martes, 31 de mayo de 2011

La Novia de Drácula

Vía Muy Interesante

La madre más joven de la Tierra

Vía Muy Interesante

La guerra de las bacterias

Vía Muy Interesante

lunes, 30 de mayo de 2011

Las campanas

Yo las amo, yo las oigo
cual oigo el rumor del viento,
el murmurar de la fuente
o el balido del cordero.
Como los pájaros, ellas,
tan pronto asoma en los cielos
el primer rayo del alba,
le saludan con sus ecos.
Y en sus notas, que van repitiéndose
por los llanos y los cerros,
hay algo de candoroso,
de apacible y de halagüeño.
Si por siempre enmudecieran,
¡qué tristeza en el aire y el cielo!,
¡qué silencio en las iglesias!,
¡qué extrañeza entre los muertos!

Rosalía de Castro

LAS DISTANCIAS NO MIDEN LO MISMO...

Las distancias no miden lo mismo
de noche y de día.
A veces hay que esperar la noche
para que una distancia se acorte.
A veces hay que esperar el día.
Por otra parte
la oscuridad o la luz
teje de tal manera en ciertos casos
el espacio y sus combinaciones
que los valores se invierten:
lo largo se vuelve corto,
lo corto se vuelve largo.
Y además, hay un hecho:
la noche y el día no llenan igualmente el espacio,
ni siquiera totalmente.
Y no miden lo mismo
las distancias llenas
y las distancias vacías.
Como tampoco miden lo mismo
las distancias entre las cosas grandes
y las distancias entre las cosas pequeñas.

Roberto Juarroz

En un libro guardada está...

En el espejo mágico aparece
toda mi vida, y bajo su misterio
aquel amor lejano se florece
como un arcángel en un cautiverio.

Llega por un camino nunca andado,
ya no son sus verdades tenebrosas,
desgarrada la sien, triste, aromado,
llega por el camino de las rosas.

Vibró tan duro en contra de la suerte
aquel viejo dolor, que aún se hace nuevo,
está batido como el hierro fuerte,
tiene la gracia noble de un mancebo.

Reza, alma triste, en su devota huella,
los ecos de los muertos son sagrados,
como dicen que alumbran las estrellas,
alumbran los amores apagados.

Este amor tan lejano, ahora vestido
de sombra de la tarde, en el sendero
muestra como un arcángel, el sentido
inmortal de la vida al pasajero.

Yo iba perdido por la selva oscura,
sólo oía el quebrar de mi cadena,
y vi encenderse con medrosa albura,
en la selva, una luz de ánima en pena.

Tuve conciencia. Vi la sombra mía
negra, sobre el camino de la muerte,
y vi tu sombra blanca que decía
su oración a los tigres de mi suerte.

Ramón María de Valle Inclán

domingo, 29 de mayo de 2011

TAL VEZ, OH MAR...

Tal vez, oh mar, mi voz ya esté cansada
y le empiece a faltar aquella transparencia,
aquel arranque igual al tuyo, aquello
que era tan parecido a tu oleaje.

Han pasado los años por mí, sus duras olas
han mordido la piedra de mi vida,
y al viento de este ocaso playero ya la miro
doblándose en las húmedas arenas.

Tú, no; tú sigues joven, con esa voz de siempre
y esos ojos azules renovados
que ven hundirse, insomnes, las edades.

por Rafael Alberti

PENSARTE ES TENERTE

¡Cómo me dejas que te piense!
Pensar en ti no lo hago solo, yo.
Pensar en ti es tenerte,
como el desnudo cuerpo ante los besos,
toda ante mí, entregada.
Siento cómo te das a mi memoria,
cómo te rindes al pensar ardiente,
tu gran consentimiento en la distancia,
y más que consentir, más que entregarte,
me ayudas, vienes hasta mí, me enseñas
recuerdos en escorzo, me haces señas
con las delicias, vivas, del pasado,
invitándome.
Me dices desde allá
que hagamos lo que quiero
-unirnos- al pensarte,
y entramos por el beso que me abres,
y pensamos en ti, los dos, yo solo.

Pedro Salinas

MI SUEÑO

Sueño a menudo el sueño sencillo y penetrante
de una mujer ignota que adoro y que me adora,
que, siendo igual, es siempre distinta a cada hora
y que las huellas sigue de mi existencia errante.

Se vuelve transparente mi corazón sangrante
para ella, que comprende lo que mi mente añora;
ella me enjuga el llanto del alma cuando llora
y lo perdona todo con su sonrisa amante.

¿Es morena ardorosa? ¿Frágil rubia? Lo ignoro.
¿Su nombre? Lo imagino por lo blando y sonoro,
el de virgen de aquellas que adorando murieron
.

Como el de las estatuas es su mirar de suave
y tienen los acordes de su voz, lenta y grave,
un eco de las voces queridas que se fueron...

PAUL VERLAINE

sábado, 28 de mayo de 2011

Herramientas de Cocina

LA PERFECTA CUÑADA, de Ana López Segovia

CARNAVAL GEOGRAPHIC Presenta:

Genial

Happy Birthday - Abeto

viernes, 27 de mayo de 2011

De la Burbuja Inmobiliaria a la Crisis - por Aleix Saló

¿Y ahora?

El Gobierno debe agotar la legislatura y seguir promoviendo en profundidad las reformas ya iniciadas.

La derrota electoral ha sido muy dura y hay que reconocerlo sin paliativos. Hay que felicitar al PP, aunque no haya tenido un comportamiento responsable ante ninguno de los problemas de España. Incluso en el día de hoy, cuando hago esta reflexión, llevan al Parlamento la grave situación del empleo juvenil sin hacer ninguna propuesta constructiva, algo que sea creíble y dé una cierta tranquilidad en que cambiarían de posición, para ser responsables ante la crisis, después de su victoria electoral.

Tengo la impresión de que el castigo severo al Gobierno y a los responsables de ayuntamientos y autonomías ha ido más allá de lo que propios y ajenos podían imaginar. Así se abre un nuevo escenario en el que serán decisivas las reacciones de unos y de otros.

No se puede esperar que cambie de posición el PP. Sus dirigentes, eufóricos, seguirán pensando que la estrategia basada en el “mientras peor mejor” les ha dado resultado y ha dañado gravemente al Partido Socialista. Siempre lo han hecho así en los últimos 20 años, sea en la lucha antiterrorista o sea frente a la crisis mundial más grave conocida.

¿Por qué habrían de cambiar? Sería tanto como pedirles que antepusieran los intereses de España a su deseo incontenible de ocupar el poder: incluso “todo el poder”, como lo esperan. En lo que reste de legislatura van a ocultar lo que quieren hacer con ese poder. Por dos razones: porque piensan que así les va mejor y porque, realmente, dudo que lo sepan. La insistente apelación a la “confianza” es poco compatible con la que inspira su líder, según muestran todas las encuestas.

Pero lo que me importa hoy es la reacción de los socialistas, para ver si somos capaces de remontar sobre estos resultados convenciendo a los ciudadanos de las necesidades que tiene nuestro país frente a la crisis y en el contexto europeo y global en el que estamos.

Zapatero no se presenta. Ha reconocido errores en el tiempo para afrontar la crisis, pero ha tomado decisiones muy duras de reformas estructurales y mantiene su voluntad de proseguirlas. También ha asumido la derrota, él mismo, directamente, en un gesto que le honra, aunque las elecciones no eran generales.

Zapatero ha tomado decisiones muy duras y mantiene su voluntad de proseguirlas
Por tanto, la primera cuestión es decidir quién y con qué propósito se hace cargo del liderazgo frente a las elecciones generales. Mejorar la valoración personal de Rajoy como líder no es un problema. Entre los dirigentes conocidos del Partido Socialista hay varios que cumplen de sobra ese requisito. Y plantear un programa frente a “la vaciedad del mundo en la oquedad de sus cabezas” tampoco.

Importa decidir pronto y mirando hacia los ciudadanos, sin tentaciones endogámicas de partido tan propias de las circunstancias que vivimos. Y hablo de los ciudadanos, de lo que seamos capaces de percibir de la opinión pública, más que a la “opinión publicada” tan propensa en estos tiempos a la intriga y la confusión de intereses.
El procedimiento para designar a esa persona está previsto. Yo me inclino por una reflexión interna en el Comité Federal que nos conduzca a una sola candidatura de consenso. Eso evitará peleas internas incomprensibles para los ciudadanos ante los problemas a los que nos enfrentamos y con los escasos tiempos de nuestro calendario político. Ante un desacuerdo, que no deseo, en el Comité Federal, Rodríguez Zapatero tiene la llave. Puede convocar congreso extraordinario para elegir candidato y secretario general. Camino algo más largo pero posible, como he oído decir a algunos dirigentes del partido.

El PP ni colabora ni propone. Su estrategia de “mientras peor mejor” le está funcionando.

La segunda cuestión, que parece suscitar dudas y debates incipientes, es el discurso programático ante la ciudadanía. Hay fórmulas participativas fáciles de articular para que todos vayamos unidos a la campaña de las generales.

Nadie espera de mí que no me “moje” en cuanto a contenidos, como saben que no entraré en un debate de primarias que no veo oportuno, aunque estaré, con mi criterio, siempre disponible para este partido al que he dirigido y contribuido a que sea la alternativa de poder desde criterios socialdemócratas durante gran parte de mi vida.

Por eso me atrevo a reiterar que la realidad a la que nos enfrentamos como país es crítica y exige reformas en profundidad. Estas han empezado y hay que seguirlas, reorientarlas y explicarlas clara y abiertamente a la ciudadanía. No estaré por oportunismos de cambios radicales de orientación que nos lleven a un desastre que, como mínimo, estamos evitando si vemos con claridad las derivas de otros países que no han sabido o podido afrontar esas reformas.

Sé por experiencia, dentro y fuera de nuestras fronteras, que la crisis global que padecemos marcará un antes y un después y que las cosas no volverán a ser como antes, aunque haya cantos de sirena que lo anuncien. Por eso huyo de los mensajes simplistas de los que dicen que hay que “volver a la senda de la prosperidad perdida”, típicos de las derechas en la oposición, porque es “esa senda” la que nos ha llevado a esta crisis tan dramática. Algunos no quieren ver que sin correcciones de fondo podemos estar incubando la siguiente crisis, antes incluso de salir de esta.

Temo las voces que proponen utopías regresivas, que han demostrado hasta la saciedad que llevan al fracaso. Las hay de izquierdas y de derechas. Radicalizaciones que pretenden que el Estado sustituya a la sociedad, a los actores económicos o, por el contrario, los que van a seguir defendiendo (lo están haciendo con éxito) que funcionemos de acuerdo con “la mano invisible del mercado” como elemento de autorregulación, sin intervención del Estado.

El Estado tiene que ser eficiente y austero; tiene que regular el funcionamiento del mercado, en particular del mercado financiero, al servicio de los intereses generales; tiene que preservar la distribución del ingreso garantizando y haciendo sostenible la sanidad pública, educación para todos y pensiones; tiene que estimular la iniciativa y facilitar el emprendimiento y la innovación, etcétera.

Nos vamos a jugar mucho como sociedad, como país, en esta difícil situación nacional, europea y global. Por eso tenemos que tener proyectos claros y sostenidos de salida de la crisis que preserven valores, bienes sociales que hemos ido conquistando con esfuerzo y que pueden estar en peligro.

Además, los dirigentes de hoy tienen que saber que los grandes desafíos ante la crisis global se juegan en un campo que trasciende las fronteras del Estado nación al que pertenecemos. Por eso es tan importante, tan decisivo, el papel de Europa… ¡y tan decepcionante que no lo esté cumpliendo o lo haga con tan poca visión de conjunto! Nadie puede creer que los agentes financieros globales que nos han llevado a esta crisis puedan ser regulados desde un solo país.

Tenemos que actuar dentro de nuestras fronteras en aquello que podemos y debemos corregir para ganar productividad, competitividad y empleo. Los agentes sociales y económicos tienen que empujar en la misma dirección.

Tenemos que hacer propuestas claras y sostenidas en la Unión Europea, para reforzar los elementos de gobernanza económica en el espacio monetario que compartimos; para emplear la potencialidad del Banco y del Fondo Europeo de Inversiones; para completar una buena regulación —igual para todos— del funcionamiento del sistema financiero.

Ya pasaron las elecciones y no podemos parar la marcha del país para salir de la crisis. Para España, lo mejor es continuar las reformas, agotando ese tiempo democrático que resta de legislatura. En menos de un año los ciudadanos decidirán en qué manos ponen esa salida y con qué propósitos. Es la hora de la verdad. Demostremos que somos la mejor respuesta para nuestra sociedad.

FELIPE GONZÁLEZ 26 MAY 2011 - 23:43 CET28
EL PAÍS

Signos que utilizan los Ladrones de Viviendas

Para comenzar bien el día

NO al Fumar

Mensaje subliminal a Tawak hembra

jueves, 26 de mayo de 2011

Primarias o congreso

El PSOE debe cerrar con el menor coste para el país la recomposición de su discutido liderazgo
La crisis interna desencadenada en el Partido Socialista por la severa derrota en las elecciones municipales y autonómicas del pasado domingo no es la de una fuerza política cualquiera; es la del partido que sustenta al Gobierno en uno de los momentos económicos más difíciles por los que ha pasado España. Las decisiones que adopten sus dirigentes para resolver su principal problema, que no es tanto la elección de un candidato para las elecciones generales como la recomposición de un liderazgo en entredicho, afecta, por eso, a la totalidad del país y a su inmediato futuro. Un paso en falso y no solo perderán unas elecciones que ya parecen perdidas, sino que pueden arrastrar mucho más en su desplome.
En estos momentos, no es la presidencia del Gobierno lo que está en discusión. Por adversos que hayan sido los resultados del domingo, y por mucho que quepa interpretarlos como un signo político de desaprobación ciudadana, los socialistas siguen siendo el grupo mayoritario en la Cámara y, en la lógica parlamentaria, esa es la única condición para que un Gobierno siga ejerciendo sus funciones. Si faltase a ellas, bien porque no logre conformar una mayoría para aprobar sus iniciativas, bien porque se enroque en la inmovilidad para continuar en el poder, habrá sonado la hora de reclamar al presidente un adelanto electoral, que es de su exclusiva competencia. Ninguna de estas circunstancias se ha producido hasta ahora.
Nadie ajeno al PSOE está legítimamente autorizado para interferir en la elección de sus cargos de responsabilidad. Otra cosa es el marco interno en el que debe realizarse esa elección, puesto que la adopción de uno u otro puede afectar a la gobernabilidad del país en circunstancias graves y, también, a la tarea de oposición que, previsiblemente, aguarda al PSOE. El secretario general de los socialistas vascos, Patxi López, ha avanzado una propuesta para celebrar un congreso en lugar de unas primarias. Esta es una buena fórmula para responder a la demanda de un debate de fondo sobre los resultados electorales y para la reformulación de un proyecto agotado por la crisis económica, aunque no está exenta de riesgos. Los dirigentes que aspiren a competir en unas primarias también podrían hacerlo en un congreso, aunque finalmente el mejor método será el que permita cerrar con el menor coste para el país la recomposición del liderazgo que necesita el socialismo.
Quedarse en la mera selección de un candidato para unas elecciones generales que parecen perdidas conduce al Partido Socialista a regresar al mismo punto que hoy, solo que con una nueva derrota a sus espaldas y sin esfuerzo alguno de renovación ideológica por medio. La persona que quede al frente del partido tiene como principal misión, salvo muy improbables sorpresas, disponer las cosas para una travesía del desierto. Está en juego el futuro y el peso del principal partido de la izquierda, pero también que el próximo Gobierno cuente con suficientes contrapesos.
Más información:
Editorial EL PAÍS, 26/05/2011

El Sueño del Caracol

Monasterio de las Huelgas - Burgos

El final de la escapada

El final de la escapada (Jean-Luc Godard 1960)


Año: 1960
País: Francia
Dirección: Jean-Luc Godard
Intérpretes: Jean-Paul Belmondo, Jean Seberg, Claude Mansard, Daniel Boulanger, Jean-Luc Godard
Guión: Jean-Luc Godard
Música: Martial Solal
Fotografía: Raoul Coutard
Duración: 86 min.


Él es un mentiroso compulsivo, un crápula, un seductor, un desgarramantas y destroza colchones, una chimenea andante, también asesino, ladrón, y demás calificativos, vamos todo un figura. El yerno perfecto para toda suegra. A pesar de esos dones, una periodista americana que habla el francés, se enamora de este dechado de virtudes, y cae en sus redes, o eso parece, pues es un amor que va madurando poco a poco, desgranando la margarita, de te quiero no te quiero, mientras él tratará por todos los medios de acostarse de nuevo con ella. Se conocieron fuera de París y él ahora está allí y va a buscarla y retoman su relación. Pero él ha cometido un crimen, ha matado a un gendarme, que trataba de retenerlo. Mientras, nuestro hombre trata de cobrar un dinero de un italiano y desaparecer, si es del brazo de ella, todavía mejor.


Las escenas se ruedan cámara en mano, con enfoques sorprendentes para la época (hablamos de los años 60 del milenio pasado), algunas de las cuales rodadas en plena calle para sorpresa de los que por ahí pululan que se quedan mirando a la cámara preguntándose de qué va todo aquello, en lo que se llamó “nouvelle vague”. Se ofrece todo un recital de primeros planos, de muecas, incluso en su final, lo cual hace esta película si cabe más extraña y singular. No faltan diálogos interesantes sobre el amor y el erotismo, si bien no hubo guión para la película que se fue haciendo sobre la marcha, de ahí esa naturalidad y frescura que exuda. Un camino que luego fue copiado hasta la saciedad por doctos cinéfilos.


El deuvedé que vi, señalaba que la película duraba 66 minutos, si bien luego es media hora el metraje definitivo. Dotaba de un buen sentido del ritmo, con ocurrencias que algunas no hay por donde amarrarlas, con un Jean Paul Belmondo bien cuajado en su papel y una belleza rubia como Jean Seberg de rostro angelical, El final de la escapada, representa una buena opción para una tarde veraniega. El tema es cómo conseguirla.


Escrito por Popeye Doyle

miércoles, 25 de mayo de 2011

PINTADA A LAS PASAS DE CORINTO


Ingredientes: (Para 4 personas.)

- 1 pintada,
- 6 cucharadas de aceite,
- 30 g. de mantequilla,
- 2 zanahorias,
- 1 cebolla,
- 2 hojas de laurel,
- tomillo,
- 1 vaso de cava,
- una pizca de azúcar,
- 1 vasito de Oporto,
- 1 puñado de pasas de Corinto,
- sal, pimienta,
- ½ l. de caldo de ave.


Preparación:

1.- Limpiar la pintada, salpimentar y rehogar en el aceite y la mantequilla hasta que tome color dorado.
2.- Se añade la zanahoria y la cebolla troceadas finas, así como el laurel y el tomillo. Cuando se ablanden algo las verduras, se añade el vaso grande de cava, se deja hervir unos 3 minutos.
3.- En ese momento se añade el caldo, se tapa y se deja hervir a fuego mediano durante 40 minutos.
4.- Aparte, se prepara la salsa dulce.
En ½ vaso de agua se añade un poco de azúcar y se calienta hasta que haga hilo, después se añade el Oporto y las pasas de Corinto. Se pone a hervir durante 8 minutos.
La pintada ya hecha, se hace cuartos en la fuente y se rocía con una salsa muy caliente hecha con las verduras y el caldo de hacerla, pasadas por el pasapurés y mezclada con la salsa dulce.

Las Recetas "Añejas" de Pura

Dieta para 7 días

Cocina Ligera

Sorbete Ligero de Sandía

Cocina Sana

martes, 24 de mayo de 2011

Bacalao al Pil Pil

Cocina Ligera

Espaguetis a la Puttanesca

Cocina Ligera

Caramelos de queso Gorgonzola

Cocina Ligera

lunes, 23 de mayo de 2011

Civita de Bagnoregio - La Toscana - Italia

LOS PASTELES Y LA MUELA

Un labrador tenía muchas ganas de ver al Rey porque pensaba que el Rey sería mucho más que un hombre. Así que le pidió a su amo su sueldo y se despidió.
Durante el largo camino hasta la Corte se le acabó todo el dinero y cuando vio al Rey y comprobó que era un hombre como él, pensó: «Por ver un simple hombre he gastado todo mi dinero y sólo me queda medio real»
Del enfado le empezó a doler una muela y con el dolor y el hambre que tenía no sabía qué hacer, porque pensaba: «Si me saco la muela y pago con este medio real, quedaré muerto de hambre. Si me compro algo de comer con el medio real, me dolerá la muela»
Estaba pensando lo que iba a hacer cuando, sin darse cuenta, se fue arrimando al escaparate de una pastelería donde los ojos se le iban detrás de los pasteles.
Vinieron a pasar por allí dos lacayos que le vieron tan embobado contemplando los pasteles que para burlarse de él le preguntaron:
- Villano, ¿cuántos pasteles te comerías de una vez?
Respondió:
- Tengo tanta hambre que me comería quinientos.
Ellos dijeron:
- ¡Quinientos! ¡Eso no es posible!
Replicó:
- ¿Os parecen muchos?, podéis apostar a que soy capaz de comerme mil pasteles.
Dijeron:
- ¿Qué apostarás?
- Que si no me los comiere me saquéis esta primera muela, dijo señalando la muela que le dolía.
Estuvieron de acuerdo, así que el villano empezó a comer pasteles hasta que se hartó, entonces paró y dijo:
- He perdido, señores.
Los otros, muy regocijados y bromeando, llamaron a un barbero que le sacó la muela. Para burlarse de él decían:
- ¿Habéis visto este necio villano que por hartarse de pasteles se deja sacar una muela?
Respondió él:
- Mayor necedad es la vuestra, que me habéis matado el hambre y sacado una muela que me estaba doliendo.
Al oír esto todos los presentes comenzaron a reír. Los lacayos humillados pagaron y se fueron.


Cuento popular recogido por Juan de Timoneda (S. XVI) en su libro Sobremesa y alivio de caminantes (Cuento XXII)
Francisco J. Briz Hidalgo

Aprendiz de Samurai

Hoy era un día feliz para Kan, hoy cumplía 12 años y su padre había prometido concederle el mayor de los tesoros. Una espada de Samurai. Naturalmente no sería una espada de doble diamante como la de su padre, sería una sencilla espada katana. Lo demás habría de ganárselo por si mismo. Era un inmenso honor el que le hacía su padre. A partir de ahora dejaba de ser un niño para convertiste en todo un aprendiz de Samurai. Un brillante futuro se presentaba por delante si estaba dispuesto a aprender y a trabajar. Y kan lo estaba desde lo más profundo de su corazón.

Su padre Kazo estaba frente a él, solemne e imponente como era natural en su persona. El anciano Samurai aparentaba mucha menos edad de la que realmente tenía, solo su larga cabellera blanca y unos ojos llenos de sabiduría rebelaban su verdadera edad. Su armadura de General Samuai reflejaba los dorados rayos del sol como si fuera de oro mientras que los dobles diamantes engastados en la empuñadura de su propia espada katana formaba un doble arco iris enlazado en su base. Kazo había luchado mil batallas y formado a cientos de Samurais, y por fin hoy iba a instruir a su propio hijo. Un acontecimiento que llevaba esperando desde hace doce años. En sus manos sostenía la futura katana de su hijo, un arma poderosa que debía usarse con sabiduría. Kan debía entender que lo más importante de un Samuai no era su arma, sino su sabiduría y su honor.

La cara de Kan resplandeciente de honor y gozo al recibir su espada, llenó el corazón de su padre de un orgullo como nunca antes había sentido. Ahora ya era oficial, el joven aprendiz había superado todas las sutiles trampas que se le habían tendido y por sus propios méritos se había convertido en uno más del clan.

Esa misma noche, después de las celebraciones y las risas, padre e hijo se sentaron juntos alrededor de la hoguera. La noche era cálida y en el cielo lucían las estrellas como luciérnagas en un estanque, la Luna llena brillaba con fuerza, como si quisiera arropar al joven Samurai con sus rayos de luz.

- Hijo mío - La voz de Kazo era grabe, relajante y penetrante como las caricias de una madre - Hoy has dado un paso muy importante en tu vida. Has dejado de ser una persona normal, has dejado el bosque para introducirte en el camino de la vida por el sendero del Samurai. Has superado la trampa invisible que tienden los fantasmas del miedo y del fracaso. Nunca luches contra los fantasmas del miedo, ellos harán que todos los problemas parezcan agolparse para vencerte y doblegarte, cuando estos fantasmas te ataquen, no te defiendas, sigue adelante enfentandote a los problemas uno a uno. Ese es el único secreto del éxito hijo mío.

- Si padre, estas semanas las dudas recorrían mi mente - Kan miraba a la Luna en busca de fuerzas para expresar lo que había sentido - no sabía si sería capaz de llegar al final, tenía miedo de entrar en la senda del Samurai por miedo al fracaso, por miedo a decepcionarte, por miedo a que se rieran de mi los demás mientras no domine todas las técnicas como lo hace un Samurai de verdad. Era un dolor intenso - dijo mientras su mano se posaba en su estomago - como si me clavaran afiladas agujas en el estomago. Pero me di cuenta que si no empezaba, habría fracasado aun antes de intentarlo. - Sus ojos se clavaron en los de su padre - No se si llegaré algún día a ser un Samurai tan bueno y poderoso como tú padre, pero ten por seguro que lo intentaré hasta con el ultimo vestigio de mi alma, nunca me rendiré al camino. Siempre seguiré adelante.

Kazo no podría estar más orgulloso. Su hijo poseía una fuerza que le conduciría allí donde el quisiera. Por que nadie mejor que el viejo Samurai sabía que él mayor secreto para conseguir en la vida lo que se desea es el no rendirse jamas. A su tierna edad ya conocía ese secreto sin duda llegaría muy lejos, mucho más lejos que su padre el General de Generales.

- Hijo, ahora eres parte de los Samurais y por lo tanto has de regirte como tal - El viejo Samurai cogió un grueso leño y se lo paso a su hijo. - Parte este leño hijo mío, se que puedes hacerlo.

- Pero padre, este leño es muy grueso, - dijo el joven abatido - y yo solo tengo doce años, aun no soy un hombre maduro. No tengo la fuerza suficiente.

- Claro que tienes la fuerza hijo, pero tu fuerza no esta en tus músculos - sentenció a la vez que rodeaba con su grande y cálida mano el estrecho brazo de su hijo - Si no en tu cabeza, es en tu inteligencia y en tu fuerza de voluntad donde posees la energía suficiente para realizar todo aquello que desees. Si piensas que no eres capaz de hacerlo... seguramente nunca serás capaz. Sin embargo, si estás convencido de que es posible, y desde el fondo de tu corazón brilla la verde llama de la esperanza y la fe en ti mismo. Podrás hacer lo que desees, solo habrás de buscar el medio.

- Pero padre... - Kan quería creer a su padre, era un Samurai y los Samurais nunca mienten. Entonces debía existir una forma... pero cual - ¡Ya se! Ahora yo también soy un Samurai, ¡puedo hacer lo imposible!

Y desenfundando por primera vez su espada katana lanzó con todas sus fuerzas un terrible golpe contra el tronco... consiguiendo que la katana se incrustara fuertemente dentro del tronco. Kan intentó sacarla de un tirón, pero sus esfuerzos eran inútiles. Estaba demasiado fuertemente enganchada. Se estaba poniendo muy nervioso, y si no fuera por que la cálida mano de su padre le calmó, como tantas veces había hecho de pequeño, se habría echado a llorar.

- Tu intento ha sido digno de elogio Kan, pero has de aprender antes de hacer. - El viejo samurai tomo entre sus manos la espada de su hijo y con un giro rápido de muñeca extrajo la espada del tronco. - Has de fijarte pequeños objetivos, fáciles de cumplir con tus capacidades, para conseguir lo que deseas. - Dicho esto devolvió la espada a su hijo. - Primero intenta crear una zanja en el tronco, no de un golpe directo, si no de dos curvos que te ayuden a debilitar la rama.

Kan lanzó un tajo curvo y cortante que hizo saltar unas astillas del tronco, a continuación lanzó otro en dirección opuesta que hizo que casi la mitad del tronco se dispersara por el suelo. Animado repitió la operación y unos instantes después el grueso tronco reposaba en el suelo, partido en dos pedazos y un montón de astillas.

- Tienes razón padre! El tronco entero era demasiado para mí, pero poco a poco he logrado debilitarlo y al final yo he vencido. Si hubiera pensado que no podía, nunca lo hubiera intentado. Pero decidí que era capaz, que debía de existir una manera de cortarlo y la encontré!

- Siempre existe una manera - La voz del viejo Samurai penetro en los oídos de su hijo grabando estas palabras a fuego - siempre existe una manera de lograr lo que deseamos.

- Y para ello debemos hacer lo que sea padre - Pregunto inocentemente Kan.

Kazo se alarmo, no quería que su hijo le interpretara mal, siempre había que regirse por el honor y la generosidad, pero una ve que vio la inocente mirada de su hijo, la calma se apoderó otra vez de su corazón.

- Hijo, Puedes conseguir todo lo que desees en la vida solo con que ayudes a otras personas a conseguir lo que ellas desean.

- No entiendo padre.

- Tu sabes que el granjero siempre recoge más de lo que siembra ¿No es así? - Kazo sabía que su hijo había ayudado a sembrar a sus vecinos y se había quedado maravillado al ver como crecían las planas día a día y como de un puñado se semillas surgían, con el tiempo, cientos de sabrosos frutos - Pues igual que el granjero siempre recoge más que lo que siembra, tu debes saber que no estas solo y has de ayudar todo lo que puedas a tu equipo, si lo haces así después recogerás la cosecha más fructífera que nunca ayas soñado.

Kan quedó pensativo, todavía era muy joven para entender todas las palabras de su padre, pero el sabía que su padre siempre había sido generoso y gracias a ello había llegado a ser un general de generales, por eso decidió firmemente que él haría lo mismo.

- Padre, tengo una duda que me atormenta - Se sinceró Kan - antes no te la quise decir por que hoy es un día de dicha. Pero no concuerda con lo que me acabas de decir.

- ¿Si hijo?

- Ayer conté a mis amigos del pueblo que me iba a convertir en Samurai, que aprendería los secretos de nuestro arte y que me convertiría en el tipo de guerrero más poderoso que existe - los ojos de Kan se clavaron en el crujiente fuego - y los otros niños se rieron de mí, me dijeron que era un blandengue, que todo eran mentiras y que tuviera cuidado por que lo más seguro es que me dieran una paliza los verdaderos Samurais por mentiroso y que luego me echarían a la hoguera. ¿he de ser generoso también con esos niños padre?

- Hijo... - Una sonrisa de comprensión surcaba los labios del viejo Samurai, a él le había pasado lo mismo en su juventud y sabía que las mismas personas que hoy criticaba y ridiculizaban a su hijo, mañana serían sus más fervientes admiradores por su valentía y coraje - Hay una forma muy fácil de evitar las criticas...

-¿Cual es padre? - Pregunto entusiasmado Kan

- ... simplemente no seas nada y no hagas nada, consigue un trabajo de barrendero y mata tu ambición. Es un remedio que nunca falla.

- ¡Pero Padre! Eso no es lo que yo quiero, yo quiero ser fuerte y poderoso como tú, tengo aspiraciones y sueños que quiero cumplir en la vida. Y solo tengo esta vida para hacer esos sueños realidad ¿Como me pides que haga eso?

- Entonces Kan, ten mucho cuidados con los ladrones de sueños - dijo Kazo misterioso - ¿Los ladrones de sueños? - El niño Samurai miro temeroso a su alrededor

- ¿Que son? ¿demonios de la noche? ¿Duendes malignos? ¿Seres tenebrosos?

- No hijo, son tus amigos y personas cercanas a ti - Los ojos de su hijo lo miraban con una expresión triste, como si le acabara de caer el mundo encima - No te preocupes, solo son amigos tuyos, mal informados que quieren protegerte, quieren todo el bien para ti y que no sufras, por eso intentarán detenerte en todos los proyectos que hagas, para evitar que fracases y te hagas daño.

- Pero entonces son como los fantasmas del miedo y del fracaso, quieren mi bien y sin embargo me infringen el mayor daño que puede existir. Róbame mis sueños, mis ambiciones y por tanto las más poderosas armas que tengo de alcanzar lo que yo quiero. Si nunca lo intento... nunca lo conseguiré. Es cierto que si lo intento puedo fracasar, sin embargo también puedo tener éxito y conseguir lo que yo quiero!

- Eso es hijo y además, sin quererlo, acabas de descubrir tus tres armas más poderosas.

- ¡Cuales! dímelo - su ilusión ante la perspectiva de tener más armas era enorme.

- La primera el Entusiasmo, si crees en lo que haces y de verdad te gusta podrás conseguirlo todo y debes creerlo con todos los vestigios de tu ser.

Kan asintió con la cabeza temeroso de interrumpir a su padre.

- La segunda ¡El Empuje! Has de aprender y trabajar, aprender y trabajar y después... enseñar, aprender y trabajar. Solo con el trabajo conseguirás tus objetivos. Si pretendes aprovecharte de la gente solo encontraras el fracaso, sin embargo, si trabajas con honor, en equipo y siempre intentas superarte... no habrá nada que pueda pararte.

Kan poso la mano en su corazón y se prometió a si mismo, en absoluto silencio que siempre trabajaría con honor y que nadie le pararía.

- Y tercer la Constancia - los ojos de Kan preguntaban a su padre que era la constancia, acaso no era lo mismo que el empuje - La Constancia hijo mío, es la capacidad de aguantar en los tiempos duros y seguir trabajando para que vengan los tiempos buenos, la constancia es el Arte de Continuar Siempre! Tú ahora acabas de empezar y mañana empezarás a practicar con los Samurais. Al principio, después de cada entrenamiento, te dolerán los músculos y estarás cansado, tendrás ganas de abandonarlo todo por que pensarás que esto es demasiado duro para ti. Pero si eres Contante y continuas aprendiendo y practicando, poco a poco tu cuerpo se irá adaptartando y desarrollando, así como tu mente. Y veras como cada vez las cosas te resultarán más fáciles y obtendrás más resultados y más fácilmente. Los comienzos son siempre duros hijo, y solo si eres Contante tendrás el éxito asegurado.

Kazo vio como su joven hijo asentía medio dormido. Ya era tarde y hoy había aprendido más que en toda su vida. EL viejo Samurai cogió a su joven hijo y ahora aprendiz de su arte en sus brazos, levantando, a pesar de su avanzada edad, como si de una pluma se tratara.

Su hijo le susurro algo al oído como "gracias papa!" antes de quedarse dormido. El general de generales se preguntó si realmente su hijo seguiría al pie de la letra todos los consejos que hoy había aprendido. Sabía que si así lo hacía llegaría aun más alto de lo que él, general de generales, había logrado.

Fin

Elecciones Autonómicas y Municipales año 2011

domingo, 22 de mayo de 2011

sábado, 21 de mayo de 2011

Historia de un Timo

Vía Muy Interesante

¿Hay reglas físicas propias de los sueños?

Vía Muy Interesante

Generación Ciborg



Vía Muy Interesante

viernes, 20 de mayo de 2011

jueves, 19 de mayo de 2011

miércoles, 18 de mayo de 2011

martes, 17 de mayo de 2011

París pesa más que Seve


Francia acogerá la Copa Ryder de 2018 pese a apelar España al homenaje a Ballesteros
El peso de París, su fabuloso campo de Versalles, el embrujo de la Torre Eiffel y el apoyo del presidente Nicolas Sarkozy pesaron más que el homenaje póstumo a Severiano Ballesteros. París acogerá la Copa Ryder de golf, el gran duelo bienal entre Estados Unidos y Europa, en 2018, según ha anunciado esta mañana el comité del torneo, presidido por George O'Grady, director ejecutivo del circuito europeo. Por el camino han quedado las candidaturas de España, que competía con un campo de futura construcción en Tres Cantos, al norte de Madrid, Portugal, Alemania y Holanda.
París era la favorita de las últimas quinielas. Pero una corriente sentimental tras la reciente muerte de Ballesteros había acercado a la sede española al triunfo final. La carta, sin embargo, era un arma de doble filo. "No podemos presionar con ese tema, porque puede volverse en nuestra contra", había dicho Juan José Abaitua, director de la candidatura española, "de todas formas, nuestra opción es muy sólida de por sí, tenemos de todo".
Las voces a favor de España, sin embargo, se sucedieron en los últimos días. Baldomero, hermano de Seve, pidió la competición para Madrid tras el funeral del genio de Pedreña. Al día siguiente, Colin Montgomerie y Chema Olazábal coincidieron en que sería un tributo merecido al hombre que cambió para siempre la historia de la competición e infundió el gen ganador en las tropas europeas. También aparecieron las voces disonantes. Thomas Levet, golfista francés, dijo ayer que sería "injusto" haberle dado la Ryder a España solo por la muerte de Seve.
El mayor peso internacional de París se impuso finalmente a cualquier homenaje. El campo de Le Golf National, sede habitual del Open de Francia, con capacidad para acoger a 70.000 espectadores cada día, acogerá la Ryder de 2018. España se queda, pues, con el mismo sabor de la derrota que le ha acompañado en las últimas grandes elecciones deportivas. Después de caer en la lucha por los Juegos Olímpicos 2016 en detrimento de Río, y con la candidatura ibérica por el Mundial de fútbol de 2018 ante Rusia (Catar se llevó además el de 2022), la delegación española se ha marchado esta mañana de Wentworth (Inglaterra) sin la Ryder. Tampoco ayudó que el quinteto que eligió la sede de la competición fuera de mayoría británica (cuatro miembros), un aspecto que podía decantarse a favor de España por el amor a Seve en las islas. No fue así.
La Ryder saldrá de Estados Unidos y de territorio británico por segunda vez en la historia. La primera fue en 1997, en la mágica edición gaditana de Valderrama -seguramente este aspecto también jugó en contra de España, que hubiera repetido sede cuando otros países europeos no se han estrenado-. Seve era entonces, en Valderrama, el capitán que llevó a Europa a la victoria ante Estados Unidos. Ahora París toma el relevo.
JUAN MORENILLA - Málaga - 17/05/2011
EL PAÍS

El último 'birdie' de Seve

La candidatura de Madrid espera su elección hoy para ser sede de la Copa Ryder de 2018 como un homenaje póstumo a Ballesteros

Seguramente quien mejor lo ha expresado en la última semana ha sido Chema Olazábal: "Si Seve consiguiera la Copa Ryder para Madrid, sería otro birdie desde un sitio inverosímil". El comité del torneo decide hoy, a partir de las 12.30 (Canal+ Golf), la sede de la competición en 2018. Y la muerte de Ballesteros puede haber dado un vuelco a las votaciones. Si hasta hace unos días Francia era la favorita por delante de España, Portugal, Alemania y Holanda, el reducido grupo de mayoría británica que decidirá la sede puede cambiar a última hora su quiniela y decantarse por la opción española en homenaje al hombre Ryder.
Las otras aspirantes son Francia, que era la favorita; Portugal, Alemania y Holanda
Ningún golfista ha estado tan unido al torneo como Seve. Fue él quien le dio una dimensión mundial y quien incubó en el cerebro europeo la idea de que el rival estadounidense era vencible. Ballesteros ganó dos veces la Ryder como jugador (1985 y 1987) y fue el gran capitán en Valderrama (1997), la primera y única vez que el torneo ha salido de Estados Unidos o las islas británicas.
Seve fue el patrón y la imagen de la candidatura española. En el vídeo oficial aparece dando uno de sus últimos golpes. Se dirige a la pantalla y dice: "Todos juntos podemos hacer realidad un sueño". El sueño español es el de un campo con búnkers en forma de S, un par 72 que estaría construido en 2014 en la Finca de Valdeloshielos, en Tres Cantos, 20 kilómetros al norte de Madrid. El Ayuntamiento de la localidad, la Comunidad de Madrid y la federación española han formado un consorcio. El Ayuntamiento dispone el terreno; la federación, la logística, y la Comunidad, la financiación. "Somos los mejores. La ciudad, el transporte, el clima, el apoyo institucional, la repercusión del golf español... Hay seis torneos del circuito europeo en España... Está todo muy bien atado", explica Juanjo Abaitua, el director de la candidatura española; "el único punto negativo, que no debería contar, es que fuimos sede en Valderrama. El gran rival es Francia. Y los franceses, con su campo en Versalles, son los franceses. ¿Lo de Seve? Si nos eligen, algunos pensarán que es por él. Es un arma de doble filo. No podemos recordarlo mucho para que no piensen que presionamos".
Cinco personas decidirán la sede. La voz cantante la lleva George O'Grady, director ejecutivo del circuito europeo y uno de los cuatro ingleses entre el quinteto: lo completan Richard Hills, director de la comisión de la Ryder; David McLaren, director de desarrollo; Jonathan Orr, director financiero, y un miembro sueco de la PGA europea. Es decir, mayoría británica, circunstancia que desde la candidatura española consideran cierta ventaja por el amor a Seve en las islas. En contra, su poco peso internacional, patente en las últimas elecciones perdidas para acoger los Juegos Olímpicos y el Mundial de fútbol. La poderosa París cuenta con un campo ya construido y de buen nivel, Le Golf National, con capacidad para 70.000 espectadores, y el apoyo del presidente Nicolás Sarkozy. Portugal, cuyo embajador es José Mourinho, es la gran tapada.
El lema francés es Pasión, prestigio y estilo. El español, Todos juntos. Seve, incluido.
JUAN MORENILLA - Madrid - 17/05/2011
EL PAÍS

TE QUIERO

No te quiero sino porque te quiero
y de quererte a no quererte llego
y de esperarte cuando no te espero
pasa mi corazón del frío al fuego.

Te quiero sólo porque a ti te quiero,
te odio sin fin, y odiándote te ruego,
y la medida de mi amor viajero
es no verte y amarte como un ciego.

Tal vez consumirá la luz de Enero,
su rayo cruel, mi corazón entero,
robándome la llave del sosiego.

En esta historia sólo yo me muero
y moriré de amor porque te quiero,
porque te quiero, amor, a sangre y fuego.

Pablo Neruda

La puerta de al lado

Dejar que pase el tiempo
con la mirada errante sin ninguna dirección.
Un libro siempre abierto,
las hojas arrancadas una a una con rencor.

En un lugar cualquiera,
en una secundaria carretera provincial,
la luz en la ventana
brillando con el ruido de camiones al pasar.

Y en la recepción hay un nombre falso,
nadie en el mundo sabe dónde estoy
sin saber, sin saber dónde estoy.
Y ahora que estoy solo con mi pensamiento
esperaré que el viento me venga a buscar.

Ideas circulares,
palabras que no paran de girar en mi interior.
Mentiras y verdades,
que parecen iguales donde suena mi tambor.

Hay alguien ahí afuera
hablando en el pasillo como burlándose de mí.
Se escuchan cachetadas
y ruido de cucharas, y una chica dice "sí".

Hay un ahorcado en la puerta de al lado
que dice: "Por favor no molestar"
nunca más, nunca más, nunca más.
Y ahora que estoy solo con mi pensamiento
esperaré que el viento me venga a buscar.

El frío juega en contra mío, y ahora que
no hay nada que me reconcilie con volver,
soy la funda vacía
de una guitarra que un día aprenderé a tocar.

Dejar que pase el tiempo
con la mirada errante sin ninguna dirección.
Un libro siempre abierto,
las hojas arrancadas una a una con rencor.

Hay alguien allí afuera,
hablando en el pasillo como burlándose de mí.
Se escuchan carcajadas
y ruido de cucharas, y una chica dice "sí".

En la puerta hay un cartel colgado
que dice: "Por favor no molestar",
nunca más, nunca más, nunca más.
y ahora que estoy solo con mi pensamiento
esperaré que el viento me venga a buscar.

El frío juega en contra mío, y ahora que
no hay nada que me reconcilie con volver,
soy la funda vacía
de una guitarra que un día aprenderé a tocar.

Esperando que el viento me venga a buscar...

Los Rodríguez - Palabras más, palabras menos.

Acabar con todo

Dame, llama invisible, espada fría,
tu persistente cólera,
para acabar con todo,
oh mundo seco,
oh mundo desangrado,
para acabar con todo.

Arde, sombrío, arde sin llamas,
apagado y ardiente,
ceniza y piedra viva,
desierto sin orillas.

Arde en el vasto cielo, laja y nube,
bajo la ciega luz que se desploma
entre estériles peñas.

Arde en la soledad que nos deshace,
tierra de piedra ardiente,
de raíces heladas y sedientas.

Arde, furor oculto,
ceniza que enloquece,
arde invisible, arde
como el mar impotente engendra nubes,
olas como el rencor y espumas pétreas.
Entre mis huesos delirantes, arde;
arde dentro del aire hueco,
horno invisible y puro;
arde como arde el tiempo,
como camina el tiempo entre la muerte,
con sus mismas pisadas y su aliento;
arde como la soledad que te devora,
arde en ti mismo, ardor sin llama,
soledad sin imagen, sed sin labios.
Para acabar con todo,
oh mundo seco,
para acabar con todo.

Octavio Paz

lunes, 16 de mayo de 2011

ANGUSTIA CUARTA

Federico

Toco a la puerta de un romance.
-¿No anda por aquí Federico?
Un papagayo me contesta:
-Ha salido.

Toco a una puerta de cristal.
-¿No anda por aquí Federico?
Viene una mano y me señala:
-Está en el río.

Toco a la puerta de un gitano.
-¿No anda por aquí Federico?
Nadie responde, no habla nadie...
-¡Federico! ¡Federico!

La casa oscura, vacía;
negro musgo en las paredes;
brocal de pozo sin cubo,
jardín de lagartos verdes.

Sobre la tierra mullida
caracoles que se mueven,
y el rojo viento de julio
entre las ruinas, meciéndose.

¡Federico!
¿Dónde el gitano se muere?
¿Dónde sus ojos se enfrían?
¡Dónde estará, que no viene!

(Una canción)

«Salió el domingo, de noche,
salió el domingo, y no vuelve.
Llevaba en la mano un lirio,
llevaba en los ojos fiebre;
el lirio se tornó sangre,
la sangre tornóse muerte».

(Momento en García Lorca)

Soñaba Federico en nardo y cera,
y aceituna y clavel y luna fría.
Federico, Granada y Primavera.

En afilada soledad dormía,
al pie de sus ambiguos limoneros,
echado musical junto a la vía.

Alta la noche, ardiente de luceros,
arrastraba su cola transparente
por todos los caminos carreteros.

«¡Federico!», gritaron de repente,
con las manos inmóviles, atadas,
gitanos que pasaban lentamente.

¡Qué voz la de sus venas desangradas!
¡Qué ardor el de sus cuerpos ateridos!
¡Qué suaves sus pisadas, sus pisadas!

Iban verdes, recién anochecidos;
en el duro camino invertebrado
caminaban descalzos los sentidos.

Alzóse Federico, en luz bañado.
Federico, Granada y Primavera.
y con luna y clavel y nardo y cera,
los siguió por el monte perfumado.

Nicolás Guillén