jueves, 31 de enero de 2008

miércoles, 30 de enero de 2008

De qué es capaz nuestro Cerebro:

¿Qué ves: Espiral O Círculos?

En la calma oscura de la noche

En la calma oscura de la noche
desaparece lo incierto de los días
la mañana perturba el corazón
y en esa incongruencia de sucesivos sentimientos
madura y va agotándose el invierno.

Aparece azul la luz en primavera,
en el lago los lotos,
en las lindes la zarza enredadera
más todo se va y todo vuelve
y así el verano empieza madurando las mieses.

El cielo permanentemente añil se acera en el ocaso
cubriéndose de vetas que arden rojas en la tarde.
La noche es en otoño, la noche más hermosa
y recogida la uva, pisada en el lagar
el aire huele a mosto.

Del morado cárdeno del fruto, mana el licor
que se vuelve vino en el invierno.
Junto a los leños crepitando en el fuego
brindamos pacientes las ausencias
alzamos la bebida transparente y bebemos
besos de espuma y cristal en nuestras copas.

Escrito por Musaraña
Benacazón 18.01.1998

DESNUDO

Blancos, rosas... Azules casi en veta,
dos, mentales.
Puntos de luz latente dan señales
de una sombra secreta.
Pero el color, infiel a la penumbra,
se consolida en masa.
Yacente en el verano de la casa,
una forma se alumbra.
Claridad aguzada entre perfiles,
de tan puros tranquilos
que cortan y aniquilan con sus filos
las confusiones viles.
Desnuda está la carne. Su evidencia
se resuelve en reposo.
Monotonía justa: prodigioso
colmo de la presencia.
¡Plenitud inmediata, sin ambiente,
del cuerpo femenino!
Ningún primor: ni voz ni flor. ¿Destino?
Oh absoluto presente!

por Jorge Guillén

De lo poco de vida que me resta

De lo poco de vida que me resta
diera con gusto los mejores años,
por saber lo que a otros
de mí has hablado.

Y esta vida mortal... y de la eterna
lo que me toque, si me toca algo,
por saber lo que a solas
de mí has pensado.

Gustavo Adolfo Bécquer

ELLA

¿No la conocéis? Entonces
imaginadla, soñadla.
¿Quién será capaz de hacer
el retrato de la amada?

Yo sólo podría hablaros
vagamente de su lánguida
figura, de su aureola
triste, profunda y romántica.

Os diría que sus trenzas
rizadas sobre la espalda
son tan negras que iluminan
en la noche. Que cuando anda,

no parece que se apoya,
flota, navega, resbala...
Os hablaría de un gesto
muy suyo..., de sus palabras,

a la vez desdén y mimo,
a un tiempo reproche y lágrimas,
distantes como en un éxtasis,
como en un beso cercanas...

Pero no: cerrad los ojos,
imaginadla, soñadla,
reflejada en el cambiante
espejo de vuestra alma.

Gerardo Diego

CANCIÓN, HABIÉNDOSE CASADO SU DAMA

Culpa debe ser quereros,
según lo que en mí hacéis,
mas allá lo pagaréis
do no sabrán conoceros,
por mal que me conocéis.

Por quereros, ser perdido
pensaba, que no culpado;
mas que todo lo haya sido,
así me lo habéis mostrado
que lo tengo bien sabido.
¡Quién pudiese no quereros
tanto como vos sabéis,
por holgarme que paguéis
lo que no han de conoceros
con lo que no conocéis!

por Garcilaso de la Vega

Otra forma de luchar...

Estatua espía

Amantes...

Qué tamaño puede alcanzar una Gota de Agua

Muy Interesante

martes, 29 de enero de 2008

The Bunker - Getting out of a sand trap

C.S.I. acapara la atención de los lunes en Televisión

Las versiones de Miami y Nueva York vuelven a lograr los mejores datos del día.

Los lunes no dan lugar a sorpresas. Los primeros puestos de la clasificación de los programas más vistos tienen nombres propios. 'C.S.I. Miami' y 'C.S.I. Nueva York' atesoran los mejores datos de los lunes. Miami rozó los 4,9 millones de audiencia y consiguió un 25,4% de cuota de pantalla, los mejores datos del día en ambas referencias. 'Camera café' con 4,2 millones ocupa el segundo lugar y la versión neoyorquina de 'C.S.I. Las Vegas' obtuvo 3,7 millones y un 24,1% de cuota.

Los telediarios cierran el registro. Antena 3 alcanzó los 3,6 millones frente a los 3,2 de TVE. Los 2,9 millones del noticiario de Telecinco no fueron suficientes para estar entre los cinco programas más vistos y el dato les deja en el séptimo puesto tras 'Al pie de la letra' que con más de 3 millones de audiencia mantiene sus buenos datos diarios.

ELPAIS.com 29/01/2008

Lineas rojas paralelas

Lo son aunque NO lo parezca...

Dieta Perfecta

Cocina Ligera

Manzanas Caramelizadas

Cocina Ligera

Solomillo con Salsa de Albahaca

Cocina Ligera

Sepia a la plancha con tomate

Cocina Ligera

Berenjenas con Tomate y Mozzarella

Cocina Ligera

Ensalada Cesar

Cocina Ligera

Giran o no

Pues es un efecto óptico.

Lee atentamente segunda

Lee atentamente

Burgos, sus Bares y sus Tapas 2008

lunes, 28 de enero de 2008

Reporters without borders

Encriptado...

Para leer este mensaje "encriptado", pon "ojos de chino", estira tus ojos por los laterales con los dedos.

¿Curioso no?...

Mira fijamente el puntito central y aleja y acerca tu cabeza... ¿Curioso no?...

9 Delfines

Si ves algo que no sea 9 Delfines, que es lo que ven los niños de 4 años, tienes una mente retorcida....

domingo, 27 de enero de 2008

Look where the fish are drawn

¿Do you smoke?

Pelícano comiendo

You know the word has changed when...

Llamada desde dentro

Perspectiva profunda

Amor Maternal...

De la palabra bosque tomaré el árbol

De la palabra bosque tomaré el árbol
para quemar con sus astillas el pasado.

De la palabra miedo borraré lo que asusta
para seguir soñando.

De la palabra frío cosecharé calor para mis huesos.
De la palabra hambre la levadura para el pan.

De la palabra música nacerá el oído.
De la palabra madera surgirá el chelo.

De la palabra desnuda de tu nombre la armonía.
De la palabra mano, todo cuanto quería que fuera acariciado.

De la palabra Tú, asomaré Yo misma.
De la palabra Yo, el agua para diluirte.

De la palabra agua la nube.
De la palabra nube la lluvia.
De la palabra lluvia el río.
De la palabra río el mar.
De la palabra Mar, la última palabra.

Escrito por Musaraña
Benacazón 10.11.1998

viernes, 25 de enero de 2008

Madrigal 1919

Yo te miré a los ojos
cuando era niño y bueno.
Tus manos me rozaron
y me diste un beso.

(Los relojes llevan la misma cadencia,
y las noches tienen las mismas estrellas.)

Y se abrió mi corazón
como una flor bajo el cielo,
los pétalos de lujuria
y los estambres de sueño.

(Los relojes llevan la misma cadencia,
y las noches tienen las mismas estrellas.)

En mi cuarto sollozaba
como el príncipe del cuento
por Estrellita de oro
que se fue de los torneos.

(Los relojes llevan la misma cadencia,
y las noches tienen las mismas estrellas.)

Yo me alejé de tu lado
queriéndote sin saberlo.
No sé cómo son tus ojos,
tus manos ni tus cabellos.
Sólo me queda en la frente
la mariposa del beso.

(Los relojes llevan la misma cadencia,
y las noches tienen las mismas estrellas.)

Federico García Lorca

El homenaje a Luis Cernuda

No vengo yo en este momento a esta mesa como amigo de Luis Cernuda, ni amigo vuestro, ni a ofrecer este banquete para cumplir un rito gastado ya en tantas farsas con discursitos decorados, con envidias cubiertas de veneno y lágrimas de cocodrilo. No vengo tampoco dispuesto a que mi voz la lleve el aire para recibir en cambio, como tantas veces, una bandeja de aplausos coronada por un "muy interesante" de merengue. Yo vengo para saludar con reverencia y entusiasmo a mi "capillita" de poeta, quizá la mejor capilla poética de Europa, y lanzar un vítor de fe en honor del gran poeta del misterio, delicadísimo poeta Luis Cernuda, para quien hay que hacer otra vez, desde el siglo XVII, la palabra divino, y a quien hay que entregar otra vez agua, juncos y penumbra para su increíble cisne renovado.

No me equivoco. Lo que voy a decir es verdad y está en la conciencia de toda persona sensible. La aparición del libro "La realidad y el deseo" es una efemérides importantísima en la gloria y el paisaje de la literatura española. No me equivoco, porque para decir esto aquí yo he luchado a brazo partido con el libro, leyendo sin gana al acostarme, al levantarme; leyendo con dolor de cabeza, sacando ese poquito de odio que sentimos todos contra autores de obras perfectas; pero ha sido inútil. "La realidad y el deseo" me ha vencido con su perfección sin mácula, con su amorosa agonía encadenada, con su ira y sus piedras de sombra. Libro delicado y terrible al mismo tiempo, como un clave pálido que manara hilo de sangre por el temblor de cada cuerda. No habrá escritor en España, de la clase que sea, si es realmente escritor, manejador de palabras, que no quede admirado del encanto y refinamiento con que Luis Cernuda une los vocablos para crear su mundo poético propio; nadie que no se sorprenda de su efusiva lírica gemela de Bécquer y de su capacidad de mito, de transformación de elementos que surgen en el bellísimo poema El joven marino con la misma fuerza que en nuestros mejores poetas clásicos. Entre todas las voces de la actual poesía, llama y muerte en Aleixandre, a la inmensa en Alberti, lirio tierno en Moreno Villa, torrente andino en Pablo Neruda, voz doméstica entrañable en Salinas, agua oscura de gruta en Guillén, ternura y llanto en Altolaguirre, por citar poetas distintos, la voz de Luis Cernuda erguida suena original, sin alambradas ni fosos para defender su turbadora sinceridad y belleza.

La pluma que dibujó los primorosos mapas de los árabes, la que inventó clavellinas y negras mariposas en las cintas de los niños muertos, la pluma que ha escrito con sangre una carta de amor sobre la que después se ha escupido, la que ha copiado con temblor un torso de Apolo en la agonía de los institutos, pluma de pena y frenesí de rocío, es la que ha sostenido entre sus dedos Luis Cemuda mientras oía la voz que dictaba su "Realidad y el deseo". Desde que el poeta canta en 1924:

Va la brisa reciente
por el espacio esbelta
y en las hojas, cantando,
abre una primavera.

Empieza un duelo con sus tristezas, con su tristeza de sevillano profundo, duelo elegantísimo, con espadín de oro y careta de narcisos; pero con miedo y sin esperanza, porque el poeta cree en la muerte total. Este duelo sin esperanza de paraíso, que hace que el poeta quiera fijar eternamente los hombros desnudos de un navegante o una momentánea cabellera, anima todas sus páginas, hasta que al fin cae victoriosamente rendido,

Fortalecido estoy contra tu pecho
y augusta piedra fría,
bajo tus ojos crepusculares,
¡oh madre inmortal!

en el grave himno de la "Tristeza", uno de los últimos de "La realidad y el deseo".

No es hora de que yo estudie el libro de Luis Cernuda, pero sí es la hora de que lo cante. De que cante su espera inútil, su impiedad, y su llanto, y su desvío, expresados en norma, en frialdad, en línea de luz, en arpa. No me equivoco. No nos equivocamos. Saludemos con fe a Luis Cernuda. Saludemos a "La realidad y el deseo" como uno de los mejores libros de la poesía actual de España.

por Federico García Lorca

SIN COMENTARIOS

He pensado: Un poema no debe de ser vago.
Si quiero que funcione debe de ser exacto.
Entonces no he cantado, he contado
de uno en uno los muertos que llevamos

Me he sentado ante mi mesa, y he apuntado
sus nombres y apellidos. Sin comentarios.
Al llegar al noveno ya estaba llorando
pero hacia dentro. Sin comentarios.

Veintidós, veintitrés y veinticuatro.
La rabia me retorcía. Las lágrimas corrían.
Pero había que tragarlas. Sin comentarios.

Treinta y tres. Treinta y cuatro.
¿Se pueden llevar más lejos el dolor y el espanto?
He tirado mi boli. He suspirado pensando:

Cumplí lo que podía. Mi poema ha terminado.
Y entonces un amigo me ha anunciado
que acaban de matar al treinta y ¿cuántos?

Gabriel Celaya

Alma a quien todo un dios prisión ha sido

Alma a quien todo un dios prisión ha sido,
venas que humor a tanto fuego han dado,
médulas que han gloriosamente ardido,
su cuerpo dejará, no su cuidado,
serán ceniza, mas tendrá sentido,
polvo serán, mas polvo enamorado.

FRANCISCO DE QUEVEDO

MAÑANA...

La ventana entreabierta contiene un rostro
sobre el campo del mar. Los cabellos vagos
acompañan el tierno ritmo del mar.

No hay recuerdos en esta cara.
Sólo una sombra fugaz, como una nube.
La sombra es húmeda y dulce como la arena
de una cavidad intacta, al anochecer.
No hay recuerdos. Sólo un murmullo
que es la voz del mar hecha recuerdo.

Al anachocer el agua blanda del amanecer
se empapa de luz, esclarece la cara.
Cada día es un milagro sin tiempo,
bajo el sol: la envuelve una luz salada
y un sabor a fruto de mar vivo.

No existe recuerdo en esta cara.
No existe palabra que lo contenga
o lo una a las cosas pasadas. Ayer,
por la breve ventana ha desvanecido como
desvanecerá dentro de un istante, sin tristeza
ni palabras humanas, sobre el campo del mar.

Cesare Pavese

Lo C

Esa sorpresa de verte. Esa sonrisa repentina. Esa felicidad porque sí. Esas expectativas. Esa mirada cómplice. Estos, mis ojos, que te buscan. Esas ganas de verte y mirarte. Ese verte constantemente aunque no te mire. Ese saber en dónde encontrarte. Ese querer darme y brindarme. Sin máscaras, ni maquillajes. Esa necesidad de necesitarte. Esas ganas de respirarte. Esas ansias porque llegue el día. Esa apuesta a que se repitan. Esa sonrisa repentina, ese encontrarte allá hacia donde mire. Ese darte el lugar de los mejores. Y de entre los mejores, el único. Ese haberte dado ese lugar, tan mío, tan mío.
Flavia Ricci

jueves, 24 de enero de 2008

Mantenga la línea del Chip

Swing a través de la Bola

Extienda los Brazos

Rockport Stinger

Punch Shot

Plugged Bunker

Cosas que tu teléfono móvil puede hacer

1 El número de emergencias en todo el mundo es: 112. Este número puede ser marcado aunque el teléfono este bloqueado.
¡Inténtalo!

2 ¿Dejaste las llaves dentro de tu coche? ¿Y estas lejos de casa donde tienes otro control remoto para abrirlo? Pues bien, la solución está en que llames a tu casa y que alguien acerque el mando de apertura (o la llave electrónica) al teléfono. Tú tendrás que mantener el teléfono a aproximadamente 20 cms de distancia de la puerta del coche. Al hacer esto…
¡Bingo, los seguros saltan!
Esto también sirve para el Maletero.
¡Haz la prueba!

3 ¿Se te agotó la batería del teléfono móvil? Todos los móviles tienen una reserva de carga en sus baterías que al marcar
*3370# automáticamente se activa, dándote hasta un 50% de carga adicional.
Cuando vuelvas a recargar tu teléfono, volverá a recargarse automáticamente y tendrás otra reserva para otra ocasión.

4 ¿Como deshabilitar un teléfono que te han robado? Primero hay que saber el numero de serie de dicho teléfono (IMEI), para encontrarlo es necesario marcar lo siguiente:
*#06#, al hacer esto aparecerán en la pantalla 15 dígitos este es el numero de serie del teléfono, escríbelo y archívalo en un lugar seguro.
Si lo llegaras a perder o si te lo roban, contacta con tu compañía para cancelar o anular el teléfono. Cuando les das este número, nadie podrá usar el teléfono porque lo desactivaran, y aunque le cambien la tarjeta no funcionará.

miércoles, 23 de enero de 2008