domingo, 31 de agosto de 2008

Phobos, con su mejor Perfil

Vía Muy Interesante

Neumáticos Galácticos

Vía Muy Interesante

Bicivoladores

Vía Muy Interesante

sábado, 30 de agosto de 2008

Happyness is Easy

Ahora sonrie

Vuelta Ciclista a España 2008

Candidatos
Vía EL PAIS.COM

viernes, 29 de agosto de 2008

Adios...

Final Inminente..

Abrazo de un Tigre

jueves, 28 de agosto de 2008

Pozos de ambición (There Will Be Blood) (2008)

Con esta pomposa traducción de ‘There Will Be Blood’ -más apropiada para una telenovela de sobremesa que no otra cosa-, nos llega la última película de Paul Thomas Anderson, un director adorado por la crítica y que entre el público goza de admiración y rechazo a partes iguales.

Además de la película que me ocupa, mi único contacto con la filmografía de Anderson ha sido ‘Punk Drunk Love’, un extraño (u original, según se mire) drama romántico con toques de comedia que a un servidor le pareció incoherente (por no decir absurda), aburrida y sumamente pretenciosa. Y son los dos últimos adjetivos los que precisamente considero que arrastra su nuevo film.

Anderson nos zambulle en el ambicioso y corrosivo mundo del petróleo, un negocio donde no hay sitio para la amistad ni la familia, y en donde lo único que importa es amasar fortuna al precio que sea.

En este contexto nos encontramos con Daniel Plainview (Daniel Day-Lewis), un hombre que pasa de ser un simple minero a ser un gran magnate del petróleo en la América del siglo XIX. Con su particular visión dentro del negocio y sus más que discutibles métodos, conseguirá abrirse paso entre sus competidores comprando terrenos a base de embaucadores discursos.

A su llegada a Little Bos
ton, un pueblucho de mala muerte del oeste, Plainview comienza a adueñarse de todo cuanto le rodea y sus pozos poco a poco empiezan a dar sus frutos. No importa que alguien tenga que morir ni importa a quien haya que amenazar o engañar. Él está dispuesto a enriquecerse con el oro negro y procurará que nada se interponga en su camino, ni siquiera su propio hijo o un predicador cuenta-cuentos llamado Eli Sunday (Paul Dano).

A medida que sus bolsillos se llenan, su alma se va oscureciendo hasta alcanzar el mismo color negro del petróleo que él y sus hombres extraen del subsuelo. Su codicia y su riqueza aumentan, como aumenta su despotismo.

‘Pozos de ambición’ nos relata la evolución del personaje de Plainview y también nos muestra un modo de vivir en una época donde el petróleo está en pleno apogeo. Podemos ver lo miserable que puede llegar a ser el ser humano cuando el dinero está por medio o lo repulsiva que puede ser una persona que come el coco a sus semejantes con discursos y deleznables shows religiosos.

Religión, corrupción y ambición confluyen dentro de una historia realmente cruda y por momentos, enérgica.

De todas formas, a un servidor no le ha parecido la obra maestra que se nos ha ido vendiendo. Claro que eso es una apreciación muy personal. Tan personal como puede ser considerarla que sí lo es.

El principal problema es, como ya suele ser habitual en muchísimos (demasiados) directores, el excesivo metraje. Hay tramos de la cinta que rozan casi la excelencia y que poseen un brío y solemnidad increíbles, ayudados sobretodo por el inconmesurable Daniel Day- Lewis. Pero hay otros momentos que son condenadamente plomizos e intrascendentes.

La ambientación nos traslada perfectamente a esa época, con unos áridos y polvorientos paisajes estupendamente fotografiados.

Pero la música compuesta por Jonny Greenwood, componente de los ‘Radiohead’, a veces se me antoja inadecuada y estridente. Los temas más clásicos de su partitura discurren bien con las imágenes, aunque en determinados momentos se agradece más el silencio que no una musiquilla de fondo. Pero luego están otros temas machacones que a mí personalmente no me cuadran para nada con lo que se está viendo y menos con el tipo de película que es (por mucho que sus sonidos quieran emular la maquinaria usada en la perforación de los pozos). No es que esto sea un gran problema y seguramente dependerá del gusto de cada uno, pero no está de más comentarlo.

Lo mejor, sin duda alguna, es la presencia de Daniel Day-Lewis, que está inmenso en su papel, como ya era de esperar en él. Es un actor que no se prodiga mucho, pero que cuando lo hace es para dejarnos clavados en la butaca. Consigue, como pocos, hacernos ver al personaje y no al actor que interpreta al personaje.

Mención especial también a un sorprendente Paul Dano (visto en ‘Pequeña Miss Sunshine’), que interpreta al detestable predicador del pueblo. A medida que vas descubriendo sus intenciones, vas viendo que entre él y Plainview no existen tantas diferencias como parecía haber (aunque sus motivaciones sean distintas).

Por lo demás, estamos ante una de esas películas que difícilmente encuentren término medio entre los gustos del público. A algunos les parecerá una maravilla del séptimo arte mientras que para otros será un tostón de cuidado (como
‘El Nuevo Mundo’ de Terrence Malick, por ejemplo). Vosotros diréis a qué bando pertenecéis.

A mí sinceramente me ha dejado bastante frío, más después de tanto halago recibido. De vez en cuando desviaba mi atención para consultar la hora que marcaba mi reloj, y eso no es buena señal.

Aquí tenéis una opinión a contracorriente de la del resto. Ahora os toca juzgar a vosotros.

Pliskeen 11 de Febrero de 2008

El Increíble Hulk (2008)

El Increíble Hulk (2008)

Cinco años después del amado y odiado - a partes desiguales- ‘Hulk’ de Ang Lee, nos llega una ‘nueva versión/secuela’ con equipo técnico y reparto nuevos. Poco tienen que ver la una con la otra salvo por -a grandes rasgos- los conflictos que rodean al personaje principal.

Teniendo ya fresca en la memoria la anterior adaptación, en ‘El Increíble Hulk’ el guionista se ha ahorrado preámbulos innecesarios para poder atajar al film desde el punto que interesa, es decir, desde el momento en que nuestro protagonista, Bruce Banner (Edward Norton), alejado ya de su tierra y de sus seres queridos, busca un remedio para su ‘enfermedad’. El cómo se convirtió en la enorme masa verdosa y el cómo llegó a esta situación de aislamiento, se explican mediante flashbacks en los créditos iniciales, informando así al espectador no erudito del ‘nacimiento’ del personaje.

Hechas las presentaciones, el film arranca mostrándonos a Bruce (Edward Norton) en su obligada nueva vida, trabajando en una fábrica como un ciudadano normal y corriente e intentado pasar desapercibido. En la intimidad, Bruce practica el autocontrol de su ira para no transformarse en Hulk, mientras que intenta por todos los medios encontrar algún antídoto que contrarreste por completo la radiación que hace que se convierta en un monstruo.

Para avanzar en las investigaciones necesitará la información del proyecto causante de ’su Mr. Hyde’ y por ello se verá obligado a volver a EE.UU. Una vez allí se reencontrará con las personas de su pasado, desde viejos enemigos como el General Ross (Williams Hurt) hasta su único y gran amor, Betty Ross (Liv Tyler), pasando por un nuevo villano, el agente de la KGB Emil Blonsky (Tim Roth), el encargado de capturarlo.

A partir de este momento las cosas se le irán complicando a Bruce, ya que el ruin General Ross está dispuesto a todo para atraparlo sin importarle que la vida de su hija (Betty Ross) corra peligro.

Louis Leterrier, el director, tiene en su currículum películas de acción como la saga ‘Transporter’ o ‘Danny The Dog’, lo que le da cierta ventaja a la hora de filmar las trepidantes secuencias de acción que aquí se dan cita. No obstante y por suerte, el guión firmado por Zack Penn (’X-Men 3: La decisión final’) da suficiente endereza al film como para que este se sustente no sólo en la acción sino también en una acertada historia dónde los personajes y sus conflictivas relaciones aportan su granito de arena. De esta manera, la cosa no se queda en un simple y vacío producto lleno de fuegos de artificio.Podríamos decir que se ha encontrado el idóneo equilibrio entre acción y profundidad, algo que no consiguió el Hulk de Lee, que se quedó corto en lo primero y se pasó de largo en lo segundo (al menos a gusto de muchos, entre los que me incluyo).
Nuestro Bruce Banner vive un continuo infierno desde su accidente con los rayos gamma. Si no controla su ira, su Alter Ego hace acto de presencia y el caos se desata. Esto hace que los militares le persigan constantemente, sobretodo el General Ross, que quiere experimentar con él para hacer de su maldición una nueva arma para el ejército. A eso hay que añadirle la imposible relación que mantiene con Betty, un amor verdadero que encuentra en Hulk un obstáculo insalvable (algo así como King Kong y Ann Darrow).

Todos estos problemas se reflejan a la perfección en la película, de modo que además de disfrutar de los mamporros que suelta Hulk, disfrutamos también de una historia con miga en la que los personajes (la pareja protagonista, básicamente) tienen algo que hacer y decir.

Esta vez además tenemos acción por un tubo de principio a fin, dosificada a lo largo del metraje y terminando en unos 20 minutos espectaculares, donde los dos monstruos del film -Hulk y Abominación- se dan de hostias a base bien. Nadie podrá quejarse de que este enfrentamiento sea breve (como la pasó a la, pese a eso, estupenda Iron Man) o que no sea satisfactorio, ya que el cara a cara entre los dos arrasa con todo lo que se les pone por delante (vehículos, edificios…).

Además, técnicamente esta bastante lograda, disipando los temores propiciados por los primerizos trailers. A este Hulk, un tono de verde más oscuro, un pelo más estilizado, un rostro menos bruto (dentro de lo que cabe, claro), y una musculatura hipervitaminada, le dan un realismo superior al más o menos aceptable monigote verde usado por Ang Lee. Su movilidad y expresiones faciales mejoran notablemente, aunque no lleguen a ser perfectos (a veces da la sensación que es como de goma). Este Hulk también habla, poco, pero habla, al igual que también lo hace Abominación.

En cuanto al reparto, tenemos al siempre impecable Edward Norton como Bruce Banner, mejorando los antecedentes (a Eric Bana lo encontré bastante sosillo) y a Liv Tyler como Betty Ross, cuyas comparaciones con la maravillosa Jennifer Connelly son odiosas. No es que Tyler lo haga mal, todo lo contrario, pero Connelly es mucha Connelly. De todas formas, la química entre Norton y Tyler funciona, lo cual ya es un gran punto a favor.

William Hurt como el General Ross cumple de sobras con su papel, ya que tampoco se le exige más de lo que ya dio Sam Elliot en la anterior versión. Si bien hay que decir que nunca llega a inspirar la gran maldad que sí transmite Tim Roth como el agente Emil Blonsky. Y es que el Sr. Roth ya tiene una eficiente experiencia como villano (’Matar a un rey’, ‘Rob Roy’, ‘El Mosquetero’, ‘El Planeta de los Simios’) y aquí otra vez se torna más incordioso que un grano el trasero (con perdón de la expresión).

Como no podía ser de otra forma en una película de la factoría Marvel, tenemos los habituales cameos que siempre dan una pequeña alegría a los más comiqueros. Aparece Stan Lee, el creador del personaje, y también Lou Ferrigno, el popular Hulk televisivo. Dos escenas bastante simpáticas a modo de guiño.Pero además hace aparición Tony Stark/Robert Downey Jr. al final de la película, de forma que se conectan ambas películas de sendos personajes (’El Increíble Hulk’ y ‘Iron man’), consiguiendo así una coherencia argumental que sirva como procedente para una futura adaptación de ‘Los Vengadores’ (sabia estrategia, pienso yo).
En definitiva, estamos, en mi opinión, ante un nuevo logro de la Marvel, llevando a cabo (por segunda vez, eso sí) una adaptación de uno de sus personajes más famosos concebida para intentar satisfacer a todos (ya veremos sí lo logra…), tanto a los que salieron decepcionados con la versión de Ang Lee como a los que consideran aquella una excelente película.

Parece que la Marvel ha encontrado por fin la fórmula idónea para sus adaptaciones comiqueras. La cosa pasa por contratar a un reparto de primera línea y a un director con sentido del espectáculo y sin aires de grandeza. Un guión sencillo pero eficaz que equilibre la acción con la historia, profundizando lo justo en la psique de los personajes y aportando toques de humor sin caer en la parodia o el ridículo (sobre esto último, mejor me ahorro citar ejemplos de lo que no hay que hacer). Unos efectos especiales competentes hacen el resto.

Que ‘El Increíble Hulk’ esté un peldaño por encima o por debajo de ‘Iron Man’ que lo juzgue cada uno por su cuenta, pero de lo que no hay duda es que éste es el Hulk que muchos queríamos ver.

Dos horas de satisfactorio entretenimiento, con espectaculares escenas de acción, humor y guiños simpáticos (al tanto con la escena de los pantalones), un reparto convincente, un villano a la altura del héroe, un trasfondo romántico para nada empalagoso y un guión sencillito pero eficaz.

Si acaso de lo único que peca es de ser un tanto apresurada a la hora de contar ciertas cosas de la historia (ventaja y desventaja a la vez) y de dejar muy en segundo plano algún que otro personaje, como por ejemplo el Dr. Samson o incluso el General Ross.

Por cierto, la escena vista en el trailer en la que Samson y Banner comparten plano no aparece en el film, por lo que supongo será parte de esos supuestos 70 minutos de metraje eliminados del montaje final (que muy seguramente sí serán incluidos en el DVD). Y no hay escena tras los créditos finales (ni falta que hace), así que no es necesario que hagáis esperar sentados a vuestro/s acompañante/s, que por lo general tienen más prisa que tú en abandonar la sala (o eso me suele ocurrir a mí).
Pliskeen 19 de Junio de 2008

miércoles, 27 de agosto de 2008

Dead girl (2008)

Dirección y guión: Karen Moncrieff.
País: USA.
Año: 2006.
Duración: 93 min.
Género: Drama, thriller.
Interpretación: Toni Collette (Arden), Rose Byrne (Leah), Mary Beth Hurt (Ruth), Marcia Gay Harden (Melora), Brittany Murphy (Krista), Kerry Washington (Rosetta), Josh Brolin (Tarlow), Giovanni Ribisi (Rudy), James Franco (Derek), Mary Steenburgen (Beverly).
Producción: Tom Rosenberg, Henry Winterstern, Gary Lucchesi, Eric Karten, Richard Wright y Kevin Turen.
Música: Adam Gorgoni.
Fotografía: Michael Grady.
Montaje: Toby Yates.
Diseño de producción: Kristan Andrews.
Vestuario: Susie DeSanto.

Cinco historias se abordan desde diferentes puntos de vista. Una joven aparece muerte descubierta por una mujer que vive con su madre que la tortura psicológicamente. La descubridora del cuerpo iniciará una relación con un extraño, obsesionado con los asesinos en serie, con el que inician un juego sexual macabro.

Pasamos a la segunda historia y vemos como una familia vive soñando con la esperanza de que su hija desaparecida aparezca viva. Su hermana que estudia para forense, desea que aparezca el cuerpo de una vez, para poder descansar y rehacer su vida, cerrando un paréntesis que dura ya muchos años. El cuerpo de la víctima de la primera historia le hace creer a la forense que se trata de su hermana y esto la ilusiona, acendra su negro porvenir e incluso disfruta del sexo con un compañero del trabajo que la pretende. Desgraciadamente para ella, no es su hermana, así que las fauces del infierno seguirán abiertas alimentando su pesadilla con horas de oscuridad.

La tercera historia es la de una matrimonio donde él, hace excursiones nocturnas y vuelve días después, con su mujer tirándole los trastos a la cabeza sabedora de que se trae entre manos. Atará cabos y llega a la conclusión de que su marido es el responsable de la muerte de varias jóvenes, y en lugar de denunciarlo, lo ampara, cubre, y llega a borrar cualquier prueba que lo incrimine.

En la cuarta, aparece la madre de la muerte, la cual tras reconocer el cadáver de su hija, quiere saber más cosas acerca de la vida de su hija y así conoce a una compañera de habitación de su hija, una joven drogadicta que le da a la madre los datos que ésta desea conocer.

Finalmente la quinta historia son los últimos días de la difunta, la cual quiere ir con su hija a ver a su madre, dejar esa vida que lleva, pero desgraciadamente no cumple su plan al cruzarse en su camino el asesino de jovencitas.

Lo novedoso de la película es que no se centra exclusivamente en la víctima o en el quehacer de un asesino en serie, sino que va más allá y se analiza como lleva una familia la desaparición de una hija, como el hecho de que no haya un cuerpo no permite pasar página, y siempre está viva la llama de la aparición. Se cuestiona también como ciertos asesinos pueden contar con la complicidad directa o indirecta de sus familiares, amigos o conocidos. Finalmente se plasma como la mala suerte a menudo se ceba con los más desgraciadas, y como por muy poco, por horas, no es posible cambiar de vida, sino perderla en manos de un desalmado psicópata.

Las cinco historias están marcadas por la tristeza, la soledad, la mala suerte. Está rodada con tonos apagados, y destila una desesperanza que por momentos llega a calar. Interesantes interpretaciones de Marcia Gay Harden Brittany Murphy y Kerry Washington.No hay lugar para el espectáculo, ni para el artificio, todo es triste y descarnado.

Merece la pena verla, aunque no creo que no tendrá mucha repercusión.

Escrito el 15 de Junio de 2008 por Popeye Doyle

martes, 26 de agosto de 2008

Sorbete de Aguacate y Limón

Cocina Ligera

Los Mejores Rellenos

Cocina Ligera

lunes, 25 de agosto de 2008

Avance de los estrenos del 29 de Agosto

El próximo viernes llegará a las pantallas una de las propuestas más interesantes a priori que el cine español nos va a ofrecer en los próximos meses, Los Girasoles Ciegos, el nuevo film de José Luis Cuerda protagonizado por Maribel Verdú, Javier Cámara, Raúl Arévalo, José Ángel Egido, Roger Príncep, Martín Rivas e Irene Escolar. La adaptación de la novela homónima de Alberto Méndez es un drama ambientado en la posguerra española estructurado como cuatro historias que tienen en común el estar protagonizadas por víctimas. El film sin embargo será recordado por ser el guión póstumo del gran Rafael Azcona.

Y aunque sea uno de los últimos fines de semana de la temporada estival, aún nos quedan por recibir algunas de las grandes superproducciones norteamericanas, como Hellboy II: El Ejército Dorado, el nuevo film del “visionario director de El Laberinto del Fauno” Guillermo del Toro. Esta secuela se estrena tras el fracaso que ha obtenido en Estados Unidos, donde no ha podido ni recaudar lo que ha costado. Este viernes también llegará el último huevo que ha sacado George Lucas de su particular gallina de los huevos de oro, Star Wars: The Clone Wars. El film transcurre en el marco temporal entre el Episodio II y el Episodio III, y retoma el estilo de la serie de animación del mismo título. Entre las novedades que llegarán a la cartelera esta semana también nos encontramos con el thriller de acción Bobby Z, protagonizado por Laurence Fishburne y Paul Walker. Estamos ante otro de esos films que, no se sabe muy bien cómo y por qué, llegan a nuestros cines, ya que en la mayoría de los territorios se ha estrenado directamente en DVD. Sin embargo, también hay espacio para otro tipo de producciones entre los estrenos de esta semana, como el drama francés Hace Mucho que te Quiero, ópera prima de Philippe Claudel. En la película, Kristin Scott Thomas interpreta a una mujer que, tras 15 años rechazada por su mujer, se reencuentra con su hermana pequeña. Los dos últimos estrenos de la semana son la producción chilena Calle Santa Fe y el drama alemán Lo Visible y lo Invisible.
Escrito por Francisco Bellón Ballesteros

Corvina con Almejas y Langostinos

Cocina Ligera

Piza Barbacoa

Cocina Sana

domingo, 24 de agosto de 2008

sábado, 23 de agosto de 2008

Productos integrales

Cocina Ligera

Caballo saltando

viernes, 22 de agosto de 2008

No estoy...

Tornado

jueves, 21 de agosto de 2008

Ha llegado la luz hasta la playa

Ha llegado la luz hasta la playa
y el mar la respira con ondas bocanadas,
un hombre solitario anda sin rumbo
y absorto, contempla el desvarío de las olas,
que llegan alocadas, en volandas,
rompiendo sin ningún miramiento
y haciendo con la espuma encajes y filigranas.
Mira hacia lo alto, y a veces,
caminando sin ver, se para
y el agua espumosa le moja los zapatos
(cuando un hombre en la playa se detiene
se detienen con él todas las palabras).
El silencio rompe la superficie del aire
quedándose en suspenso e ignorante el alma.
Quietos los ojos, quietas las miradas,
es la sombra en definitiva lo que sigue moviéndose
para dejar sobre la arena constancia.
Constancia de su sola presencia.
Constancia de su constancia de andar
licuado, definitivamente el sol, sobre la playa.
Al Mar mudo y dormido le duelen las entrañas
y deja sobre el manto que conforma la orilla
restos de algún molusco y un puñado de algas,
es decir, deja constancia, sin inútiles palabras
de lo que lleva dentro, que es en definitiva,
todo lo que comienza y todo lo que acaba.

Escrito por Musaraña
Matalascañas 21.10.1991

miércoles, 20 de agosto de 2008

LA ROSA AZUL

¡Que goce triste este de hacer todas las cosas como ella las hacía!
Se me torna celeste la mano, me contagio de otra poesía
Y las rosas de olor, que pongo como ella las ponía, exaltan su color;
y los bellos cojínes, que pongo como ella los ponía, florecen sus jardines;
Y si pongo mi mano -como ella la ponía- en el negro piano,
surge como en un piano muy lejano, mas honda la diaria melodía.

¡Que goce triste este de hacer todas las cosas como ella las hacía!
me inclino a los cristales del balcón, con un gesto de ella
y parece que el pobre corazón no está solo.
Miro al jardín de la tarde, como ella,
y el suspiro y la estrella se funden en romántica armonía.

¡Que goce triste este de hacer todas las cosas como ella las hacía!
Dolorido y con flores, voy, como un héroe de poesía mía.
Por los desiertos corredores que despertaba ella con su blanco paso,
y mis pies son de raso -¡oh! Ausencia hueca y fría!-
y mis pisadas dejan resplandores.

Juan Ramón Jiménez

martes, 19 de agosto de 2008

ESPARZAS

1
Yo callé males sufriendo,
y sofrí penas callando;
padecí no mereciendo,
y merecí padeciendo
los bienes que no demando:
si el esfuerzo que he tenido
para callar y sufrir,
tuviera para decir,
no sintiera mi vevir
los dolores que ha sentido.

2
Pensando, señora, en vos,
vi en el cielo una cometa:
es señal que manda Dios
que pierda miedo y cometa
a declarar el deseo
que mi voluntad desea,
porque jamás no me vea
vencido como me veo
en esta fuerte pelea
que yo conmigo peleo.

3
Callé por mucho temor;
temo por mucho callar,
que la vida perderé;
así con tan gran amor
no puedo, triste, pensar
qué remedio me daré.
Porque alguna vez hablé,
halléme de ello tan mal,
que, sin duda, más valiera
callar, mas también callé
y pené tan desigual,
que, más callando, muriera.

Jorge Manrique

lunes, 18 de agosto de 2008

AMOROSA ANTICIPACIÓN - LOVING ANTICIPATION

Español:
Ni la intimidad de tu frente clara como una fiesta
ni la costumbre de tu cuerpo, aun misterioso y tacito Y de niña,
ni la sucesion de tu vida asumiendo palabras o silencios
seran favor tan misterioso
como mirar tu sueño implicado
en la vigilia de mis brazos.
Virgen milagrosamente otra vez por la virtud absolutoria del sueño,
quieta y resplandeciente como una dicha que la memoria elige,
me daras esa orilla de tu vida que tu misma no tienes.
Arrojado a quietud,
divisare esa playa ultima de tu ser
y te vere por vez primera, quiza,
como Dios a de verte,
desbaratada la ficcion del Tiempo,
sin el amor, sin mi.

Inglés:
Neither your forehead's intimacy clear as a celebration
nor your body's habit, still mysterious and tacit, and a girl's, nor
the succession of your life assuming words or silences shall be such a
mysterious favour as watching your sleep implied
in the vigil of my arms.
Miraculously virgin again by the absolving virtue of sleep,
still and glowing like a joy that memory chooses,
you will give me that edge of your life which you lack yourself.
Flung to quietness,
I shall see that last beach of your being
and I will see you for the first time, maybe,
as God must see you,
Time fiction spoiled,
without love, without me.

Jorge Luis Borges

domingo, 17 de agosto de 2008

Tu pupila es azul, y cuando ríes

Tu pupila es azul, y cuando ríes,
su claridad suave me recuerda
el trémulo fulgor de la mañana
que en el mar se refleja.

Tu pupila es azul, y cuando lloras,
las transparentes lágrimas en ella
se me figuran gotas de rocío
sobre una violeta.

Tu pupila es azul, y si en su fondo
como un punto de luz radia una idea
me parece, en el cielo de la tarde,
¡una perdida estrella!

Gustavo Adolfo Bécquer

LA SOMBRA DEL NOGAL

Homenaje a Vicente Aleixandre.

La sombra del nogal es peligrosa
Tupido en el octubre como bóveda
como cúpula inmóvil
nos cobija e invita
a su caricia fresca
y van cayendo frutos uno a uno
torturados cerebros nueces nueces
Por las noches
sombra de luna muerta de el nogal
y van sucidándose una a una
sus hojas quejumbrosas
y pies desconocidos invisibles
las huellan las quebrantan las sepultan
librándolas así
del torbellino eólico
que azota a lo mortal abandonado
sobre la haz funesta de la tierra
impenetrable
Pero ¿quién pasa quién posa?
¿De quién los pies piadosos redentores?.

Gerardo Diego

sábado, 16 de agosto de 2008

Anuncio argentino

Driving Through a Massive Dust Storm

Does anyone know where dust storms like this occur? That is totally insane and I would be convinced the world was coming to an end.



Driving Through a Massive Dust Storm - Watch more free videos

jueves, 14 de agosto de 2008

Mensaje de amor

The Power of Books

miércoles, 13 de agosto de 2008

martes, 12 de agosto de 2008

lunes, 11 de agosto de 2008

domingo, 10 de agosto de 2008

sábado, 9 de agosto de 2008

HERMES

Dios griego de todo cuanto requiere habilidad y astucia.
Hijo de Zeus y Maya, fue el mensajero de los dioses, dios del comercio, de los ladrones, los tramposos y los viajeros.
Inventó la lira, los pesos y medidas y los deportes.
Se le representa con un manto de viaje y sandalias o talones alados.
También como pastor.

HERA

Es la diosa principal de los griegos, hija de Cronos y de Rea y a la vez, hermana y esposa de Zeus. Era la protectora del matrimonio y la maternidad.Sus atributos son el cuervo, el pavo real y la granada.

HEFESTO

Dios griego del fuego y de los metales, hijo de Zeus y Hera.Su forja era prodigiosa y realizó numerables armas y armaduras para distintos dioses: el tridente de Poseidón, el cetro de Zeus, el escudo de Heracles, etc. Se le representa en la fragua o portando sus herramientas.