga la tierra!

Antonio Machado

jueves, 16 de enero de 2014

Aquel Olor...

Era un´amicizia "di terra lontana"
GABRIELE D'ANNUNZIO

¿En qué cuento te leí? 
¿En qué sueño te soñé?
¿En qué planeta te vi 
antes de mirarte aquí? 
¡Ah! ¡No lo sé..., no lo sé!

Pero brotó nuestro amor
con un antiguo fervor,
y hubo, al tendernos la mano, 
cierta emoción anterior,
venido de lo lejano.
Tenía nuestra amistad 
desde el comienzo un cariz 
de otro sitio, de otra edad,
y una familiaridad 
de indefinible matiz...

Explique alguien (si lo osa) 
el hecho, y por qué, además, 
de tus caricias de diosa 
me queda una misteriosa 
esencia sutil de rosa 
que vienen de un siglo atras...

Amado Nervo

EL DIVINO AMOR

Te ando buscando, amor que nunca llegas,
te ando buscando, amor que te mezquinas,
me aguzo por saber si me adivinas,
me doblo por saber si te me entregas.

Las tempestades mías, andariegas, 
se han aquietado sobre un haz de espinas; 
sangran mis carnes gotas purpurinas
porque a salvarme, ¡oh niño!, te me niegas.

Mira que estoy de pie sobre los leños,
que a veces bastan unos pocos sueños
para encender la llama que me pierde.

Sálvame, amor, y con tus manos puras
trueca este fuego en límpidas dulzuras
y haz de mis leños una rama verde.

Alfonsina Storni

miércoles, 15 de enero de 2014

Solitaria oscura

Solitaria oscura
gustas de la noche, noche desolada.
La noche perdura
luego en tu mirada,
noche que conservas en la madrugada.
Nunca estás segura
de la luz del día, día que te enfada.
Día de amargura
hasta que abrazada
a la negra noche haces la velada.
Soledad hermosa
que la noche guarda, sírvete de guía.
Eres esa esposa
de la fiesta umbría,
eres esa esposa de una noche fría.
Nunca me miraste
sin la blanca luna, llena en tu mirada.
Tú me desvelaste
solitaria helada,
te busco en la noche, busco sin ver nada.
Nunca estoy dormido
si la noche sigue, sufro si se acaba.
Eres lo que pido
y eras lo que daba
esa noche oscura que de niño amaba.
Siempre vienes llena
de la luna hermosa, soledad umbría.
Guardas esa pena
que desdeña el día,
noche solitaria, solitaria mía.

por Alejandro Marzioni

PEREGRINAJE

Design Downloaded From WPThemes
A Elizabeth Azcona Cranwell

Llamé, llamé como la náufraga dichosa
a las olas verdugas
que conocen el verdadero nombre
de la muerte.

He llamado al viento,
le confié mi deseo de ser.

Pero un pájaro muerto
vuela hacia la desesperanza
en medio de la música
cuando brujas y flores
cortan la mano de la bruma.
Un pájaro muerto llamado azul.

No es la soledad con alas,
es el silencio de la prisionera,
es la mudez de pájaros y viento,
es el mundo enojado con mi risa
o los guardianes del infierno
rompiendo mis cartas.

He llamado, he llamado.
He llamado hacia nunca.

Alejandra Pizarnik

martes, 14 de enero de 2014

lunes, 13 de enero de 2014

Art on the beach


Acción en HD

EL PAÍS

domingo, 12 de enero de 2014