lunes, 31 de marzo de 2008

El Fantasma

No, no sentí miedo, sólo curiosidad. Noche tras noche me despertaron sus ruidos en la cocina. Anoche me levanté, y sin encender la luz, me acerqué en silencio.
Allí estaba, junto a la mesita, era una sombra oscura de la estatura de un niño. No se veía más que eso, un manchón de oscuridad, la silueta de una cabeza, un sólo hombro y un torso delgadísimo.
Sin pensarlo lo sujeté abrazándolo, una voz en mi cerebro gritó:- ¡Soltáme papá! Mientras sentía su espesor de almohadón de plumas intenté encender la luz con un codo.
Él intentaba escurrirse, y en mi cabeza repetía la misma frase. Logré encender la luz. Sólo sentí el frío del piso en mis pies, él ya no estaba.
Me dejó la sensación de haber abrazado un sueño que no fue…. Perdido, sin duda, en la doliente oscuridad de la memoria.
Epílogo
Soñamos. Y quizás todo sea así.Un torbellino incomprensible de dónde todo sale y a dónde todo llega.Un grupo de animales que evolucionan hacia un dónde.O una sucesión deshilachada de torpes fragmentos de nada.
Milton Blanco

Jaque al Viejo...

Club d'Escacs Sant Martí (Barcelona)
por Agustín Traini

domingo, 30 de marzo de 2008

Anochece sobre el papel de cartas que te escribo

Anochece sobre el papel de cartas que te escribo
mientras una brisa loca y sin destino
estremece mi frente cuando escapa
como el sueño que se estaba soñando al despertar,
todo se pierde en el frío de la piedra
y, la retícula densa
que conforma el pensamiento de tu ausencia,
hace llegar a mí el vértigo de tu presencia.
Desde adentro me aspira la mirada
y la regresa convertida en murmullo del cuerpo,
en arena arrastrada al fondo de los mares,
en diálogo amoroso con el viento.
Ya no le quedan a la noche más que estrellas
y un vaho tibio llega de la calle abandonada
alargando los dedos como el humo que oscilante
mueve la sombra de una veleta.

Escrito por Musaraña
Benacazón 13.09.1991

Separación II

Esta felicidad fugitiva,
esto que se me va de las manos,
esto que me devora los días
esto que se llama boca, ojos, pecho, piernas amadas,
corazón alígero, mente como la brisa del amanecer,
pretendo loca y tercamente
fijar de modo
que a tientas en la noche, si despierto,
lo encuentre vivo, intacto, invariable.
No dormir ni perderse en la neblina
podrán estas inmensas realidades,
lanzas del corazón, fuegos de humanidad
que levantaron la existencia de nuestras almas
a donde sólo hay música, sin tiempo ni medida.
Recordarás lanoche suprema
en la ciudad de la roca en pie:
faroles agónicos,
crucificados en las paredes,
bajo campanarios de muda escenografía,
nos esperaban siglos y siglos.
Nos aguardaban las piedras duras del suelo,
los recatados bancos de las plazuelas vacías,
los árboles que cobijaron a los moris y a las cristianas.
Por encima del suelo corrían oraciones y coplas
como en un imposible río de eternidad.
Derramábanse lentas existencias amantes
por los muros fuertes hacia el foso de los amores.
Estaba el cielo tan a la mano y tan desesperadamente lejos,
que nos parecía unas veces boca y, otras, alma.
Supimos entoncens, para nuestra desesperación,
que el cuerpo es algo más que una fruta;
que no basta morder;
que siempre queda lejos algo intacto.
Libres y enlazados por el destino,
subíamos y bajábamos,
sin peso, como pájaros,
rozando, sin herirnos, todo lo triste y agorero de la existencia.

Después, en un olvido presente,
sin otra luz que la embriaguez de la aridad,
vimos venir el nuevo día,
con nuevos montes, árboles, ríos,
caritas humanas, borriquillos de infinita ternura,
torres, caminos, jardines cerrados
en donde hubiéramos querido vivir eternamente.

por José Moreno Villa

Separación I

Ya no tocan los ángeles sus clarines
y los demonios de la carne se acurrucan medrosos.
Una gran sordera
recorre las galerías de mi alma sin ti.
Vanidosamente, pienso que mis gemidos alcanzan alturas bíblicas,
y que mis brazos llenan en aspa el cielo azul, hoy turbio.

No gimo, no hablo. En el silencio sin fondo
se propaga mi angustia.
Mis ojos persiguen tu aroma
y mi olfato se ciega en tu desaparición.
¿Qué destino dar a estas manos que sostuvieron
la bengala de la felicidad?
¿Cómo volver a los asuntos vulgares
este pensar que vivía de tu presencia?
Desencajado y roto voy, miserable carrito,
al paso del asno de la melancolía,
por una cuesta sin vértice,
devorando las hojas del calendario vivido.
Hay un sábado rojo y un domingo de luz
que ya son carne y médula de mis días futuros.
Con ellos, y con la aurora de tus dientes inmaculados,
y con el secreto alentador de tus ojos,
seguirán mis pies más seguros hacia el oriente.
¿Por qué, por quién fué quitada la escalera de mi departamento?

¿Por qué, por quién fueron tapiadas sus ventanas?
¿Por qué, por quién se ordenó mi soledad?
Sólo vosotros, los que camináis indefensos
y desnudos por la selva sin éxito,
comprenderéis este desgarrón inefable
que hace querer la vida por encima de todo.
El miserable carrito sin estabilidad
fué carroza y tren poderoso.
Bendita, vendita tú, ¡ay de mí!
¡Bendita tú por haberme querido!
Por haberme conducido a través de la felicidad,
camino de la desventura.

por José Moreno Villa

Para cuando me ves tengo compuesto

Para cuando me ves tengo compuesto,
de un poco antes de esta venturanza,
un gesto favorable de bonanza
que no es, amor, mi verdadero gesto.

Quiero decirte, amor, con sólo esto,
que cuando tú me das a la olvidanza,
reconcomido de desesperanza
¡cuanta pena me cuestas y me cuesto!

Mi verdadero gesto es desgraciado
cuando la soledad me lo desnuda,
Y desgraciado va de polo a polo.

Y no sabes, amor, que si tú el lado
mejor conoces de mi vida cruda,
yo nada más soy yo cuando estoy solo.

Miguel Hernández

OCASO

Era un suspiro lánguido y sonoro
la voz del mar aquella tarde... El día,
no queriendo morir, con garras de oro
de los acantilados se prendía.

Pero su seno el mar alzó potente,
y el sol, al fin, como en soberbio lecho,
hundió en las olas la dorada frente,
en una brasa cárdena deshecho.

Para mi pobre cuerpo dolorido,
para mi triste alma lacerada,
para mi yerto corazón herido,

para mi amarga vida fatigada...
¡el mar amado, el mar apetecido,
el mar, el mar, y no pensar nada...!
Manuel Machado

¿En qué consistía el Pancracio?

Vía Muy Interesante

¿Cómo funcionan los Laxantes?

Vía Muy Interesante

¿Es posible encantar a una Serpiente?

Vía Muy Interesante

¿Cómo muerde una Planta Carnívora?

Vía Muy Interesante

Cambio del Reloj a Horario de Verano

La madrugada del día 30.03.2008, domingo, cuando sean las 2h los relojes deberán pasarse a las 3h. Entramos así en el Horario de Verano.

sábado, 29 de marzo de 2008

Una hora de apagón por el planeta

Ciudades de todo el mundo apagarán hoy de 20.00 a 21.00 horas las luces para subrayar la amenaza del cambio climático

La ciudad de Sidney, antes y después del apagón ecológico mundial del año pasado

Ciudadanos de todo el mundo están llamados hoy a apagar las luces durante una hora para subrayar el peligro y la amenaza que supone el cambio climático. La hora del Planeta, que es como se ha llamado a esta iniciativa para reducir la energía, comenzará a las 10.00 hora española en Sydney, Australia, cuando las luces de la Opera House y del Puente Harbour se apaguen, informa la BBC en su edición digital.

Otros participantes de la iniciativa, que arrancó por primera vez el año pasado también en Sidney, harán lo mismo a las 20.00 hora local de hoy, entre ellos ciudades como Bangkok, Londres o Chicago. Más de 35 países han mostrado su apoyo a este gesto.

Disminuir el uso de la energía
Convocado por la organización ecologista WWF, el apagón es también un símbolo del compromiso individual para disminuir el uso de energía, por eso la organización invita no sólo a apagar las luces y los aparatos eléctricos entre las 20.00 y las 21.00 de esta noche, sino también a cambiar las bombillas tradicionales por unas de bajo consumo y a aprender qué se puede hacer en la lucha contra el cambio climático.

WWT asegura en el portal en la Red dedicado al apagón que La Hora del Planeta demostrará que trabajando juntos se puede lograr un impacto positivo en la lucha contra el cambio climático, aduciendo el éxito que una iniciativa como esta tuvo en Australia en marzo del pasado año.

En la campaña de Sidney participaron 2 millones de personas y 2.000 empresas. Se logró una disminución de un 10,2% en el consumo de energía, lo que es equiparable a retirar más de 48.000 vehículos de la circulación. El 97% de la población en Sidney conocía la campaña, según datos de la ONG organizadora.

viernes, 28 de marzo de 2008

Sigue tu Corazon

Alguna vez se ha cambiado el final de un Largometraje

Vía Muy Interesante

Acabará el Home Cinema con las Salas

Vía Muy Interesante

27 Vestidos (2008)

27 Vestidos (2008)

Precedida por un éxito impresionante en la taquilla americana, llega a nuestras pantallas ‘27 Vestidos’, cuyo gran honor ha sido aventajar en espectadores a esa máquina publicitaria que ha sido ‘Monstruoso’. Cuando analizábamos el box-office ya nos olíamos que el film podía basar su tirón en su protagonista, una televisiva Katherine Heigl que está en racha, y las predicciones se han cumplido.


Como un trozo de tarta de una de las muchas bodas que aparecen en la película, el gusto que queda en la boca tras su visionado es dulzón, empalagoso y bastante saciante. Con un guión plagado de tópicos, Heigl hace de ‘27 Vestidos’ un producto que sin ella hubiera resultado intragable.
Jane (Heigl), una triunfadora en su trabajo y dama de honor en 27 bodas, vive angustiada por dejar de ser sólo la que lleva el ramo y lograr que su jefe (Burns) se de cuenta que está loca por él y la lleve al altar. Cuando su hermana Tess (Akerman) llega a la ciudad todo se desmoronará y acabará preparando la boda entre ésta y su amor inconfesado sin saber que un periodista (Marsden) especializado en bodas y a la caza del reportaje de su vida se irá enamorando poquito a poco de ella.

Atención con las ya consabidas artimañas promocionales, que engañan y fastidian a más no poder. Primero, el recordar al espectador que su guión proviene de Aline Brosch McKeena, artífice de ‘El Diablo viste de Prada’. Las diferencias entre una y otra son abismales. Esta vez la guionista se encarga de mezclar en una hora y media todo lo visto y revisto en el género: un amor no confesado, un amor no descubierto, enredos, engaños y un final rosa chillón. No hace falta ser un cinéfilo para ver toques de decenas de películas del género, y menos aún sorprenderse por la manidísima escena cantarina. Toda comedia que se precie en los último años tiene una.

La segunda y peor de todas es su trailer, el cual pude ver en ‘Jumper’. Lo cuenta ABSOLUTAMENTE TODO. Sigue la estructura argumental del film y encima contiene todas y cada una de las escenas más divertidas del metraje. Hubiese preferido no verlo, porque el poco encanto que tiene se pierde por completo. Si ya lo habéis visto os pasará como a mí: he seguido el esquema y no he encontrado nada más alrededor.

Sin embargo, ‘27 Vestidos’ tiene algo que la hace especial y entretenida. Sí, a pesar de sus carencias, la película puede resultar entretenida. El motivo: su actriz protagonista. La electricidad que traspasa por la pantalla es tremenda, olvidando que el guión es más simple que el mecanismo de un botijo. Sin ser una actuación digna de Meryl Streep, la chica lleva el peso de todas y cada una de las escenas, dejando que el resto del casting pasa sin pena ni gloria y se conviertan en puro acompañamiento.

Se nota que la chica está haciendo méritos para suplir lo que en su tiempo fueron Roberts y Bullock, y la comedia romántica tiene un hueco tan grande que posiblemente Heigle ocupará con muy buenos resultados.

Nadie me machacará si digo que ‘27′ está destinada en un 80% al público femenino, y que se aprovecha burdamente de todos los elementos más fáciles para conectar con dicho sector, pero milagrosamente no llega a ser tan feminista como para que los tios salgan corriendo (p.ej. ‘Sexo en Nueva York’) ni tan insultante como para que ellas acaben odiando a la protagonista. La simpleza de su argumento y su puesta en escena hace que nadie termine retorciéndose en la butaca tras la primera media hora, y eso es mucho.

Sin saber muy bien cómo Edward Burns ha aceptado un papel tan soso, o cómo James Marsden se ha convertido en un galán romántico, la cámara se mueve y respira sólo por Katherine Hegl, reiternado mi teoría de que ella, y sólo ella salva la película de ser un auténtico castañazo. A Malin Akerman la veo repitiendo su papel de ‘Matrimonio Compulsivo’ con menos histrionismo.

La mayor virtud de ‘27 Vestidos’ es que es imposible que decepcione: sabemos a lo que vamos y sabemos de que va esto. No se puede esperar que en una comedia existan más giros inesperados que el esperar cuando los dos protagonistas se van a besar, que casi siempre es al final y con una declaración en público. La entrada dice ‘27 Vestidos’, no ‘39 escalones’.

Si tenéis más expectativas en un film que va de bodas y amores ideales es que os estáis equivocando de género. Perseguidme con antorchas y colgadme después, pero desde ‘Serendipity’ no he visto nada en condiciones…

Vía Póster index-dvd.com
Bloody Will 29 de Febrero de 2008

No levante la Cabeza, sólo gírela

No fuerce la postura, relájese

Mida su juego Corto

Manténgase a Salvo

La Posición determina el Golpe

miércoles, 26 de marzo de 2008

Algas para Cocinar

Cocina Ligera

Cerveza - Para Beber y Cocinar

Cocina Sana

Cordero al Curry

Cocina Ligera

Lasaña de Requesón y Berenjenas

Cocina Ligera

Vieirtas al Vermú con Ensalada

Cocina Ligera

Amarte significa detener el tiempo

Amarte significa detener el tiempo
al igual que mis manos se detienen al acariciar tu cuerpo
derramándose en agua tibia cada uno de mis dedos.

Tal vez estoy cansada cuando digo que ya no queda tiempo
solo que al pensarte el tiempo se detiene
y guarda las palabras para luego.

Por eso nos cantamos los silencios durante horas
callándonos muy juntos.

Cubramos la cúpula celeste con jaguarzo y romero.
Cabalguemos a lomos de unicornios por los idus de marzo.
Apoyemos la cabeza sobre el frío acero de los charcos,
pero no nos durmamos. Dejemos eso para los pájaros.

Escrito por Musaraña
Benacazón 12.01.1991

SONETO LXX

Quiero escribir, y el llanto no me deja,
pruebo a llorar, y no descanso tanto,
vuelvo a tomar la pluma, y vuelve el llanto,
todo me impide el bien, todo me aqueja.

Si el llanto dura, el alma se me queja,
si el escribir, mis ojos, y si en tanto
por muerte o por consuelo me levanto,
de entrambos la esperanza se me aleja.

Ve blanco al fin, papel, y a quien penetra
el centro deste pecho que enciende
le di (si en tanto bien pudieres verte),

que haga de mis lágrimas la letra,
pues ya que no lo siente, bien entiende,
que cuanto escribo y lloro, todo es muerte.

Lope Félix de Vega y Carpio

COMO TU

Así es mi vida,
piedra,
como tú; como tú,
piedra pequeña;
como tú,
piedra ligera;
como tú,
canto que ruedas
por las calzadas
y por las veredas;
como tú,
guijarro humilde de las carreteras como tú,
que en días de tormenta
te hundes
en el cieno de la tierra
y luego
centellas
bajo los cascos
y bajo las ruedas;
como tú, que no has servido
para ser ni piedra de una Lonja,
ni piedra de una Audiencia,
ni piedra de un Palacio,
ni piedra de una Iglesia;
como tú,
piedra aventurera;
como tú,
que, tal vez, estás hecha
sólo para una honda,
piedra pequeña
y
ligera ...
León Felipe

EL MAR ES UN OLVIDO...

El mar es un olvido,
una canción, un labio;
el mar es un amante,
fiel respuesta al deseo.

Es como un ruiseñor,
y sus aguas son plumas,
impulsos que levantan
a las frías estrellas.

Sus caricias son sueños,
entreabren la muerte,
son lunas accesibles,
son la vida más alta.

Sobre espaldas oscuras
las olas van gozando.

Jorge Guillén

No has sentido en la noche

No has sentido en la noche,
cuando reina la sombra
una voz apagada que canta
y una inmensa tristeza que llora?

¿No sentiste en tu oído de virgen
las silentes y trágicas notas
que mis dedos de muerto arrancaban
a la lira rota?

¿No sentiste una lágrima mía
deslizarse en tu boca,
ni sentiste mi mano de nieve
estrechar a la tuya de rosa?

¿No viste entre sueños
por el aire vagar una sombra,
ni sintieron tus labios un beso
que estalló misterioso en la alcoba?

Pues yo juro por ti, vida mía,
que te vi entre mis brazos, miedosa;
que sentí tu aliento de jazmín y nardo
y tu boca pegada a mi boca.

Gustavo Adolfo Bécquer

Citto mi Pastor - In Memorian

Muerto el 26 de Marzo de 2008. a las 11h 21'.

Digamos con Lord Byron para su perro "Botswain":

"Aquí reposan los restos de un ser
que poseyó la belleza sin la vanidad,
la fuerza sin la insolencia, el valor sin
la ferocidad y todas las virtudes de
un hombre sin sus vicios."

martes, 25 de marzo de 2008

Los Ocho Errores

Vía Ozama

Sopa de Cine 25.03.08

Vía Ozama

Crucigrama 25.03.2008

Vía Ozama

lunes, 24 de marzo de 2008

domingo, 23 de marzo de 2008

La Búsqueda. El Diario Secreto (2007)

La Búsqueda. El Diario Secreto (2007)


Jon Turteltaub nos tiene acostumbrados a un cine ‘fast food’ o de comida rápida, como queráis llamarlo. ‘Elegidos para el triunfo’, ‘Mientras dormías’, ‘El Chico’, e incluso ‘La búsqueda’ son un claro ejemplo de ello; sólo ‘Phenomenon: algo extraordinario más allá del amor’ era precisamente algo extraordinario más allá de … un simple producto de fácil consumo.

Sin embargo, el hecho de que las cintas de este director tengan ese corte facilón de rápida degustación no significa que sea cine basura. Todas sus películas tienen un punto justo para considerarlas como obras de divertimento familiar, unas veces más entretenidas que otras, que se disfrutan sin excesivas complicaciones con un buen paquete de palomitas.

Como no podía ser menos, porque la fórmula funciona,
‘La Búsqueda. El Diario Secreto’ es una película de aventura marca de la casa Turteltaub, digerible con rapidez y sin comeduras de coco. Fijaros que he dicho ’de aventura’ porque no se trata ni de un thriller en toda regla, con desarrollo y desenlaces maduros; ni de un drama por supuesto, las relaciones sentimentales entre los personajes de esta secuela son tan limitadas que no dan para incluirla ni lo más mínimo en esa categoría; ni tampoco de una comedia, aunque se le hayan dado tantos momentos cómicos, concentrados en un sólo personaje, el ayudante de Gates, Riley Poole, que lo parezca.

La cinta ha sido tratada especialmente con un tinte infantil/juvenil aventurero familiar para que encaje a la perfección con el tipo de cine con el que trabaja la compañía que le da cobijo, la Disney. Todo es tan sencillo y tan básico como su argumento: una página perdida del diario de John Wilkes Booth, el asesino de Abraham Lincoln, sale a la luz de manos de un mercenario buscador de tesoros llamado Mitch Wilkinson (Ed Harris), y en ella aparece el nombre de Thomas Gates, tatarabuelo de Ben Gates (Nicolas Cage) como principal conspirador del magnicidio. La honra está manchada así que Ben se empeña en probar la inocencia de su ancestro, con la ayuda de su ex-novia Abigail (Diane Kruger), su fiel amigo Poole (Justin Bartha) y su padre Patrick Gates (Jon Voight), intentando descubrir uno de los tesoros más buscados del mundo.

Esa historia es el núcleo de la película y todo lo que se monta a su alrededor sirve sólo para adornarla y darle la largura y a la vez ligereza suficiente para verla con gusto.

¿Su punto fuerte?: la intrigante resolución sucesiva de claves, códigos y enigmas que nos hace disfrutar como auténticos pequeñuelos. A cada paso que da Gates hay un nuevo rompecabezas, y con cada avance uno se va emocionando más y más por lo que depara a continuación; un detalle que aviva la película.

También el acertado enigma sin descubrir que nos deja con la miel en los labios (y con campo abonado para la tercera entrega) y que proviene de las palabras que dirige el presidente de EE.UU a Gates. Mi memoria me permite recordar más o menos esto (rectificadme si me equivoco):

- ‘¿Ha visto la página 47?’ - le pregunta el presi a Ben.
- ‘Sí, señor’ .- responde Gates con sumisión.
- ‘Y, ¿qué le parece?’ - le vuelve a preguntar el presi.
- ‘Revolucionario’ - le contesta Ben con seguridad y complicidad.

Y ahí nos dejan con la intriga.

¿Su punto débil?: la excesiva (e inverosimil en muchas ocasiones) facilidad con la que los protagonistas van descubriendo las claves y encontrando y accediendo a los lugares donde se encuentran. Vamos, que los ‘buscadores’ de esta película están siempre a la hora y en el sitio adecuado para seguir dando sus pasos. Algo que por otra parte caracteriza este tipo de productos turteltaubianos, y le da ese tono ligero y familiar.

La escena de la discusión simulada en el Buckingham Palace entre Ben y Abigail es un vergonzante elemento aislado en un todo entretenido.

Seguro que habréis pensado que por qué no hablo de los actores como el punto de fuerte del filme. Es que no lo son a pesar de lo ilusionado que estaba yo con ese aspecto. De
Nicolas Cage, Diane Kruger y Justin Bartha puedo hablar poco, sólo que Cage sigue con la misma cara de acelga y los mismos peinados cantosos de siempre, que a Kruger le sigue faltando presencia y glamour, y que Bartha ha mejorado respecto a la anterior entrega.

De los pesos pesados casi ninguno da su correspondiente talla porque a Turteltaub y al productor estrella Jerry Bruckheimer les ha importado más la parafernalia, las localizaciones, el atrezzo, y/o los decorados que las interpretaciones.
Ed Harris es sustituible, Harvey Keitel es prescindible y Helen Mirren está desperdiciada. Sólo Jon Voight saca partido a su presencia pero tampoco su interpretación es para hacerle una fiesta.

¿Me preguntáis entonces qué nivel de entusiasmo me ha quedado después de ver ‘La Búsqueda. El Diario Secreto’?. Os diría que moderado, porque este filme no es ni mucho menos un truño (es más entretenida que ‘La Búsqueda’) ni tampoco es un peliculón. Es lo que he dicho al principio, una cinta ‘fast food’, de consumo fácil y rápido, ni más ni menos.

Críticas Portada
Yul B. 22 de Diciembre de 2007

1.408 (2007)

1408 (2007)


Se nota que estamos ante un relato de Stephen King por dos razones: primero, porque de nuevo un escritor vuelve a ser el eje de la historia (’Misery’, ‘El Resplandor’, ‘La Ventana Secreta’), y segundo porque, fiel a sus ultimas adaptaciones al cine, la traca del inicio lleva a un soporífero final. Un relato corto que al extenderse pierde toda emoción, y buena culpa es de un guionista que trata de imitar a otro más grande.


‘1408′ es una de las mejores propuestas de cine de terror USA que se han estrenado este año, pero la decepción del espectador puede venir del hecho de que terror, lo que se dice terror, no es. Mejores sustos nos hemos llevado en los últimos meses, por lo que podríamos catalogarla en el género de terror psicológico, y al menos eso no era lo que se desprendía de los numerosos avances y trailers que hemos visto, por tanto mejor ir avisados.


Mike Enslin (Cusack) es un escritor que tras un sólo best-seller ha terminado haciendo guías sobre lugares encantados, y que tras recibir una misteriosa postal decide acudir al Hotel Dolphin, cuya habitación 1408 ha estado cerrada tras una serie de desgraciados acontecimiento. El director del hotel (Samuel L. Jackson) intentará avisarle del inminente riesgo a su vida al hospedarse en la misma, algo que obviará Mike y que muy pronto lamentará.


A pesar de que la premisa de ‘lugar embrujado’ ha tenido decenas de giros cinematográficos, no se puede negar que Mikael Hafstrom (’Fuera de Control’) tiene como base una muy potente historia de fantasmas netamente King, todo un genio en revivir fantasmas en hoteles. Muchos encontraréis demasiadas reminiscencias con ‘El Resplandor’ aunque las efectividad de la película radica en reducir a unos pocos metros toda la trama y la utilización de mínimos efectos especiales, creando una angustia y agobio como pocas han conseguido.


Al desconocer por completo el origen del mal, las continuas sorpresas en su primera parte es lo más atractivo de la película, y de forma paulatina se va desenredando el misterio de lo que ocurre realmente en la habitación 1408. Con un ritmo continuo, el guión, el ambiente y Cusack va creando un miedo visceral a lo que se oculta detrás de una puerta o lo que aparece de repente a tu espalda. Aquí la cinta da lo que se demanda: inquietud al máximo.


El problema llega cuando la cosa no da más de sí. Una vez superada la primera media hora o 45 minutos, lo mejor de todo el film, todo es repetitivo y comienza a pesar sobre el espectador otra clase de encierro: el de la acción en un bucle interminable. La trama deja de ser interesante y ya vas oliendo por donde va a tirar el guionista, que reitero, intenta alargar en demasía una tensión que no admite demasiadas vueltas de tuerca.


El protagonista absoluto es John Cusack, por lo que olvidaros de Samuel L. Jackson, cuya aparición sólo sirve para rellenar el póster y atraer a un público incauto. Cusack tiene mejores películas, y para volverse loco en un hotel Jack Nicholson puso el listón demasiado alto. Por eso la nota es de un 6, ya que ni destaca como un personaje inolvidable ni servirá para medir futuras interpretaciones del mismo género, pero salva la situación no mostrándose un palo sin registros. Lo mejor es su cara, que paso a paso va tornando de chulesca en auténtico acoj****.


Como capítulo extendido de una serie tipo ‘En los límites de la realidad’, ‘1408′ no hubiera tenido rival. Con una duración justa, este relato de Stephen King se hubbiera convertido en ganadora absoluta de los Emmy de este año, pero las ganas de rellenar con giros previsibles y durante una hora más la historia del escritor encerrado en su propia paranoia va a defraudar a muchos que acuden al cine con ganas de entretenerse de principio a fin.


Sin ser una película mala, el personal termina pidiendo la hora, y eso acaba con cualquier producto.


Género, Terror, Críticas Portada
Bloody Will 14 de Diciembre de 2007

Ocho reglas para escribir ficción de Kurt Vonnegut

Kurt Vonnegut es un escritor americano que obtuvo cierto reconocimiento con novelas tales como Matadero 5, sin duda su obra más representativa.

De su pluma nos llegan estas ocho reglas para escribir ficción, en una traducción del inglés que espero sea todo lo correcta posible:

1. Utiliza el tiempo de un completo desconocido de forma que él o ella no sienta que lo está malgastando.
2. Dale al lector al menos un personaje con el que él o ella se pueda identificar.
3. Todos los personajes deben querer algo, aunque sea un vaso de agua.
4. Cada frase debe hacer una de estas dos cosas: revelar un personaje o hacer que la acción avance.
5. Empieza tan cerca del final como te sea posible
6. Sé sádico. No importa cuán dulces e inocentes sean tus protagonistas, haz que les pasen cosas horribles (para que el lector compruebe de qué madera están hechos)
7. Escribe para contentar únicamente a una persona. Si abres la ventana para hacerle el amor al mundo, o lo mismo para hablarle, tu historia cogerá una neumonía.
8. Dale a tus lectores toda la información posible lo más rápido posible. Para mantener el suspense. Los lectores deben tener una idea general de lo que está pasando, cómo y porqué, de modo que puedan acabar la historia ellos mismos; las cucarachas pueden comerse las últimas páginas.

Preocupación de Job

De pronto, me siento perseguido por la buena suerte. Todo me sale bien. Disfruto de salud, de amor y de dinero. ¿Qué hice? ¿qué debo hacer para merecerlo?¿Es una más de tus pruebas, Dios mío?
Jaime Sabines