domingo, 31 de julio de 2011

Rimas a Contracorriente, por Alberto Ibáñez

Volar lectores a las librerías a partir de la semana próxima. En la sierra castellana ha surgido un poeta, Alberto Ibáñez y su Ópera Prima, "Rimas a Contracorriente", ha salido a la luz. Leerlo, integraros con él en la cruda realidad y quedaréis enganchados de por vida a su futuro poético.

Yo he tenido el inmerecido honor de escribir su contraportada y le doy las gracias por ello.
m.b.

ROCIO DURCAL - DE QUE MANERA TE OLVIDO

O meu primero amor - Amália Rodrigues


O meu primero amor. Amália Rodrigues por pelusilla

La vie en rose - Louis Armstrong

viernes, 29 de julio de 2011

Pasta cocida

Cocina Ligera

Crema de Yogur y Mango

Cocina Sana

Congrio con huevo y tomate

Cocina Ligera

jueves, 28 de julio de 2011

Albóndigas más suaves

Cocina Sana

Flan de Espinacas en Ensalada

Cocina Ligera

Rollitos de ahumados rellenos

Cocina Ligera

miércoles, 27 de julio de 2011

Pienso, luego existes



Cortometraje de Mario Viñuela

Temple buddha sky birds colors

Terminator 4 (Terminator Salvation, 2009)

Terminator 4 (Terminator Salvation, 2009

Dirección: McG.

Reparto: Christian Bale (John Connor), Sam Worthington (Marcus Wright), Moon Bloodgood (Blair Williams), Helena Bonham Carter (Dra. Serena Kogan), Bryce Dallas Howard (Kate Connor), Anton Yelchin (Kyle Reese), Common (Barnes), Jadagrace Berry (Star), Jane Alexander (Virginia), Michael Ironside (gereral Ashdown), Ivan Gvera (general Losenko), Beth Bailey (Lisa).

Guión: Michael Ferris y John Brancato.
Producción: Moritz Borman, Derek Anderson, Victor Kubicek y Jeffrey Silver.
Música: Danny Elfman.Fotografía: Shane Hurlbut.Montaje: Conrad Buff.Diseño de producción: Martin Laing.Vestuario: Michael WilkinsonUSA, Alemania, Reino Unido, Italia 2009

Con la tercera parte de la entrega, parecía que la supuesta saga de Terminator se iba a quedar en una simple trilogía, y viendo la calidad de esa película, casi mejor, pues bajaba vergonzosamente la calidad de sus dos predecesoras. Pero a pesar de que la no aparición del tío Chuache hacía prever un bajón en la recaudación, principal objetivo de los productores, éstos todavía apostaron por continuar, no con una nueva película, sino con una nueva trilogía que nos contara eso de lo que tanto se hablaba en las películas anteriores, y que veíamos en algún flash futurista: la guerra contra las máquinas que sobrevino tras el Día del Juicio Final.

Y aquí estamos ya con la primera de esas entregas, en las que John Connor, el supuesto mesías líder de la resistencia, debe llevar a la humanidad a vencer a las máquinas y a Skynet, el ser cibernético que inició la guerra y las lidera y controla. Todo ello ambientado en un futuro mezcla entre Matrix, Mad Max y Transformers.

A pesar de que el argumento no es muy halagüeño, la película, repleta de acción y efectos especiales, se hace interesante y llevadera. No tiene el nivel de las tres primeras partes, al ser muy diferente, ya no se trata de proteger a Sara Connor y a su hijo, sino de mostrarnos una batalla en la gran guerra contra Skynet. Para ello la acción nos traslada hasta el año 2013.

Algún guiño a la saga hay, para entretener más a los fans. Sobre todo destaca la “aparición” de Schwarzenegger en un cameo prescindible, pero curioso, del que mejor no decir mucho, o por ejemplo la aparición en algún momento de la película de la canción “You could be mine” de Guns N’Roses que ya aparecía en Terminator 2.

Los personajes sí, pero los actores que interpretan a los protagonistas no se corresponden con los de la tercera entrega, más que nada porque sin Chuache (su referida aparición es propiciada por las técnicas infográficas actuales), John Connor tenía que tener un rostro más conocido, por eso cogieron a Christian Bale y Claire Daines al parecer no pudo acoplarse al rodaje. Me ha gustado la interpretación de Sam Worthington, gran protagonista junto a Bale y con un personaje más complicado que le da para lucirse más que él.

Quedamos emplazados para dentro de 2 años con la quinta entrega de la serie, a la que recordemos hay que sumar la serie de Las Crónicas de Sara Connor. Curiosidad: con Bale ya son siete los actores que han interpretado a John Connor en cine y televisión y a diferentes edades.

martes, 26 de julio de 2011

lunes, 25 de julio de 2011

Indoor Skydiving

Fitballin

Baby, Piece of candy (original)

domingo, 24 de julio de 2011

Ví un hombre que...

Vi un hombre que,
gastado de tanto usarse,
proyectaba soledades.

Y me figuré que aquel hombre
no era la débil carne
que se ocultaba bajo sus ropas
sino la sombra
que proyectaba en la pared.

Entonces sentí que ese hombre
era tan fuerte como esa pared,
porque nada separa a la sombra
de ser aquello que aprisiona.

Pero aquel hombre,
que era sin saberlo
tan fuerte como una pared,
proyectaba otra sombra
que caía, perdiéndose,
en el agua.

Comprendí entonces
que aquel hombre
era simplemente un hombre sentado
entre lo que estaba y lo que se iba,
mientras me dejaba a mí,
que lo miraba,
sus más íntimas soledades.

(El libro de los viernes)
Gilberto Hernández Matos

Soneto

Yo sé que mi perfil será tranquilo
en el musgo de un norte sin reflejo.
Mercurio de vigilia, casto espejo
donde se quiebra el pulso de mi estilo.

Que si la yedra y el frescor del hilo
fue la norma del cuerpo que yo dejo,
mi perfil en la arena será un viejo
silencio sin rubor de cocodrilo.

Y aunque nunca tendrá sabor de llama
mi lengua de palomas ateridas
sino desierto gusto de retama,

libre signo de normas oprimidas
seré en el cuerpo de la yerta rama
y en el sinfín de dalias doloridas.


Federico García Lorca

Las piedras

Hermana, eras lo mismo que un árbol muy pequeño,
un árbol al que el viento depositó en la arena;
llegó una ola de agua, llegó una ola de pena
y me quedé mirando tu mirada y tu sueño;

o bien, yo estaba solo, solo como otras veces
frente al mar, y llegaste ante mí, silenciosa;
te sonreí despacio por darte alguna cosa:
yo ya no podía darte los panes y los peces;

a veces veo que lloras, que tu pasado suena,
a veces yo quisiera llorarte mi pasado,
mirándonos al fondo quisiéramos llorar;

mirándonos al fondo del tiempo, de la pena,
se pasará el futuro, y cuando haya pasado,
hermana mía, iremos, mirándonos, al mar.

Félix Grande

sábado, 23 de julio de 2011

ABDICACIÓN

Tómame, oh noche eterna, en tus
brazos y llámame hijo.

Yo soy un rey que
voluntariamente abandoné mi
trono de ensueños y cansancios.

Mi espada, pesada en brazos
flojos, a manos viriles
y calmas entregué;
y mi cetro y corona yo los dejé
en la antecámara, hechos pedazos.

Mi cota de malla, tan inútil,
mis espuelas, de un tintineo tan fútil,
las dejé por la fría escalinata.

Desvestí la realeza, cuerpo y alma,
y regresé a la noche antigua y serena
como el paisaje al morir el día.


Fernando Pessoa

Busca en todas las cosas un alma y un sentido
oculto; no te ciñas a la apariencia vana;
husmea, sigue el rastro de la verdad arcana,
escudriñante el ojo y aguzado el oído.

No seas como el necio, que al mirar la virgínea
imperfección del mármol que la arcilla aprisiona,
queda sordo a la entraña de la piedra, que entona
en recóndito ritmo la canción de la línea.

Ama todo lo grácil de la vida, la calma
de la flor que se mece, el color, el paisaje.
Ya sabrás poco a poco descifrar su lenguaje. . .
¡Oh divino coloquio de las cosas y el alma!

Hay en todos los seres una blanda sonrisa,
un dolor inefable o un misterio sombrío.
¿Sabes tú si son lágrimas las gotas de rocío?
¿Sabes tú qué secreto va contando la brisa?

Atan hebras sutiles a las cosas distantes;
al acento lejano corresponde otro acento.
¿Sabes tú donde lleva los suspiros el viento?
¿Sabes tú si son almas las estrellas errantes?

No desdeñes al pájaro de argentina garganta
que se queja en la tarde, que salmodia a la aurora.
Es un alma que canta y es un alma que llora. . .
¡Y sabrá por qué llora, y sabrá por qué canta!

Busca en todas las cosas el oculto sentido;
lo hallarás cuando logres comprender su lenguaje;
cuando sientas el alma colosal del paisaje
y los ayes lanzados por el árbol herido. . .

Enrique González Martínez

TESTAMENTO

Habiendo llegado al tiempo en que
la penumbra ya no me consuela más
y me apocan los presagios pequeños;

habiendo llegado a este tiempo;

y como las heces del café
abren de pronto ahora para mí
sus redondas bocas amargas;

habiendo llegado a este tiempo;

y perdida ya toda esperanza de
algún merecido ascenso, de
ver el manar sereno de la sombra;

y no poseyendo más que este tiempo;

no poseyendo más, en fin,
que mi memoria de las noches y
su vibrante delicadeza enorme;

no poseyendo más
entre cielo y tierra que
mi memoria, que este tiempo;

decido hacer mi testamento.

Es este:
les dejo

el tiempo, todo el tiempo.

Eliseo Diego

viernes, 22 de julio de 2011

Océnao Pacífico qué grande es

ONE, Todos somos uno

 (publicado por El Caminante)

Orangutanes - Solitarios por obligación

Vía Muy Interesante

jueves, 21 de julio de 2011

No se rinda en el campo

No se pase de la raya

No se apoye en exceso

El tercer deseo

- ... Bien, estoy esperando, dime ya cuál es tu tercer deseo.
- Guau... ¿Eres un genio?... Pero, ¿Cómo que el tercer deseo? ¿Y qué pasa con los dos primeros?
- Tu segundo deseo fue: olvidar todo lo que supiste desde justo un instante antes de que te concediese tu primer deseo.
- ¿Cómo? ¡No me lo puedo creer!,... ¿porqué iba a desear semejante cosa?, yo quiero conocer... ¡está bien!, mi tercer deseo es recordar todo lo que he olvidado, todo lo que alguna vez haya sabido y ahora se me haya olvidado.
- Justo ese fue tu primer deseo.
Y entonces el genio desapareció entre una nube de humo azulado.

Publicado por Telémaco

martes, 19 de julio de 2011

lunes, 18 de julio de 2011

Cerdo agridulce

Cocina Ligera

Empanada de Pimiento y Berenjena

 
Cocina Sana

Cocina Sana

domingo, 17 de julio de 2011

036 - de Juan Fernando Andrés Parrilla y Esteban Roel García Vázquez

Deer Cave, Mulu National Park, Borneo

Toy Story 3

El estudio que hace 15 años deslumbró con Toy Story sigue brillando por la misma, vieja y sabia receta de siempre: relatar un buen cuento. Rindiéndole honor a esta tradición, Toy Story 3 se convierte en un gran filme.
Hubo un tiempo en que los estudios de animación Pixar apenas competían contra sí mismos, buscando mejorar el excelso estándar anterior, refinando la técnica digital, aceitando los engranajes del guión antes de echarlo a correr de nuevo. Eso fue hace 11 años, cuando se estrenó Toy Story 2, una película que ha permanecido en el corazón de quienes ahora andan en la adolescencia y que desde entonces han visto desfilar un resurgimiento de la animación, protagonizado en primer lugar por Pixar y en segundo término por Dreamworks, su competidor más aguerrido y exitoso.
Si Pixar fue siempre candor, amor por los personajes y predilección hacia la historia, Dreamworks fue la broma hacia los adultos, la preferencia por el 3D y el gag de la risa inmediata. Si Pixar hacía reír y llorar con Monsters Inc. en el 2001, Dreamworks hacía llorar de la risa el mismo año con Shrek. Si la primera compañía esperó pacientemente más de una década para su tercera parte de Toy Story, la división creada por Steven Spielberg agotó en nueve años las cuatro partes de Shrek, hasta el total aniquilamiento creativo.
Hoy llega a los cines chilenos Toy Story 3, la esperada tercera parte de esta historia de personajes de plástico y amistad invencibles La vida se ha puesto difícil para los juguetes de Andy, el ex niño que los poseyó con cuidado y amor y que al irse a la universidad se enfrenta a la encrucijada de tener que deshacerse de ellos. En pocos minutos el vaquero Woody, el robot Buzz Lightyear y el señor Cabeza de Papa (más el resto de esta banda de compinches, a excepción de un par de juguetes que no repiten en esta secuela) habrán ido a parar por error a un jardín infantil poblado de niños de manos bastante destructivas. Además, en la guardería deben soportar una especie de régimen carcelario impuesto por los juguetes residentes.
Tal como las anteriores partes, la película se apodera de un género para desarrollar su acción: ahora adscribe al de las cintas en las que los personajes se fugan, a la manera de El gran escape. Aquí, los juguetes intentan huir del jardín para regresar a la casa de Andy.
Las películas de Pixar siempre han tenido el coraje de enfrentar a la muerte (un tema largamente ausente de las cintas infantiles) con envidiable gusto y destreza y así lo ejemplifican el deceso de la madre en Buscando a Nemo y el fallecimiento de la esposa en Up, una aventura de altura. En Toy Story 3 no hay muertes, pero sí hay angustia y venganza en aquel gran oso de peluche que es reemplazado por un ejemplar idéntico por su propietaria. Con gran coherencia, esta secuela desarrolla el tópico del abandono ya tratado en Toy Story 2 por el personaje del Oloroso Pete, un juguete tan desgraciado que jamás fue sacado de su caja.
La habilidad del director Lee Unkrich y de sus guionistas es hacer de Toy Story 3 una película donde el humor, el avanzado 3D o el guiño adulto (todas características muy patentadas por Dreamworks) están al servicio de una historia rica y sin trampas, de personajes con más profundidad que, por ejemplo, los de la floja Alicia en el país de las maravillas, de Tim Burton.
El visionario estudio de John Lasseter, que hace 15 años deslumbró a medio planeta con Toy Story (el filme que inició la revolución de los dibujos computarizados), sigue brillando por la misma, vieja y sabia receta de siempre: relatar un buen cuento. Esta virtud tiene poco que ver con la tecnología y sí con el talento de un narrador. Rindiéndole honor a esta tradición, Toy Story 3 se convierte en una gran película.
Director: Lee Unkrich.
Reparto:  Tom Hanks (voz de Woody), Tim Allen (voz de Buzz Lightyear), Michael Keaton (voz de Ken).
Género: animación.
País y año de producción: Estados Unidos, 2010.
Sitio oficial: Disney.go.com/toystory/
Duración: 103 minutos
Calificación: TE

sábado, 16 de julio de 2011

viernes, 15 de julio de 2011

Una farola frustra la huida de dos presos esposados

Pachelbel Rock - Solo Guitarra


Vía dalequetepego descubro este impresionante vídeo
Me quitaría el sombrero, si tuviera uno. Impresionante.

Update: Gracias a Pepe Cohete por la página oficial del músico, JerryC

OK Go - This Too Shall Pass - RGM version

jueves, 14 de julio de 2011

martes, 12 de julio de 2011

NO ENTRES DÓCILMENTE EN ESA BUENA NOCHE

No entres dócilmente en esa buena noche,
Que al final del día debería la vejez arder y delirar;
Enfurécete, enfurécete ante la muerte de la luz.

Aunque los sabios entienden al final que la oscuridad es lo correcto,
Como a su verbo ningún rayo ha confiado vigor,
No entran dócilmente en esa buena noche.

Llorando los hombres buenos, al llegar la última ola
Por el brillo con que sus frágiles obras pudieron haber danzado en una verde bahía,
Se enfurecen, se enfurecen ante la muerte de la luz.

Y los locos, que al sol cogieron al vuelo en sus cantares,
Y advierten, demasiado tarde, la ofensa que le hacían,
No entran dócilmente en esa buena noche.

Y los hombres graves, que cerca de la muerte con la vista que se apaga
Ven que esos ojos ciegos pudieron brillar como meteoros y ser alegres,
Se enfurecen, se enfurecen ante la muerte de la luz.

Y tú, padre mio, allá en tu cima triste,
Maldíceme o bendíceme con tus fieras lágrimas, lo ruego.
No entres dócilmente en esa buena noche.
Enfurécete, enfurécete ante la muerte de la luz.

Dylan Thomas

DESDE LAS NUEVE

Doce y media. Rápidamente el tiempo
pasó desde las nueve, cuando encendí mi lámpara
y me senté aquí. Estoy sentado
sin hablar o leer. ¿A quién podría hablar
en la casa desierta?

La imagen de mi cuerpo joven,
cuando encendí mi lámpara a las nueve,
vino a mi encuentro despertando
un perfume de cámaras cerradas
y pasado placer. ¡Qué audaz placer!
También trajo a mis ojos
calles ahora no reconocibles,
lugares de otro tiempo donde la vida ardió,
viejos teatros o cafés difuntos.

La imagen de mi cuerpo joven vino
y me trajo también memorias tristes:
las penas familiares, los adioses,
los sentimientos de los míos, los sentimientos de los muertos
apenas atendidos.

Doce y media. Cómo pasan las horas.
Doce y media. Cómo pasan los años.

Constantine Kavafys

LA BELLEZA

Yo soy bella, ¡oh mortales! , como un sueño de piedra.
Mi seno -donde el hombre se desangra y expira-
mudo, infinito amor al poeta le inspira,
coronada de rosas lo mismo que de yedra.

Campea en el azul -esfinge impenetrable-:
bajo alburas de cisne llevo un alma de nieve;
odio los movimientos que las líneas remueve;
lo mismo ignoro el llanto que la risa inefable.

Los poetas, absortos frente a mis actitudes
-que asumidas parecen de altivas magnitudes-
consumirán sus días sondando las edades;

que tengo para embrujo de amadores tan fieles,
-espejos que trasmutan las guijas en joyeles-
mis ojos, grandes ojos, de eternas claridades.

Charles Baudelaire

lunes, 11 de julio de 2011

AUSENTE

Ausente!  La mañana en que me vaya
más lejos de lo lejos, al Misterio,
como siguiendo inevitable raya,
tus pies resbalarán al cementerio.

Ausente!  La mañana en que a la playa
del mar de sombra y del callado imperio,
como un pájaro lúgubre me vaya,
será el blanco panteón tu cautiverio.

Se habrá hecho de noche en tus miradas;
y sufrirás, y tomarás entonces
penitentes blancuras laceradas.

Ausente!  Y en tus propios sufrimientos
ha de cruzar entre un llorar de bronces
una jauría de remordimientos!

Cesar Vallejo

A ELLA

En el invierno viajaremos en un vagón de tren
con asientos azules.
Seremos felices. Habrá un nido de besos
oculto en los rincones.

Cerrarán sus ojos para no ver los gestos
en las últimas sombras,
esos monstruos huidizos, multitudes oscuras
de demonios y lobos.

Y luego en tu mejilla sentirás un rasguño...
un beso muy pequeño como una araña suave
correrá por tu cuello...

Y me dirás: «¡búscala!», reclinando tu cara
-y tardaremos mucho en hallar esa araña,
por demás indiscreta.

Arthur Rimbaud

Guitarra del mesón que hoy suenas jota

Guitarra del mesón que hoy suenas jota,
mañana petenera,
según quien llega y tañe
las empolvadas cuerdas.

Guitarra del mesón de los caminos,
no fuiste nunca, ni serás, poeta.

Tú eres alma que dice su armonía
solitaria a las almas pasajeras...

Y siempre que te escucha el caminante
sueña escuchar un aire de su tierra.

Antonio Machado

domingo, 10 de julio de 2011

sábado, 9 de julio de 2011